Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/2013 12:00:00 AM

El misterio de “la viuda blanca” de Kenia

Samantha Lewthwaite, viuda de uno de los atacantes suicidas de Londres en el 2005, es buscada por Interpol.

;
BBC
Su nombre es Samantha Lewthwaite y es de nacionalidad británica. Sus fotos la muestran como la tímida joven que una vez fue. Su apodo en la prensa de su país, "viuda blanca", la vincula con ataques que destrozaron cientos de vidas y conmocionaron dos naciones. Desde esta tarde la busca Interpol.

Lewthwaite es la viuda de Germaine Lindsay, uno de los cuatro atacantes suicidas que protagonizaron los atentados de Londres el 7 de julio de 2005. Ahora, la policía internacional está detrás de ella por pedido de Kenia, la nación africana que aún llora a las víctimas del ataque contra el centro comercial de Westgate, que dejó al menos 67 muertos este fin de semana.

Un comunicado de Interpol indica que la joven de 29 años, que ha sido vinculada con el grupo islámico al-Shabab que se adjudicó el asalto en Nairobi, "es requerida en Kenia por cargos de posesión de explosivos y conspiración para cometer un delito en diciembre de 2011". El pedido de Interpol no hace ninguna referencia a una eventual participación de Lewthwaite en el ataque del pasado fin de semana contra el centro comercial.

La alerta emitida por la fuerza de seguridad, conocida como "notificación roja", requiere que todos los países miembros del organismo detengan a la sospechosa para que sea extraditada.

Reacción y desaparición

La primera vez que el nombre de Samantha Lewthwaite apareció en la prensa fue días después de que su marido matara a 26 personas al detonar un artefacto explosivo en un vagón del metro londinense de la línea Piccadilly, cerca de la estación de King Cross.

Inmediatamente ella condenó las acciones de Germaine como "aborrecibles" y responsabilizó a sus compañeros de plegarias en las mezquitas más radicales:

"¿Cómo puedo esa gente convertirlo y envenenar su mente de esa manera? Él era un hombre inocente, simple y naive. Supongo que habrá sido el candidato ideal", le dijo la viuda al tabloide británico The Sun. Pero luego desapareció.

Se sabía que estaba en Kenia y el año pasado funcionarios admitían que había volado a Somalía. La policía local buscaba a una mujer que usaba varias identidades, incluyendo la de ella.

Lewthwaite no tiene ningún prontuario por actividades terroristas en el Reino Unido pero la policía de Kenia la rastreaba por presuntos vínculos con una célula que planeaba un atentado en la costa del país.

El periodista de la BBC Peter Taylor, quien realizó un programa sobre al Shabab, señaló que "si, como dice el ministro de Relaciones Exteriores (de Kenia), hay una mujer británica involucrada (en el ataque al centro comercial) 'que ha hecho esto en muchas ocasiones anteriores', existe una gran probabilidad de que sea Samantha Lewthwaite".

Hasta el momento no existe confirmación de ninguna participación de Lewthwaite, ni como organizadora, ni como atacante, ni como promotora de lo ocurrido en Nairobi y al Shabab ha negado el involucramiento de ninguna mujer.

Pero Taylor añadió que ella se ha convertido casi en una "figura mitológica" y su búsqueda lleva varios meses.

"No era una líder"

Hija del soldado británico Andy Lewthwaite, quien se casó con Christine Allen mientras servía en Irlanda del Norte durante los años 70, Samantha vivió primero en la localidad de Banbridge y luego en Aylesbury.

Raj Khan, un político local de esta ciudad que la conoció por muchos años, la recuerda como una chica promedio.

"La conocí cuando era una niña inocente, sin confianza, tímida y muy fácil de entablar amistad. Era una seguidora, no una líder".

En Aylesbury, Lewthwaite entró en contacto con una familia musulmana que la ayudó a convertirse al Islam cuando era adolescente.

En 2002 se casó con Germaine Lindsay, musulmán como ella que había nacido en Jamaica, a quien conoció ese mismo año en un sitio de internet islámico. Inicialmente vivieron en Huddersfield pero se mudaron a Aylesbury en septiembre de 2003. Seis meses después nació su primer hijo. El segundo vino al mundo después de los atentados de Londres.

"Ese julio de 2007 ella daba la impresión de desaprobar de forma muy crítica lo que había hecho su marido. Luego desapareció del radar y reapareció en Kenia. Parecería que se involucró con al Shabab para luchar la jihad que su marido creía estar peleando cuando atacó el metro de Londres", indicó el periodista de la BBC Peter Taylor y agregó:

"Si murió (en el ataque al centro comercial), entonces habría alcanzado la clase de martirio que su marido Germaine Lindsay alcanzó", señala Peter Taylor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.