Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Se le metió al "rancho"

Con el envío de millones de litros de combustible de calefacción para los pobres de Estados Unidos, el 'chavismo' llegó al país del norte.

No es extraño que los seguidores de Hugo Chávez se tomen las calles ondeando banderas de Venezuela. Pero que esas escenas ocurran en Boston, una de las ciudades más importantes de Estados Unidos, no tiene antecedentes. Un grupo de nuevos 'chavistas' norteamericanos empezó a gestarse después de una hábil jugada del líder bolivariano que, anticipándose a la llegada del invierno en ese país, decidió proveer a la gente más pobre de combustible de calefacción a bajo costo. Mientras el presidente George W. Bush preparaba el viaje para recibir el día de acción de gracias en su rancho de Crawford, Texas, funcionarios de la compañía Citgo, filial de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), asistieron a un acto simbólico en el que hicieron la primera entrega a una familia de escasos recursos de Boston. Al evento asistieron los parlamentarios demócratas Bill Delahunt y Joseph Kennedy II, hijo de Robert Kennedy, que no ahorraron elogios para Chávez ni críticas para Bush. "Con este programa, está tratando de aliviar la carga que representan los altos costos del combustible. Con esto estamos respondiendo a un problema creado por la administración Bush", dijo Kennedy. Este convenio entregará 12 millones de litros del combustible, que serán repartidos entre 40.000 familias de Massachussets y barrios marginales de Nueva York. Esto permitirá un ahorro de cerca de 80 centavos de dólar por galón, que en total sumarán unos 10 millones de dólares. La medida, aunque inédita, ya había sido anunciada por Chávez meses atrás, después del paso de los huracanes Katrina y Rita. En aquella ocasión, Chávez dijo que ayudaría a los pobres de Norteamérica, ya que su gobierno no hacía nada por ellos. Este acuerdo se produce como respuesta a una carta redactada por un grupo de legisladores demócratas, en la que les pedían a nueve grandes compañías de petróleo de Estados Unidos un "respiro en los precios" del combustible para aliviar la situación de las familias de bajos recursos. Citgo fue la única que respondió el llamado. Este es el último episodio de la 'petrodiplomacia' adelantada por Chávez, quien ha ganado capital político debido al superávit energético que posee. La reciente Cumbre de las Américas de Mar del Plata, Argentina, fue la evidencia del liderazgo que el mandatario ha logrado consolidar en la región. Allí consiguió debilitar las intenciones de Estados Unidos de hacer despegar el Área de Libre Comercio de las Américas, y su propuesta de una Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) obtuvo un guiño de aprobación de los países del Mercosur y otros como Bolivia y Ecuador. Esta aprobación se sustenta en una serie de acuerdos energéticos como Petrocaribe, Petrosur y Petroamérica, con los cuales se ha granjeado el apoyo de varios gobiernos a cambio de subsidios petroleros. Una muestra es la 'luna de miel' que se selló con la visita del presidente argentino Néstor Kirschner a Venezuela. Durante ésta, se ultimaron los detalles de la adhesión de Venezuela al Mercosur desde diciembre y el aumento a cinco millones de barriles de suministro anual de Venezuela a Argentina. Muchos temen que las iniciativas integracionistas de Chávez naufraguen en caso de que la bonanza se detenga. Pero, por ahora, con la billetera llena y el barril de petróleo rozando los 60 dólares, el mandatario puede permitirse el lujo de hacer proselitismo incluso en el territorio de su enconado antagonista. Las opiniones están divididas entre quienes calificaron esta acción como la de un filántropo y quienes piensan que no es más que una avanzada populista. En todo caso, hoy, en Estados Unidos, hay quienes visten camisetas con la cara de Chávez estampada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.