Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/10/31 10:14

Rusia y Egipto descartan que el avión hayan sido derribado

El brazo egipcio del grupo yihadista Estado Islámico afirmó haber derribado el avión ruso que cayó en el Sinaí y en el que murieron 224 personas. Gobiernos lo niegan.

El Airbus A320, perteneciente a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), se estrelló unos 23 minutos después de despegar. Foto: EFE.

El brazo egipcio del grupo yihadista Estado Islámico (EI) 'Wilayat Sina' afirmó este sábado en Twitter haber derribado el avión ruso en el Sinaí, en el este de Egipto, causando 224 muertos.

El Airbus A320, perteneciente a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), se estrelló unos 23 minutos después de despegar, con 217 pasajeros y siete miembros de la tripulación, todos de nacionalidad rusa. (Ver: Avión ruso con más de 200 pasajeros se estrella sobre Egipto)

"Los soldados del Califato lograron abatir un avión ruso en la provincia del Sinaí que transportaba a más de 220 cruzados, quienes murieron todos", afirmó el grupo extremista en un comunicado colgado en sus cuentas de Twitter, en las que asegura actuar en represalia por la intervención militar rusa en Siria.

"Que sepan los rusos y sus aliados que no hay seguridad para ellos en la tierra de los musulmanes ni en sus espacios aéreos", afirmaron enseguida. Y luego concluyeron diciendo: "Mueren decenas de personas en el territorio de Shams (Oriente Medio) por los bombardeos de sus aviones y, al igual que matan, serán matados".

Al poco tiempo de conocerse el supuesto comunicado del grupo Wilayat Sina, el gobierno ruso respondió. El Ministerio de Transporte de ese país afirmó que la comunicación del grupo terrorista no era verídica. "En algunos medios de comunicación han aparecido informaciones acerca de que el avión de pasajeros ruso que volaba de Sharm el Sheij a San Petersburgo fue alcanzado por un misil lanzado por terroristas. Esta información no puede considerarse verídica", dijo Maxim Sokolovel, ministro de Transporte de Rusia.
 

Foto: EFE.

Los equipos de rescate egipcios han recuperado hasta el momento 129 cuerpos sin vida, informó el primer ministro egipcio, Sherif Ismail.

En una rueda de prensa retransmitida por la televisión estatal, Ismail añadió que las labores de rescate continúan en la zona donde se precipitó el aparato, cuyos restos quedaron diseminados en un radio de entre seis y ocho kilómetros.

El Cairo y Moscú descartan que hayan sido derribado


Las autoridades egipcias y rusas descartaron la posibilidad de que el Airbus A321 haya sido derribado desde tierra.

"Expertos aseguraron que técnicamente no se puede derribar un avión que vuela a esa altura y es la caja negra la que determinará la causa", declaró en una rueda de prensa el primer ministro.

Las declaraciones de Ismail se producen poco después de que el Ministerio de Transporte ruso calificara de "no verídicas" las informaciones que apuntaban a que el avión ruso podría haber sido objeto de un ataque terrorista.

Insistió: "Según los datos de que se dispone actualmente, basados en nuestros contactos de trabajo con la parte egipcia, la información de que el avión fue derribado no se puede considerar verídica".

A pesar de estos desmentidos, la aerolínea alemana Lufthansa, la primera de Alemania, ha asegurado que no sobrevolará la península del Sinaí hasta que se aclaren completamente las circunstancias de la catástrofe.

Fuentes de la compañía aérea confirmaron que se evitará por razones de seguridad el espacio aéreo sobre la península, después de que el diario Die Welt avanzara esa información.

Avanza el rescate

Las cajas negras del avión ya fueron recuperadas, lo cual permitirá esclarecer las causas del incidente, que se produjo poco después de que el vuelo despegara desde la localidad turística de Sharm el Sheij rumbo a San Petersburgo.

Mientras, los primeros 34 cuerpos de las víctimas llegaron a El Cairo, según confirmaron a Efe fuentes de la morgue de Zenhun, la principal de El Cairo, situada en el barrio popular de Sayeda Zeinab.

Los cuerpos están siendo trasladados desde el lugar del suceso, en una zona montañosa y de difícil acceso del Sinaí, hasta el aeropuerto militar de Kebrit, en la ciudad de Suez, en aviones de las Fuerzas Armadas, y posteriormente por carretera hasta la capital egipcia.

Las víctimas fallecieron a causa de "una explosión y por asfixia", dijeron a Efe fuentes de los servicios de emergencia, las cuales revelaron que algunos cuerpos presentaban heridas graves, mientras que otros sólo signos de asfixia.

Según las autoridades egipcias, a bordo viajaban 214 turistas rusos, tres ucranianos y siete miembros de la tripulación, de nacionalidad rusa, y entre ellos había 132 mujeres y 17 niños. Por su lado, fuentes rusas cifran en 24 a los menores que había a bordo y en cuatro a los ucranianos.


Con información de EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.