Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2012 12:00:00 AM

Sobre la cuerda floja

Las relaciones entre Turquía y Francia están al borde del abismo desde que el Senado francés aprobó una ley que penaliza a quien niegue que las tropas turcas cometieron un genocidio de entre 1 y 2 millones de armenios en 1915 y 1916.

Las relaciones entre Turquía y Francia están al borde del abismo desde que el Senado francés aprobó una ley que penaliza a quien niegue que las tropas turcas cometieron un genocidio de entre 1 y 2 millones de armenios en 1915 y 1916. Ankara nunca ha aceptado el término y el tema es tan sensible que Turquía castiga con cárcel a quien lo afirme. Sin embargo, historiadores consideran esa masacre el primer intento moderno de acabar con una población por su origen étnico. El proyecto francés, que solo espera la ratificación del presidente Nicolas Sarkozy, fue calificado por el primer ministro turco, Reccep Tayyip Erdogan, de discriminatorio y racista. Otros creen que es una estrategia de Sarkozy, para conquistar el voto de los 500.000 armenios que viven en Francia. Armenia celebró la ley y afirmó que "quedaría escrita en oro en los anales de la historia de la protección a los derechos humanos".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.