Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/2/2017 7:14:00 PM

Secretario de Justicia de EE. UU. habría ocultado contactos con Rusia

Jeff Sessions, uno de los senadores más cercanos a Trump, está inmerso en una polémica tras revelaciones del 'Washington Post' que lo vinculan a las filtraciones con Rusia. Democratas piden su renuncia.

;
AFP

El secretario de Justicia estadounidense, Jeff Sessions, hombre cercano al presidente Donald Trump, es blanco de duras críticas por parte de los demócratas tras las revelaciones del diario ‘The Washington Post‘ sobre sus contactos con el embajador ruso en Estados Unidos.

Trump expresó su "total" confianza en Jeff Sessions, el septuagenario fiscal general que tiene al director del FBI (la policía federal) bajo su mando, tras revelaciones de que el exsenador omitió durante su audiencia de confirmación en el Senado sus encuentros con el embajador de Moscú en Washington, Sergey Kislyak.

Puede leer: Rusia y Vladimir Putin: la controversia que Donald Trump no consigue sacarse de encima

Pero Sessions, uno de los primeros aliados de Trump en Washington y impulsor de su dura política migratoria, salió adelante de los señalamientos y se apartó de cualquier investigación por los órganos de justicia sobre la campaña presidencial.

Sessions era objeto de una creciente presión, incluso dentro de las filas de la mayoría republicana en el Congreso, para que se recusara de la investigación del FBI sobre la interferencia informática atribuida a Moscú durante la campaña electoral.

La existencia de esa investigación, reportada por varios diarios estadounidenses, no fue confirmada oficialmente.

Le puede interesar: El ‘Rusiagate’

Sessions finalmente cedió: "He decidido recusarme de cualquier investigación existente o futura sobre cualquier asunto relacionado de cualquier forma a las campañas para presidente de Estados Unidos", dijo durante una conferencia de prensa en Washington.

Pero afirmó que era parte del rol de los senadores encontrarse con diplomáticos, y que en su reunión con el embajador ruso hablaron de "cosas normales", señalando no recordar si el tema de la elección fue abordado.

Casa Blanca en defensa 

La joven administración de Trump no logra aplacar la tormenta del caso ruso, que ya provocó la renuncia de su asesor de seguridad, Michael Flynn, el 13 de febrero.

El nuevo capítulo en el escándalo abre un nuevo frente de choque para los adversarios del nuevo presidente, ya suspicaces por la reticencia de la Casa Blanca de criticar al líder ruso Vladimir Putin.

También le puede interesar: Trump estalla contra la prensa y niega contactos con Rusia en campaña

Casi dos días después de saborear la buena acogida del discurso del mandatario el martes ante el Congreso, la Casa Blanca estaba en posición defensiva: Se trata de un nuevo "ataque de los demócratas contra la administración Trump", afirmó un responsable.

La recusación de Sessions no aplacará a la oposición demócrata, que pide tajantemente su dimisión.

"El Departamento de Justicia debe estar por encima de cualquier recriminación. Por el bien del país, el fiscal general Sessions debe renunciar", dijo el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer.

Puede leer: Renuncia el consejero de seguridad de Trump por su relación con Rusia

Nancy Pelosi, la jefa de la bancada demócrata en la Cámara de Representantes, dijo que el exsenador había "mentido y debía renunciar".

El Washington Post reveló el miércoles que Jeff Sessions tuvo dos encuentros con Sergey Kislyak, en julio y septiembre del año pasado.

En enero, en las audiencias del Senado, bajo juramento, Sessions había declarado que "no tenía contactos con los rusos".

Este jueves admitió que fue sorprendido por la pregunta de los senadores y que debió haber mencionado los encuentros durante la audiencia.

También le recomendamos leer: Rusia, Trump y el sexo

Esa reunión, añadió, "ocurrió durante la temporada de campaña, pero no recuerdo ninguna discusión política específica".

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo no estar al tanto de esos encuentros, pero subrayó que "el trabajo del embajador es tener la mayor cantidad de encuentros posibles, incluso con los representantes del poder ejecutivo y legislativo del país".

El cargo de Sessions está en el corazón del problema. Como fiscal general supervisa al FBI y por lo tanto la investigación de la policía federal sobre los posibles vínculos entre el entorno cercano de Trump y Moscú.

En contexto: ¿En qué consisten las duras sanciones aprobadas por Estados Unidos contra Rusia?

La recusación de Sessions deja la posibilidad de que la investigación se mantenga en el Departamento de Justicia.

Pero algunos legisladores republicanos ya se suman, como los demócratas, a presiones a favor de la designación de un fiscal independiente o especial.

Tal investigación también podría enfocarse en las preguntas aún sin respuestas sobre los lazos empresariales de Trump en Rusia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.