Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2001 12:00:00 AM

Socks o no Socks

Socks o no Socks Socks o no Socks
Una cuestion fundamental tiene preocupados a los norteamericanos ante el inminente final de la era de Bill Clinton: el destino del gato de su hija Chelsea, Socks. El problema es que el felino, que protagonizó la vida de la Casa Blanca en los primeros años de mandato, no se entiende con Buddy, el labrador de la familia, que se ganó la primacía desde su llegada en 1997. Una opción es regalarlo a la secretaria Betty Currie, para que viva en la oficina senatorial de Hillary en Washington mientras Buddy se residencia en la casa de la familia en Chappaqua, Nueva York. Fuentes cercanas aseguran que Clinton ha hecho todo lo posible por reconciliar a Buddy con Socks pero que a éste se le eriza la nuca con sólo ver a su rival.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com