Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/08/08 17:18

"Le puse lápiz labial a un cerdo": el remordimiento del autor del libro que dio pie al mito de Trump

Después de 30 años de silencio, el escritor de 'El arte de la negociación', Tony Schwartz, decidió darle a la revista New Yorker su visión sobre el candidato republicano y alertar sobre quien considera "un peligro para el planeta".

"El arte de la negociación" desde su publicación en 1987 vendió más de un millón de copias. Foto: AFP

Hace 30 años, el periodista Tony Schwartz recibió una propuesta que no pudo rechazar.

Un empresario millonario le ofreció un adelanto de US$250.000 y la mitad de las regalías por ser el escritor de su biografía, pero compartiendo la autoría.

El magnate era Donald Trump y el libro resultó ser el éxito editorial "The art of the deal" ("El arte de la negociación") que, tras su publicación en 1987, estuvo 48 semanas en la prestigiosa lista de best-sellers del diario The New York Times.

"Le puse lápiz labial a un cerdo", dijo en estos días Schwartz, claramente arrepentido, en una entrevista con la revista New Yorker, en la que da su visión sobre el candidato republicano a la presidencia de EE.UU.

Podría leer: Donald Trump: Víctima de sí mismo

Lo que Schwartz creyó que simplemente sería una oportunidad económica para él y una herramienta más de autopromoción para el empresario, se convirtió en el texto fundacional del mito de Trump.

Él fabricó la idea de fortuna, éxito y aguda visión para los negocios que hoy se asocian a nivel internacional a la marca Trump.

Schwartz, quien pasó 18 meses con Trump escuchando sus conversaciones telefónicas, viajando en su helicóptero y pasando fines de semana enteros junto a él y su familia en el apartamento ubicado en la cima de la Trump Tower, ha decidido hacer una campaña activa en su contra, provocando un revuelo mediático.

Pero, ¿por qué ahora?

"Siento un profundo remordimiento"

Durante meses, Schwartz siguió la campaña de Trump con una mezcla de estupor y terror. Uno a uno vio cómo fue venciendo a los otros contendientes en las primarias del Partido Republicano hasta convertirse en el candidato de los conservadores a la presidencia de Estados Unidos.

Según le explicó a New Yorker, varias veces se vio tentado a hablar sobre su experiencia junto a Trump, pero temió que no lo tomaran en serio.

Al fin y al cabo, "El arte de la negociación", que vendió más de un millón de copias y generó millones en regalías, no sólo lo enriqueció, sino que también lo convirtió en una suerte de gurú empresarial.

Consulte: Trump se hunde en las encuestas

Actualmente Schwartz dirige una compañía llamada The Energy Project que asesora a empresas como Facebook en la búsqueda de crear entornos laborales que incentiven la productividad y el compromiso.

Sin embargo, a través de su cuenta de Twitter opinó un par de veces durante el primer año de la nominación de Trump.

"Muchas gracias a Donald Trump por sugerir que debería presentarme a presidente, dado que yo escribí ‘El arte de la negociación‘", tuiteó Schwartz en junio de 2015, luego de que el magnate afirmara que Estados Unidos precisa al "líder" autor del libro.

Sin embargo, el día del quiebre fue después de la Convención Republicana, a mediados de julio, cuando Trump aceptó la candidatura a la presidencia de cara a las elecciones nacionales que se celebrarán el 8 de noviembre.

"Mientras Donald Trump se prepara para aceptar la nominación, me comprometo a dar un paso al frente y compartir todo lo que sé", escribió el autor, que no respondió los pedidos de entrevista de BBC Mundo.

Schwartz cree que es su deber advertir a los votantes por haber tenido un acceso privilegiado a Trump y por sentirse en cierta medida responsable del ascenso del magnate.

"Siento un profundo remordimiento por haber contribuido a presentar a Trump de una forma que le permitió una atención mayor y lo hizo más atractivo de lo que es".

Le recomendamos: El termómetro de Wall Street

Además, en entrevista con la radio pública estadounidense NPR, Schwartz afirmó la importancia de su testimonio por ser una de las pocas personas que "no fue amordazado" por Trump con sus "muy muy estrictos acuerdos de confidencialidad".

"Empecé (a trabajar) con él hace tanto tiempo que todavía no se le había ocurrido".

Los desafíos de escribir sobre Trump

Según Schwartz le cont‘o a New Yorker, el primer desafío al momento de empezar a escribir la biografía de Trump, que entonces tenía 38 años, fue conseguir que el magnate se concentrara por unos minutos para hablar de su vida personal y profesional.

Su actitud, dijo el escritor, era la de un "niño de preescolar que no puede quedarse quieto en clase".

Que no lea y prefiera hablar en televisión son consecuencias casi anecdóticas de su falta de concentración. Pero si se convierte en el presidente de Estados Unidos, dijo, "es imposible imaginarlo prestando atención durante un largo periodo de tiempo" en una reunión de emergencia.

Pero aún cuando conseguía hacerlo hablar, Trump mentía, según Schwartz.

Mentía sobre su dinero, sobre sus negocios, sobre su padre. Mentía cuando pensaba que podía sacar una ventaja y cuando se encontraba en problemas. Y si lo enfrentaba con los hechos reales, contó Schwartz, lejos de disculparse, se volvía obcecado y violento.

"Trump no puede disculparse por nada sin importar cuán indignante sea", escribió Schwartz en Twitter cuando el candidato republicano se embarcó en un enfrentamiento público con los padres de un soldado musulmán de Estados Unidos muerto en combate.

Pero quizá lo más difícil de escribir "El arte de la negociación", le contó Schwartz a New Yorker, fue narrar la vida del millonario de forma tal que resultara digno de empatía y admiración, evitando desde sus malas decisiones empresariales hasta sus abusos de poder.

"Los acuerdos son mi forma de arte", dice una de las primeras frases del libro. "Otras personas pintan cuadros hermosos o escriben poemas maravillosos. A mí me gusta hacer negocios, preferentemente grandes negocios", continúa.

El libro está lleno de esta y otras frases dignas de enmarcar.

"Me gusta pensar en grande. Siempre lo hice. Para mí es muy simple: si de todos modos vas a pensar, mejor hazlo en grande", es otro ejemplo.

De hecho, Ivanka Trump, una de las hijas del magnate, citó la frase durante su discurso en la Convención Republicana, alegando que su padre se lo decía "todo el tiempo".

Un "peligro para el planeta"

La negativa visión de Schwartz sobre el candidato republicano se hace patente en cada uno de sus tuits, donde el escritor ya no habla de liderazgo, productividad y cultura laboral, como era usual. Sólo habla de Trump.

Pero quizá lo que más resalte sea su mirada apocalíptica sobre el futuro de Estados Unidos y el mundo en general en caso de que Trump gane las elecciones.
"Ante un escenario de agitación social y oposición, puedo ver que Donald Trump fácilmente podría declarar la ley marcial y suspender los derechos de todos los ciudadanos", escribió en la red social el 27 de julio.

Ese mismo día tuiteó: "Rompí el código tácito de confidencialidad con Donald Trump por ‘El arte de la negociación‘ porque realmente creo su victoria pone en peligro el planeta".

En la entrevista con New Yorker explicó que el peligro está en el acceso que tendría a las armas nucleares de Estados Unidos.

¿La respuesta de Trump? Demandar a Schwartz por difamación y poner a la venta una edición autografiada de "El arte de la negociación" con el objetivo de recaudar dinero para su campaña presidencial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.