Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1992/03/16 00:00

Terror

Intentando acorralar al gobierno peruano, Sendero Luminoso sume a Lima en el miedo.

Terror

LAS SIETE DE LA NOCHE del martes de la semana pasada, el embajador norteamericano en el Perú, Anthony Quainton, regresaba a su residencia luego de entrevistarse con el presidente Alberto Fujimori. Mientras su automóvil cruzaba la verja, un carro bomba fue lanzado contra una tapia situada a unos 100 metros de distancia, por unos hombres que simulaban repararlo. La explosión de 80 kilos de dinamita y un componente químico denominado "Anfo", causó inmediatamente la muerte de dos personas mientras una tercera, un sargento de la policía, murió el día siguiente. La residencia sufrió daños considerables.
El atentado sugirió un escalamiento de la "guerra popular" que libra el grupo maoísta contra el gobierno peruano, que ha causado desde su inicio en 1980 más de 25 mil muertos y desaparecidos. El mismo martes Sendero elevó el pánico al destruir con explosiones siete locales bancarios y un cine del exclusivo sector de Miraflores, asesinar dos oficiales del Ejército y emboscar una patrulla policial en plena ciudad
Todo ello fue considerado la preparación para el paro armado, que se realizaría el viernes. Sin que se vislumbre una política oficial diferente a la represión armada, Sendero sigue siendo uno de los grupos terroristas más "peligrosos" de América Latina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.