Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2012/12/22 00:00

Saqueos en Argentina dejan centenares de detenidos

El país gaucho amaneció este sábado con varios establecimientos destruidos y centenares de detenidos.

Estación de servicio saqueada en San Fernando, Buenos Aires Foto: Martín Acosta/EFE

Policías antimotines en Argentina se enfrentaron este viernes con centenares de personas que trataban de saquear un supermercado en las afueras de Buenos Aires.

El incidente ocurrió a plena luz del día frente a un supermercado Carrefour en San Fernando, cerca de la capital. Y se prolongó hasta la noche.

La policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma, con lo que logró impedir el ataque. Pero en otras partes del país tiendas y supermercados fueron saqueados en el segundo día de disturbios.

Medios locales reportaron el sábado que al menos 500 personas han sido arrestadas en todo el país.

El diario La Nación reportó que, para prevenir nuevos incidentes, "los vendedores en Rosario pasaron la noche durmiendo en sus negocios, algunos armados, y conectados entre sí y con la policía".

El gobierno culpa a sindicatos vinculados a la oposición. "Esto ha sido orquestado. Alguien comenzó todo esto para crear una atmósfera de miedo", dijo el alcalde de San Fernando, Luis Andreotti.

Pero el líder sindicalista Luis Barrionuevo, en entrevista con radio Mitre, dijo que el gobierno no le "prestó atención" a la situación social de algunas zonas del área metropolitana de Gran Buenos Aires y que tuvo falta de "previsibilidad".

La televisión argentina mostró imágenes de personas -en su mayoría enmascaradas- tirando piedras a la policía y tratando de irrumpir en tiendas y supermercados.

Los primeros incidentes con saqueos se dieron el jueves en la ciudad de Bariloche. Por lo menos tres supermercados fueron saqueados allí por más de cien personas, que salieron con artefactos electrónicos, juguetes, ropa y comida.

Después de un pedido del gobernador provincial, el gobierno central envió unos 400 gendarmes a Bariloche, en la provincia de Río Negro.

Otros ataques fueron registrados durante la noche en las ciudades industriales de Campana y Zárate, en la provincia de Buenos Aires; Resistencia, en la provincia de Chaco; y en la tercera ciudad de Argentina, Rosario, en la provincia de Santa Fe.

Dos personas perecieron en Rosario mientras guardias de seguridad trataban de frenar el saqueo.

Al menos 117 personas fueron detenidas en la provincia de Buenos Aires y 128 en la de Santa Fe, señalaron las autoridades.

Todavía están frescos en Argentina los recuerdos de las revueltas y los saqueos de diciembre del 2001, durante el colapso económico que sufrió entonces el país.

Pero el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner acusa a grupos organizados, relacionados con la oposición y a los "medios derechistas" de tratar de socavar su programa de reforma social.

"Hay una parte de Argentina que desea conducir al país al caos y la violencia", afirmó el viceministro de Seguridad, Sergio Berni, en Bariloche. "Pero esta Argentina no es la misma de 2001", agregó.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, también opina que los disturbios son políticamente motivados. "La gente que sale de tiendas saqueadas con televisores de plasma no está hambrienta", señaló Scioli.

Entretanto, el dirigente sindical de oposición -exiliado de Kirchner- Hugo Moyano rechazó las acusaciones del gobierno. "Esto probablemente se disparó por la difícil situación que está enfrentando el pueblo argentino. No puedo imaginar que esto haya sido organizado por alguien", declaró Moyano, directivo de la Confederación General del Trabajo.                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×