Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2010 12:00:00 AM

Sarkozy estaba obsesionado con liberar a Íngrid Betancourt, según Wikileaks

Sarkozy llegó a pensar en reunirse con Manuel Marulanda, "Tirofijo" y sugirió el intercambio de la rehén por Simón Trinidad, uno de los cerebros financieros de las Farc.

La liberación de Ingrid Betancourt obsesionó tanto al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que estaba dispuesto a pagar un rescate por la rehén, según se desprende de varios cables diplomáticos estadounidenses divulgados por Wikileaks.

Según los cables, difundidos por el peródico El País, Sarkozy llegó a gestionar la intervención del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ante su homólogo Álvaro Uribe, y pensó incluso en reunirse con Manuel Marulanda, "Tirofijo", jefe de las Farc.

El presidente de Francia también sugirió el intercambio de Íngrid Betancourt por otro de las Farc, concretamente Simón Trinidad, cerebro financiero de la guerrilla extraditado a Estados Unidos en 2005.

"Ésa -dice El País- fue al menos la información enviada a Washington por sus embajadas en Bogotá y París".

"Marulanda -continúa el periódico- falleció en marzo de 2008, cuatro meses antes de que Colombia rescatara a Betancourt en una operación que puso fin a las triangulaciones y maniobras diplomáticas desarrolladas hasta ese momento por Francia, España y Suiza, entre otras naciones, para conseguir la liberación de la excandidata presidencial, según los cables diplomáticos".

En un almuerzo con su colega norteamericano en París hace dos años, el embajador de Bogotá, Fernando Cepeda, atribuyó la obsesión de Sarkozy por Betancourt a su enemistad con el ex primer ministro galo Dominique de Villepin, muy amigo de la secuestrada desde sus tiempos de estudiante en París.

El objetivo de Sarkozy sería demostrar que él "podría conseguir lo que Villepin (después de tremendos esfuerzos) no pudo", indica un cable, y la Embajada estadounidense coincide con esa apreciación.

La obsesión de Sarkozy, que promovió la mediación de Hugo Chávez, llegó a tal punto que, según un despacho de la Embajada de Estados Unidos en París, que cita como fuente al entonces encargado de negocios español, Pablo Gómez de Olea, los franceses "están preparados para actuar sin la autorización o conocimiento del Gobierno de Colombia".

"Dice (Olea) que los franceses pagarían gustosamente por la liberación de Betancourt y aceptarían promover la eliminación de las Farc de la lista de organizaciones terroristas", señala el cable.

Los franceses pusieron a España en la disyuntiva de apoyar a Francia o a Colombia, según Olea: "Nos dijo que los suizos eran más moderados que los franceses, pero que también eran capaces de actuar sin el consentimiento del Gobierno colombiano", indica el documento.

Según el cable, el asesor de asuntos estadounidenses del Elíseo (Presidencia de Francia), Damien Loras, apuntó que Sarkozy quería pedir a Bush usar "su influencia para convencer a Uribe de que ceda espacio a Francia a fin de que trabaje en la liberación de los rehenes".

Los emisarios del Gobierno galo también pidieron a Uribe que liberara a 200 presos de las Farc para activar la liberación de Betancourt, de acuerdo con los informes diplomáticos.

Además, Sarkozy buscó la mediación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Según el Comisionado para la paz de ese entonces, Luis Carlos Restrepo, el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, propuso a Uribe incluir a Venezuela en el grupo de países encargados de gestionar un canje de rehenes, si bien el mandatario colombiano rechazó la propuesta, revela un cable.

EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.