Viernes, 20 de enero de 2017

| 2010/01/11 00:00

Togo se retira de la Copa Africana

El equipo abandonó Angola luego que el gobierno de ese país les obligó a hacerlo debido a que no recibió garantías para la seguridad de la delegación.

Togo se retira de la Copa Africana

La selección de Togo se retiró de la Copa Africana de Naciones y el domingo tomó un vuelo de vuelta a su país tras ser blanco de una emboscada en Angola que dejó tres muertos y ocho heridos.

El equipo abandonó Angola casi a regañadientes, luego que el gobierno de Togo les emplazó a hacerlo debido a que no recibió garantías para la seguridad de la delegación.

Al momento de abordar un avión el domingo, el delantero Emmanuel Adebayor manifestó: "Tenemos que guardar luto por nuestros muertos. Volvemos a nuestro país para hacerlo".

El ministro de Deportes de Togo, Christophe Padumhokou Tchao, quien viajó a Cabinda para acompañar el equipo, informó a The Associated Press que se declaró un luto nacional de tres días.

"No podemos estar guardando luto y al mismo estar en un festival" del deporte", dijo el ministro.

Lo ocurrido en el aeropuerto fue caótico, con docenas de policías tratando de controlar a la prensa. Dos aviones transportaron a los jugadores y dirigentes, aunque debieron esperar varias horas antes de despegar.

La salida del equipo se concretó cuando los jugadores recibieron una llamada telefónica del presidente de Togo, urgiéndoles retirarse del torneo.

Los integrantes de la selección querían quedarse y competir como tributo a las víctimas de la emboscada acaecida el viernes, y que le costó la vida al ayudante de campo, el vocero de la selección y al chofer angoleño. Estos fueron acribillados cuando el autobús en el que se trasladaban fue ametrallado por un grupo separatista en la región de Cabinda.

El primer ministro togolés Gilbert Houngbo aseguró que Angola no dio garantías suficientes para proteger a la selección tras la emboscada en Cabinda, una zona rica en petróleo en el norte de Angola y foco de violencia separatista.

"Comprendemos la decisión de nuestro gobierno de que nos retiremos porque no hemos recibido las garantías para nuestra seguridad", dijo el delantero Thomas Dossevi a The Associated Press. "Nosotros, como jugadores, queríamos quedarnos para honrar a nuestros muertos, pero ambas son posiciones que se deben comprender".

El capitán Adebayor, en una entrevista con Radio Montecarlo, señaló el domingo que el equipo decidió "empacar maletas y regresarnos a casa", luego que el delantero recibió una llamada del presidente Faure Gnassingbe instándoles a irse de Angola.

"Eso es lo que definió todo", dijo Adebayor a la radioemisora francesa.

El sábado, la dirigencia de la Confederación Africana de Fútbol (CAF por sus siglas en francés), se trasladó a Cabinda, donde el equipo tenía que disputar su partidos por el Grupo B de primera ronda, para implorar que Togo no se retirara.

El presidente de la CAF, Issa Hayatou, dijo que el primer ministro angoleño Paulo Kassoma le garantizó que se incrementaría la seguridad de todos los equipos y sedes.

"Les toca a ustedes decidir si se quedan en una competición que es sinónimo de fraternidad, hermandad, amistad y solidaridad", dijo Hayatou.

El gobierno de Togo, además de pedir a su delegación que regresara, exigió una disculpa a Angola y a los organizadores de la Copa por enviar a su equipo a Cabinda.

El vocero del gobierno togolés Pascal Bodjona afirmó que era difícil entender por qué las autoridades angoleñas eligieron Cabinda como sede cuando sabían que "el área era peligrosa y riesgosa".

Agregó que nadie le informó a Togo de los riesgos de viajar por tierra a Cabinda.

El torneo arrancó el domingo con un empate 4-4 entra la anfitriona Angola y Malí en la capital Luanda.

La violencia relacionada con Cabinda, una región norteña separada del resto de Angola por una franja del Congo, se había reducido en los últimos tiempos. El gobierno de Angola responsabilizó del ataque al principal grupo separatista de la región, el Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC).

La agencia estatal de noticias de Portugal, Lusa, dijo que el FLEC se adjudicó la responsabilidad el viernes. En un comunicado remitido el sábado por correo electrónico a la AP, el brazo civil del grupo separatista no se atribuyó lo que llamó un "incidente desafortunado", y responsabilizó a los organizadores del torneo de ignorar las advertencias de los separatistas de que no se efectuaran partidos en Cabinda.

El arquero de Togo Kodjovi "Dodji" Obilale, que recibió un balazo en la parte baja de la espalda, fue trasladado por aire a Sudáfrica y operado casi de inmediato en el hospital Netcare Milpark de Johannesburgo. Los doctores dijeron el domingo que era muy pronto para hablar sobre la posible evolución de Obilale, arquero del Pontivy francés, que continuaba en terapia intensiva.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.