Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/2010 12:00:00 AM

Sarkozy enfrenta semana crucial por reformas al sistema de pensiones

El caos en el sector transporte marcará lo que se prevé serán días clave para decidir el futuro del plan propuesto por Sarkozy, el que entre otros aspectos plantea elevar de 60 a 62 años la edad mínima de retiro.

;
BBC
La presión sobre el gobierno del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, para impedir las reformas al sistema de pensiones aumentó esta semana con el anuncio de cortes de ruta por parte de camioneros, nuevas huelgas de los sindicatos de trenes y la convocatoria a otra marcha nacional para este martes.
 
El caos en el sector transporte marcará así lo que se prevé serán días clave para decidir el futuro del plan propuesto por Sarkozy, el que, entre otros aspectos, plantea elevar de 60 a 62 años la edad mínima de retiro.
 
Las nuevas acciones de camioneros y trabajadores ferroviarios se producen 48 horas antes de que el Senado vote la medida y se suman a la huelga que desde hace siete días llevan a cabo los empleados de las 12 refinerías petroleras francesas.
 
Paros escalonados en otros sectores también han formado parte de la ola de protestas que comenzó hace cinco semanas y que tiene como principales protagonistas a empleados del sector público y estudiantes.
 
Repercusiones
 
El impacto de las paralizaciones ya se siente en todo el país. Este lunes, al menos 1.000 estaciones de servicio se quedaron sin combustible y muchas otras tienen abasto limitado.
 
Además, funcionarios de aviación franceses informaron que hasta la mitad de los vuelos desde y hacia Francia serán suspendidos el martes como consecuencia de la huelga nacional.
 
Y los problemas van más allá de la escasez de combustible: las calles también se calentaron este lunes cuando la policía antimotines lanzó gases lacrimógenos a jóvenes enmascarados que incendiaron un automóvil y vandalizaron varias paradas de autobuses en los suburbios de París.
 
Sin embargo, a pesar del complicado panorama que ha provocado la impopular medida, el Gobierno asegura que no dará su brazo a torcer. El palacio del Elíseo sostiene que todo está bajo control y advirtió que podría recurrir a la fuerza, si es necesario, para prevenir una parálisis total de la economía.
 
El Gobierno también insiste que si no se aprueban las reformas "el sistema explotará".

Además, se ha pronunciado en contra de la suspensión del suministro de gasolina.

"El derecho a la huelga no incluye detener el acceso a una estación de combustibles. Esa es una acción ilegal", señaló el primer ministro francés François Fillon.

Juego trancado
 
Según Fillon, hay combustible para mantener en marcha al país por semanas e instó a la población a que no haga compras nerviosas.
 
"Pero una vez que le dices a la gente que no entre en pánico, es precisamente lo que ocurre. El consumo de combustible se disparó en 50% durante los últimos días y ahora largas filas se forman en las estaciones de servicio en todo el país", señaló el corresponsal de la BBC en París, Christian Fraser.
 
"Las cosas parecen estar empeorando cada hora que pasa", agregó.
 
Ante la postura gubernamental, los sindicatos advirtieron que si el gobierno no cede, ellos tampoco.
 
La propuesta de reforma ya fue aprobada por la cámara baja del parlamento francés -la Asamblea Nacional- y el Senado ya aprobó los artículos clave de la misma, aunque todavía tiene que votar por el texto completo de la ley el próximo 20 de octubre.
 
Pero el 60% de la gente encuestada cree que las huelgas -que se han ido produciendo de forma esporádica- terminarán convirtiéndose en una protesta nacional como la observada por última vez en 1995. Y una mayoría también dice apoyar las protestas.
 
De manera que el tira y afloja entre el gobierno y los sindicatos ha llegado a un punto crítico y amenaza con paralizar a todo el país.
 
Con los mercados desesperados por ver a Francia controlar su déficit, estos podrían ser unos días decisivos para el presidente Nicolas Sarkozy.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.