Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 1993/08/23 00:00

Sí, pero no...

Clinton admite que los homosexuales sean soldados siempre y cuando se hagan los machos.

Sí, pero no...

DESPUES DE VARIOS MESES de tire y afloje, el presidente norteamericano Bill Clinton dio a conocer la semana pasada una directiva presidencial sobre los homosexuales en el Ejército que, como otras decisiones del mandatario, no dejó contento a ninguno de los sectores en pugna.
La directiva disgustó a los militares más machos y dejó inconformes a los homosexuales más ortodoxos, porque básicamente dice que cualquier ciudadano puede ser homosexual y soldado, pero que no se le puede ocurrir mezclar ambas condiciones en una guarnición.
En pocas palabras, el Ejército aceptará gays y lesbianas siempre y cuando se comprometan a reprimir sus deseos y preferencias sexuales, día y noche. Si no lo hacen podrán ser investigados y dados de baja por conducta... homosexual.
Después del anuncio del presidente, los altos jefes de las Fuerzas Armadas se turnaron para expresar -a regañadientes- su apoyo formal a la nueva política. De lo que no se habló es que en el Ejército hay miles de soldados que no quieren admitir la idea de tener que dormir en el mismo camarote o bañarse en la misma ducha con un tipo al que le gustan los hombres, aunque no lo diga.
La decisión coincidió con la publicación de nuevos hallazgos en el sentido de que los homosexuales no se hacen sino que nacen condicionados por un gen de la madre que le imprime al carácter una inclinación por los prójimos del mismo sexo.
Pero las nuevas investigaciones no inmutaron a los activistas antihomosexuales de Estados Unidos. Gary Bauer, presidente del Family Research Council, que apoya la prohibición del Pentágono, dijo que el presidente había fallado en demostrar su liderazgo moral al aprobar semejante engendro de política.
Uno de los grupos que promueve los derechos de los homosexuales en el Ejército, tampoco quedó contento. "Lo que hizo el presidente -dijo el coordinador de la campaña Thomas Stoddard- fue acceder sin pelear a los estereotipados prejuicios que el mismo menosprecia".
El presidente aceptó que su nueva directiva no es perfecta, pero indicó que es un paso para suavizar la prohibición de más de 50 años. "Ciertamente nos complace a todos -dijo Clinton- y particularmente a aquellos que tienen las opiniones mas radicales en ambos lados de la discusion ". -
Homosexuales y soldados
UN HOMOSEXUAL QUE QUIEra ingresar al servicio militar en Estados Unidos debe someterse a las siguientes pautas dictadas por el presidente la semana pasada: .
.En su solicitud no está obligado a expresar su orientación sexual.
· Nada de abrazos ni besos en el perímetro de la base militar.
· Puede ir a los bares de homosexuales y lesbianas, tener amigos homosexuales, no importa que sean aquí vistas, participar en protestas por los derechos de los gays, sin uniforme, por supuesto.
· No puede casarse con su compañero o compañera homosexual. Es razón de despido.
· Sus compañeros pueden ser disciplinados si lo discriminan o lo tratan en forma indigna.
· No puede ser investigado por el simple hecho de ser homosexual. Al efecto tiene que existir una conducta derivada de su homosexualismo que este prohibida en el Ejército.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×