Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2016 10:56:00 AM

En imágenes: la conquista de The Rolling Stones a La Habana

"Buenas noches mi gente de Cuba", así abrió el vocalista y líder de The Rolling Stones, Mick Jagger, el inolvidable concierto.

Fue un estallido de música y color. Los Rolling Stones hicieron historia el viernes con un megaconcierto, el primero de su tipo en la isla y el broche de oro con el que cerraron su gira latinoamericana "Olé".

El eléctrico Mick Jagger, con saco negro bordado en rojo y plateado, camisa roja satinada y pantalón negro, subió a un escenario fabricado al aire libre para la ocasión en la Ciudad Deportiva ante medio millón de personas que esperaron por horas para lograr los primeros lugares, ver a sus ídolos y realizar con ellos un ritual de clásicos del rock.

"Hola Habana, buenas noches mi gente de Cuba", lanzó Jagger en perfecto y modulado español ante un público que lo vitoreaba a poco de empezar el concierto que arrancó con el clásico "Jumpin‘ Jack Flash".

"Sabemos que años atrás era difícil escuchar nuestra música aquí en Cuba, pero aquí estamos. Pienso que los tiempos están cambiando", agregó el vocalista en relación a las dificultades que las bandas angloparlante tuvieron en los años 60 y 70 en la isla, cuando al calor de la revolución se los silenciaba en las radios y medios bajo el argumento que su estática representaba la decadencia del capitalismo occidental, aunque los isleños se las ingeniaban pasándose los discos de vinilo de mano en mano. (AP)

Reviva el concierto con estas fotografías y videos publicados en redes sociales:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.