Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1991/06/03 00:00

TIEMPOS DE PAZ

Tras una década de guerras civiles, la paz parece estar cercana en El Salvador y en Guatemala

TIEMPOS DE PAZ


LAS GUERRAS CIVILES QUE HAN ESTREMECIdo a Centroamérica en los últimos 20 años, han cobrado casi dos mil veces más muertos que el reciente terremoto que azotó tierras costarricenses y panameñas. Pero a cambio de asistencia humanitaria y ayuda económica, lo que ha proliferado es el estallido de los cohetes y la presencia de asesores militares.
Esa tendencia parecía en proceso de extinguirse la semana pasada. Principalmente en El Salvador, y también en Guatemala, nunca como ahora, la población parecía a punto de recobrar la paz.

En los acuerdos sobre El Salvador, alcanzados la semana pasada en conversaciones celebradas en México, el gobierno de Alfredo Cristiani y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), iniciaron un proceso que podría llevar a la paz definitiva. La demostración de que los vientos de paz corren con fuerza en El Salvador, es la determinación de los negociadores para superar las dificultades. Los contactos estaban estancados por la negativa de la delegación gubernamental a modificar el artículo 248 de la Constitución, que establece que las reformas a la Carta solamente pueden hacerse en dos legislaturas. Por lo mismo, no se conseguía acuerdo en cuanto al cese al fuego. Problemas de ese tipo hubieran llevado al fracaso de las conversaciones. Pero esta vez, los comisionados resolvieron tomar al toro por los cuernos, y atacar los asuntos de fondo, para cimentar sobre bases sólidas los acuerdos definitivos.

Los acuerdos son un paquete de reformas constitucionales destinadas a limitar el poder de las Fuerzas Armadas, e imponer modificaciones sustanciales a los sistemas judicial y electoral. Sobre las nuevas bases, las partes podrían llegar a detener las hostilidades en forma permanente, una vez que se reúnan de nuevo en este mes. Alvaro de Soto, representante personal del secretario general de la ONU Javier Pérez de Cuéllar, fue muy cortante en sus declaraciones. Para él, la nueva ronda de conversaciones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.