Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/1990 12:00:00 AM

TODOS A LAS URNAS

Sin los bombos y platillos de Europa Oriental la democracia se afianza en America Latina, pero las perspectivas son oscuras.

Desde comienzos del año pasado, el mundo entero ha puesto sus ojos en Europa Oriental, donde se produjo algo que se consideraba casi imposible: la caida de los regimenes comunistas y la instauración de la democracia representativa.
Sin embargo, en un plazo un poco mas largo, pero con Implicaciones igualmente importantes, en America Latina ha venido culminando un callado proceso hacia los gobiernos elegidos en las urnas. Largamente considerado el continente de las charreteras, el territorio al sur del Rio Grande es hoy uno de los bastiones más importantes de la democracia en el mundo .

Pocos periodos como el comenzado en diciembre de 1988 con las elecciones venezolanas y culminado a principios del presente con los comicios de Colombia y Perú, han desplegado un espectáculo democratico mas amplio en estos países. El primero que siguio fue El Salvador, en marzo del año pasado, y luego Panama, Bollvia, Argentina y Paraguay, en mayo, Honduras, Uruguay y Brasil en noviembre, Chile en diciembre, Costa Rica y Nicaragua en febrero de 1990, para terminar en Perú el 8 de abril y en Colombia el 27 de mayo proximo.
En el mismo periodo y mediante procesos diferentes, terminaron las dictaduras de todos los matices ideológicos, con excepcion de la de Cuba.
Hasta Haiti presenta signos de apertura política con la reciente asuncion a la presidencia de la abogada Ertha Pascal-Trouillot, cuyo gobierno ha prometido elecciones para el mes entrante, lo cual podria significar, por fin, una esperanza democratica para el país mas pobre del hemisferio occidental.

Hay quienes comparan lo sucedido en esos ultimos meses con los años cincuenta, cuando grandes dictaduras de viejo estilo caudillista cayeron una tras otra. En 1955 cayo la dictadura de Juan Domingo Peron en Argentina en 1957 la de Gustavo Rojas Pinilla en Colombia, en 1958 la de Marcos Perez Jimenez en Venezuela y en 1959 las de Rafael Leonidas Trujillo en Republica Dominicana y Fulgencio Batista en Cuba. Pero ese, que parecia el advenimiento de la democracia, pronto se convirtió en un espejismo. El experimento que fructifico en Venezuela y Colombia, países que, por otra parte, tenian buenos antecedentes de gobierno elegidos en las urnas, tracaso en Argentina. Republica Dominicana y Cuba que cayeron, mas tarde o mas temprano, en una nueva torma de absolutismo representada, en los primeros casos, por nuevos dictadores de perfil mas bajo, y en Cuba por la dictadura del proletariado personificada en la figura de Fidel Castro.

Esta vez, sin embargo, el fenómeno adquiere caracteristicas mas profundas. Dictaduras de gran vuelo, como la de Augusto Pinochet (cuya dinamica era la defensa de los valores burgueses tradicionales de la sociedad chilena) y la de los sandinistas en Nicaragua (que exhibian un marxismo de nuevo cuño), fueron derrotadas en las urnas, con lo que se establecio un procedimiento sin antecedentes en el continente. Pero ademas el relevo no abarca solamente el sistema de gobierno, sino una nueva tendencia marcada hacia la centroderecha y un cambio generacional que hace que muchos de los gobernantes elegidos dispongan de una sólida formación académica y esten apenas sobre los 40 años .

CHILE
En Chile el transito hacia la democracia comenzo cuando el electorado le dio un sonoro NO a las pretensiones del general Augusto Pinochet de mantenerse durante ocho años mas en el cargo, en un plebiscito efectuado el 05 de octubre de 1988. Patricio Aylwin, quien un año mas tarde se convertiría en el presidente de la renovada democracia chilena, le cerro el paso al general al conformar una inverosimil alianza de 17 partidos que fue sólo posible debido al rechazo generalizado que ya se notaba en la mayoria de la población, a pesar de unos resultados económicos muy promocionados pero que son objeto, aun hoy, de debate entre los especialistas.

NICARAGUA
En Managua, los sandinistas pasaron por el bautismo de fuego de demostrar que no sóLo eran capaces de poner su poder a disposición de unas elecciones libres, sino de perderlo ante un contendor claramente pro norteamericano y derechista. Practicamente ningun observador internacional fue capaz de predecir lo que le venia pierna arriba al presidente y candidato Daniel Ortega Saavedra, y cuando este anunció su derrota ante Violeta Barrios de Chamorro, casi nadie apostó porque los sandinistas darian tan claras pruebas de querer entregar el poder el 25 de abril.
Pero lo que sucede en Nicaragua parece probar que la paz tambien tiene su dinamica y todo indica que los Contras (o Resistencia Nicaraguense) accederan a terminar la guerra patrocinada durante tantos años por los Estados Unidos y reincorporarse a la vida civil, mientras los sandinistas, apoyados por la sólida mayoria de que disponen como movimiento unitario, seran capaces de entrar en un juego que pocos imaginaban: la oposición democratica en medio de la competencia partidista.

A BALA
Pero no todas las revoluciones antiautoritarias fueron pacificas. En Paraguay el decano de los dictadores latinoamericanos, el general Alfredo Stroessner, con mas de 35 años en el poder, fue derrocado a tiros por un viejo colaborador suyo, su yerno el tambien general Andres Rodriguez, el 3 de febrero del año pasado. Pero Rodriguez tiene aun que demostrar que no se trata de un Stroessner II y que el paso de su país a la democracia ha sido genuino. Rodriguez se apresuró a convocar unas elecciones para el siguiente lo de mayo, en las que resultó vencedor con el 74% de los votos, apoyado por el aparato partidista Colorado del propio Stroessner.

Esas elecciones, aunque fueron reconocidas como relativamente limpias, dada la poca tradición democratica de Paraguay, no sirven mucho por si solas para solidificar la imagen democratica de Rodriguez. Pero ciertas medidas, como la apertura ante los medios de comunicación (muchos de los cuales estaban cerrados en el regimen anterior), y el desmantelamiento del aparato represivo de Stroessner, son en apinión de muchos observadores, puntos a favor de la sinceridad de Rodríguez.

La aparición de Panama en la lista de certamenes electorales no es mas que un rigor estadistico. Convocadas por el general Manuel Antonio Noriega, esos comicios fueron primero burlados por los Estados Unidos al orquestar toda una operación ilegal de apoyo al candidato de oposición, y luego por el propio Noriega, quien para muchos falseo el dictamen para proclamar a su candidato Carlos Duque. Los resultados reales quedaron en el misterio, y la Corte Electoral, sucesivamente los anulo y convalido luego de la invasion de tropas de los Estados Unidos.

La herida de Panama, donde el candidato "elegido" fue entronizado, con miles de muertos de por medio, por una potencia extranjera en una base de su propiedad, no acaba de cicatrizar. Pero el hecho es que Guillermo Endara es un civil no supeditado a la voluntad de un caudillo militar. Lo que falta por ver es si Endara, ante una eventual confrontación de intereses con los Estados Unidos, estaria en capacidad de desobedecer a su promotor y amigo, el presidente norteamericano George Bush; mas alla de ayunos voluntarios que, hasta ahora, poco o nada han hecho para afianzar su imagen de presidente de un pais serio e independiente.

CAMBIO GENERACIONAL
Los dos países mas populosos de América Latina, México y Brasil, tienen presidentes que encabezan movimientos renovadores aunque provienen del establecimiento tradicional de sus respectivos países. Pero sobre todo, ninguno de los dos ha celebrado su cumpleaños numero 42.

Esa tendencia se inició con la elección de Carlos Salinas de Gortari en México, en julio de 1988. Aunque resultó elegido por cuenta del Partido Revolucionario Institucional, en el poder desde hace mas de 70 años, y los comicios enfrentaron la primera competencia real ante la disidencia de Cuauhtemoc Cardenas, pronto el joven presidente de escasos 40 años inició un proceso de limpieza de las instituciones y lo que se ha denominado un "desmonte" de la hegemonia del PRI.
Muchos observadores comparan la actitud pragmatica de Salinas en México con la perestroika de Mijail Gorbachov en la URSS, pues el estadista azteca advirtió que las fuerzas sociales de su país no estaban en condiciones de resistir más años de corrupción administrativa. Pero ademas, a pesar de los antecedentes izquierdistas del PRI, Salinas inició un gobierno de clara orientación centro derechista que incluyó la privatización de un numero indeterminado de empresas estatales.

En Brasil, Fernando Collor de Mello asumió el gobierno del país mas grande de la región con el dificil encargo de salvar una economia afectada por una inflación mensual superior al 80% y, de paso, consolidar una democracia que habia comenzado su repunte con la elección parlamentaria de Tancredo Neves el 15 de enero de 1985, quien murió antes de asumir el cargo, con lo que dejó en el poder a su vicepresidente Jose Sarney, quien habia estado fuertemente vinculado con los gobiernos militares que se mantenian en el poder desde 1964.

HACIA EL CENTRO Y LA DERECHA
La nueva tendencia latinoamericana hacia la consolidación de la democracia representativa tiene otro ingrediente: la derivación ideológica hacia el centro, cuando no hacia la derecha declarada.

El primer ejemplo de esa situación esta dado por el triunfo de Alfredo Cristiani en las elecciones salvadoreñas de marzo de 1989. Candidato del ultraderechista partido Arena, Cristiani ha hecho esfuerzos por desligar su imagen de la del lider de su organización politica, el coronel Roberto D'Abouisson, recordado continentalmente como el autor intelectual del asesinato de monseñor Arnulfo Romero en 1980 y señalado como el cerebro de la masacre de los jesuitas en medio de la ofensiva general lanzada por el Frente Farabundo Marti para la Liberación Nacional (FMLN) en noviembre pasado.

La continuidad de la guerra de insurreccion del FMLN se ha visto seriamente amenazada por la derrota de sus amigos sandinistas en Nicaragua y por los movimientos hacia la liberalización política que se desarrollan en Moscu, que han dejado de lado la exportación de los movimientos revolucionarios en Latinoamerica. En esas condiciones, la gestión de Cristiani bien podria terminar con la guerra que desangra al pais desde hace mas de 10 años. Pero esa es una predicción que muy pocos analistas se atreven a hacer.

Venezuela, con el segundo turno al bate del viejo populista Carlos Andres Perez, vio cómo el paso de los años, pero sobre todo el cambio de circunstancias políticas y económicas, convirtieron a Carlos Andres en un presidente que no dudó en embarcar a su país en un programa de ajuste que, en plena luna de miel con sus electores, desencadenó en el pais una serie de disturbios que llegó a conocerse como el Caracazo.

En Honduras, las elecciones de noviembre pasado testificaron la ascensión al poder del opositor partido conservador, de tendencia centroderechista, con otro cuarentanero como presidente. Rafael Callejas derrotó al continuismo del partido liberal del anterior presidente Jose Azcona con propuestas como la reducción del desempleo, estimado en el 35%, reducir el costo de vida y dinamizar la anquilosada administración publica.

En Costa Rica, la gran popularidad del presidente Oscar Arias no logró evitar que la oposición le arrebatara en las urnas el 4 de febrero pasado el poder a su partido Liberación Nacional. Rafael Angel Calderón, un abogado de sólo 40 años de edad y miembro de la clase politica tradicional del país, impuso las ideas de su Partido Social Clistiano. Los buenos indices del pais, que tiene sólo el 3.8% de desempleo y la inflación mas baja de America Latina, de 9.95%, y los logros políticos de Arias no lograron compensar la desventaja de edad (el aspirante oficialista, Carlos Manuel Castillo, tiene 62 años) ni el hecho de que la gente atribuyera el éxito de la gestión mas a la terquedad del presidente saliente que a los postulados de su partido.

Si alguno de los nuevos presidentes latinoamericanos tiene antecedentes revolucionarios, ese es el boliviano Jaime Paz Zamora, quien hasta finales de los años 70 tenia ideas de abierto marxismoleninismo. Pero al llegar a la presidencia el 7 de agosto del año pasado, hacia mucho tiempo Paz habia derivado hacia una social democracia moderada. De hecho, en su gobierno se ha cenido a su promesa de mantener la estabilidad y el crecimiento del sistema financiero, con una alta dosis de disciplina fiscal y un sistema de precios fundamentado en la oferta y la demanda, todo ello combinado con una cerrada lucha contra las mafias de narcotraficantes que infestan el país, en la que no le ha temblado la mano hasta para extraditar a Estados Unidos a Luis Arce Gómez, un ex ministro del gobierno del infausto general Luis Garcia Mesa.

Los resultados electorales en Argentina resultaban engañosos. El triunfo del peronismo en cabeza de Carlos Menem presagiaba el regreso de la influencia exagerada del sindicalismo en la vida argentina, en el mejor de los casos, o el del populismo a ultranza, en el peor. Aunque el pintoresco Menem no ha dejado sus practicas populistas, su programa económico se ha basado mas en la privatización, la reforma fiscal y el ordenamiento del sistema financiero, que en actitudes de tipo social. Menem, con la influencia tempranera de la multinacional Bunge y Born, puso en marcha un programa de shock que llevó a la gente a la calle para saquear comercios, en medio de las criticas de sectores para quienes la austeridad impuesta resultaba intolerable. Nada parecido, en todo caso, a las expectativas creadas en torno a quien habia ganado la presidencia a la sombra del general Juan Domingo Peron.

Y en Uruguay, el centrista Luis Alberto La Calle, del Partido Blanco, gano el poder en noviembre pasado con banderas como la critlca al tamaño e meticiencia de las empresas estatales, y al poder exagerado de los dirigentes de los sindicatos y con la promesa de mantener al país dentro de la economia de mercado en medio de la privatización de muchos entes estatales.
Pero el triunfo del candidato del izquierdista Frente Amplio a la intendencia (alcaldia) de Montevideo, Tabare Vasquez, obligó a una dificil "cohabitación" cuyos resultados podrian llevarlo al menos eso es lo que esperan sus lideresa que el Frente Amplio, de tendencia marxista, tuviera su gran oportunidad en las próximas elecciones de 1994.

Por ultimo, en Colombia el país se encamina a escoger entre dos opciones de tendencia claramente derechista, si bien el triunfo del candidato liberal Cesar Gaviria Trujillo se da como descontado. Y en Peru, todo indica que la propuesta del novelista Mario Vargas Llosa, con su movimiento Libertad, alejara al país de la senda centroizquierdista del joven presidente Alan Garcia (ver recuadro) .

¿JARDIN DE ROSAS?
Todo lo anterior conforma un panorama que parece mentira si se le compara con el que existia antes de 1980, cuando casi 400 millones de habitantes vivlan en America Latina bajo la bota militar. Hoy el mapa del subcontinente solo presenta un gobierno autoritario en Cuba, aunque su creciente aislamiento permite a muchos observadores asegurar que el regimen de Fidel Castro tendra que hacer profundos ajustes políticos, si no quiere seguir el camino que han tenido que atravesar el año pasado los regimenes comunistas de Europa Oriental.

Sin embargo, el problema fundamental de la deuda externa, que colectivamente asciende a mas de 400 mil millones de dólares, se convierte en una seria amenaza contra la estabilidad de la región. En la mayoria de los paises, los dineros que ordinariamente se hubieran autorizado para combatir la pobreza, mejorar los servicios publicos como educación y salud, se gastaron en el pago de semejante carga, cuando no se perdieron en medio de un proceso inflacionario que en muchos casos, como Argentina, recordó los días caóticos de la Alemania de Weimar.

En parte por esas razones, y en parte por las deficiencias estructurales inveteradas, la liberalización política y la desaparición de los regimenes militares autocraticos no ha traida consigo nada que se parezca a la democracia económica. Por el contrario, probablemente las brechas entre las clases sociales se han ampliado y buena parte de esa clase media laboriosamente formada a traves de los ultimos 25 años, ha sido empujada de nuevo a la pobreza, principalmente en países como Brasil, Argentina y Perú. Y sectores completos, sobre todo en el agro, han desaparecido del mapa económico.

Para complicar las cosas, la liberalización de Europa Oriental hace temer a muchos analistas que la ayuda económica que se hubiera podido esperar de Estados Unidos y Europa Occidental -en apoyo a la democratización de Latinoamerica se desvie hacia los antiguos países comunistas, que no sólo por sus vinculos históricos, sino por su mayor importancia estrategica e ideológica, se han convertido en el centro de atracción mundial. La desaparición de las fronteras internas en la Comunidad Económica Europea tampoco es vista con entusiasmo a este lado del mundo porque bien podria representar el cierre de mercados para los países latinoamericanos, antes que la apertura de nuevas perspectivas.

En forma paradójica, probablemente la misma debilidad de las economias nacionales de America Latina podria ser la garantia de que los regimenes militares no regresen a sus andadas de decadas anteriores. Muchos creen que la etapa militarista esta superada simplemente porque los militares ya no quieren involucrarse en un manejo cada vez mas complejo, que por otra parte responde hoy en forma mas directa al escrutinio de poblaciones mejor acostumbradas a hacer sentir su opinión. Eso, por supuesto, no cierra el camino para que los extremismos regresen con mas fuerza que antes. Lo que mas preocupa a los observadores es que, ante las expectativas creadas, el resultado podria ser cataclísmico.

UN NOVELISTA AL PODER
Como una expresión mas de la tendencia hacia la derecha que se nota en todo el continente latinoamericano, todo indica que el novelista Mario Vargas Llosa sera el próximo presidente del Perú. A pesar de los indices que deja el gobierno de Alan Garcia su contendor mas cercano es Luis Alva Castro. Aunque se tarde hasta la segunda vuelta, la "Revolución de la Libertad" de Vargas Llosa esta la vuelta de la esquina.

La revolución de Vargas Llosa no esta encaminada contra la ferula opresora de un dictador, ni busca la reivindicación de los derechos humanos. Lo que Vargas Llosa quiere, pura y simplemente, es la protección de valores, como la economia de mercado, la competencia y la libre empresa. Es circunstancia implica una de las grandes paradojas del movimiento de Vargas Llosa: la perspectiva de bajar las barreras arancelarias, la eliminación de exenciones de impuestos y la apertura del mercado a la importación de bienes, tiene preocupados a los industriales que construyeron sus emporios a partir de legislaciones eminentemente proteccionistas.

Por eso no falta quien piensa que aun si Vargas Llosa consigue su objetivo debera enfrentar su escasa experiencia política con los leones del Congreso, en donde tendra que conseguir facultades especiales para ponel en marcha su programa de estabilización y liberalización de la economia.

Vargas Llosa comenzo su carrera política como reaccion a las medidas de nacionalizacion de la banca comercial que intento Alan Garcia en 1987.
La bandera de que esa medida era la iniciación de un absolutismo de izquierda resulto facil de vender, sobre todo cuando se disponia, como en el caso de Vargas Llosa, de un aparata publicitario manejado por Sawyer Miller, la misma firma de relaciones publicas que maneja la imagen del Estado colombiano en los Estados Unidos.

Pero,ademas, los peruanos tienen mucho contra que votar. Segun muchos, el Banco Central tiene en reserva menos de US$200 millones, el Producto Nacional Bruto ha descendido el 20% en los ultimos 18 meses y las empresas publicas estan en bancarrota. Los servicios no funcionan la aerolinea estatal Aeroperu enfrenta toda clase de demandas en el exterior por deuda impagada y, como si ello fuera poco, el caos ha llegado a las puertas de Lima por cuenta del movimiento guerrillero mas fanatico de toda la historia de Latinoamerica, el maoista Sendero Luminoso.

No es un panorama que muchos envidien. Pero si todas las predicciones se confirman el 8 de abril, Mario Vargas Llosa tendra que demostrar que su capacidad para vertir la fantasia en el papel, tambien vale a la hora de poner en la realidad los sueños de los peruanos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.