Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/01/16 00:00

Senado de EEUU entrega resto del paquete de rescate

El Congreso colocó los cimientos del plan económico del presidente electo Barack Obama al liberar la segunda parte del paquete de rescate financiero. Obama dará prioridad a ayudar a quienes han perdido su vivienda.

El presidente electo Barack Obama tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero. Foto: AP

Dos días después de que Obama solicitó personalmente la liberación de los 350.000 millones de dólares restantes del fondo de rescate, el Senado superó por escaso margen un intento por bloquear el dinero. El rescate fue aprobado por el Congreso en octubre a petición del presidente saliente George W. Bush.

Al otro lado del Capitolio, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que "la creación inmediata de empleos y la contínua creación de empleos" fueron los objetivos paralelos del proyecto de estímulo económico concebido para el próximo gobierno.

El plan recomienda reducciones fiscales para empresas y personas al tiempo que destina miles de millones de dólares a áreas como atención médica, educación, energía y carreteras.
 
Pelosi y el líder demócrata en el Senado, Harry Reid, han ofrecido tener aprobado el plan para mediados de febrero, a fin de que Obama pueda promulgarlo y aplicarlo.

Las dos cámaras debatieron la liberación de los 350.000 millones de dólares, pero la votación que tenía más importancia en este caso era la del Senado. Pese a la indignación entre legisladores demócratas y republicanos por la forma en que el gobierno de Bush ha manejado el programa hasta ahora, los aliados demócratas del próximo presidente prevalecieron con 52 votos a favor frente a 42 en contra.

La votación estuvo precedida por el compromiso de Obama de utilizar hasta 100.000 millones de dólares del dinero para ayudar a las personas en riesgo de perder sus casas por hipotecas vencidas.

Los fondos estarán disponibles en menos de dos semanas, para cuando se prevén nuevas evidencias de inestabilidad en bancos.

Obama, que el martes será investido como el presidente número 44 de Estados Unidos, estuvo en su oficina provisional al otro lado de la calle del Capitolio durante la sesión legislativa que despuntaba una nueva etapa gubernamental.

El presidente electo ha clamado por acciones expeditas y audaces para enfrentar la debacle económica sin igual desde la Gran Depresión en la década de 1930.
Obama ha ofrecido emplear el dinero para activar el mercado crediticio y generar préstamos a consumidores, pequeñas empresas y gobiernos municipales.

Obama dedicará dinero de rescate a embargos hipotecarios
El presidente electo Barack Obama prevé expandir el crédito y reducir los embargos hipotecarios con los 350 mil millones de dólares que restan del rescate financiero, dijeron legisladores el miércoles luego de conversar con asesores del próximo gobierno.

De esa cantidad, Obama descarta la entrega de más dinero a empresas, dijeron los legisladores mientras el Senado se dispone a votar el jueves si libera esa suma. Los legisladores insistieron en que los asesores del presidente electo pongan sus compromisos por escrito antes de la votación.

Con la esperanza de lograr el voto de los senadores cautelosos de los partidos Demócrata y Republicano, los asesores de Obama recorrieron el Capitolio el miércoles. La gestión culminó con una entrevista privada de senadores republicanos con el principal asesor económico de Obama, Larry Summers, y el secretario designado de la Casa Blanca, Rahm Emanuel.

En la Cámara de Representantes, el presidente del Comité de Servicios Financieros, el demócrata Barney Frank, dijo que Summers le aseguró el miércoles que Obama destinará una parte sustancial del rescate para apoyar a las personas con hipotecas que están en riesgo de perder sus casas.

Las intenciones ratificadas en privado rebasaron el ámbito que el equipo de Obama había deseado abordar en público sobre los planes que tiene el presidente electo para la segunda mitad de los 700.000 millones de dólares del llamado Programa de Apoyo a Activos en Problemas.

Obama pidió el dinero en los últimos días al Congreso e intenta atender la aprensión de los legisladores sobre la manera en que el gobierno saliente del presidente George W. Bush gastó la primera mitad del fondo. Las instituciones financieras favorecidas recibieron incondicionalmente el dinero y no han rendido cuentas del uso que han hecho de él.

Entre los demócratas aumentó el optimismo de que el Senado liberará el dinero al nuevo gobierno. Incluso hubo republicanos que encomiaron la influencia de Obama.
"Esos señores tienen ya mucha más credibilidad que el secretario (del Tesoro, Henry) Paulson", dijo el senador Jim DeMint.

No obstante, hubo republicanos que pidieron al próximo gobierno que ponga por escrito y en detalle los términos y objetivos de la distribución del dinero.
"Una cosa es lo que se dice en privado y otra completamente diferente lo que queda documentado", señaló el senador John Thune.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.