Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/08/20 15:22

La historia de la abuela destripadora

Las autoridades rusas capturaron a Tamara Samsonova, una señora de 68 años señalada de asesinar y desmembrar a por lo menos 11 personas.

Tamara Samsonova ha sido denominada la 'abuela destripadora'. Foto: east2west news

La idea de la pobre viejecita tierna e inocente tiene una antagonista con nombre propio. Los medios europeos han registrado con horror el caso de Tamara Samsonova, a quienes algunos llaman la 'abuela destripadora'.

La historia de esta 'abuelita' –que no es mal argumento para una película de terror– empezó después de que la policía rusa encontró en las calles de San Petersburgo bultos en los que había partes de cuerpos sin vida.

Los investigadores siguieron las pistas y dieron, entre otros sospechosos, con Tamara Samsonova. Las sospechas recayeron sobre esta mujer luego de que cometiera lo que habría sido su último crimen, el de Valentina Ulanova, una mujer de 79 años que era cercana a ella y cuyos restos fueron hallados en las afueras de la ciudad poco tiempo después de que las señoras tuvieran una discusión.

Según señalan medios como el Komsomolskaya Pravda, de Rusia, Tamara estaba cansada de su presencia y la habría envenenado y desmembrado cuando aún estaba con vida.

Tamara habría arrastrado el cuerpo hasta el baño para envolver las extremidades en la cortina de la ducha que introdujo en bolsas de plástico.

Samsonova quedó detenida el mes pasado, luego de que se hizo público un video de las cámaras de seguridad que la muestran trasladando pesadas bolsas hacia afuera de su edificio. La Policía sospecha que en esos bultos había partes de los cuerpos de sus víctimas. En las imágenes se le ve con un impermeable, cargando una bolsa hacia la calle.

Pero hubo algo más. Tras el arresto, la policía halló un diario personal (escrito en ruso, inglés y alemán) donde la mujer relataba haber asesinado y desmembrado al menos a 10 personas. Los casos datan de hace más de una década, según informa el periódico inglés Daily Mail. Además, las autoridades encontraron en su casa libros de magia negra y astrología.

En los diarios se narraban historias de crímenes parecidos a los que se investigaban, pero los investigadores anunciaron que no van a revelar todos los detalles de los diarios hasta que concluyan las pesquisas.
 
El esposo de Tamara desapareció en 2005 y hasta el momento no ha sido encontrado, por lo que este hecho también volverá a ser materia de investigación ahora que la detuvieron.

Al ser capturada, la actitud de la anciana fue tan cínica como impredecible. Ante las cámaras de la prensa lanzó un beso. Luego, cuando el juez Roman Chebotaryov le pidió que se dirigiera a la corte, ella respondió: “Me estoy sofocando aquí, ¿puedo salir?”

Enseguida agregó: “Me estaba preparando para esta acción judicial durante años. Todo se hizo deliberadamente... No hay manera de vivir. Con este último asesinato cerré el capítulo”.

El juez dijo: “me piden que la arreste. ¿Qué piensa de eso?”. Y ella respondió: “Usted decide, su señoría. Después de todo, yo soy culpable y merezco un castigo”.

Y cuando le anunciaron que estaría en captura bajo la custodia, ella sonrió y aplaudió.

Una fuente de la investigación dijo: “Ella es o mucho más estúpida o mucho más inteligente de lo que parece”.

El caso ya está en manos de la justicia… Y del cine y la literatura.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.