Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/05/09 21:00

6.000 personas que trabajan para la familia Waked se podrían ver en riesgo

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, estudia medidas para garantizar empleo en empresas de la familia incluida en la 'lista Clinton'.

Abdul Waked, cabeza del grupo Wisa. Foto: Jet Set / wikimedia.org
;
EFE

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, aseguró el lunes que hará "todo lo que esté en su mano" para garantizar el empleo de los 6.000 personas que trabajan en las empresas de la familia Waked, acusada en Estados Unidos de liderar una supuesta red de lavado de dinero del narcotráfico (Lea La Riviera: la historia de un próspero imperio ahora bajo amenaza).

"Quiero dejar claro que el gobierno de Panamá y este presidente van a usar todas las fuerzas del Estado y todas las capacidades que nos permitan las leyes del país para proteger los empleos y las familias que dependen de ese grupo (empresarial)", anunció Varela.

El gobierno panameño "mantiene conversaciones" con la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por su sigla en inglés) para que las medidas de bloqueo económico anunciadas por el Tesoro estadounidense contra el grupo empresarial "se flexibilicen" y "no perjudiquen el empleo panameño", añadió Varela.

"Sí hay mecanismos que nos permiten a nosotros proteger las fuentes de empleo y proteger a las familias panameñas, nos lo permiten nuestras leyes y nuestro código laboral", explicó el mandatario sin dar más detalles.

La OFAC, una oficina dependiente del Tesoro estadounidense, incluyó el pasado 5 de mayo a varios miembros de la familia Waked en la denominada Lista Clinton y les acusó de gestionar una red mundial de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico a través de un entramado empresarial compuesto por 68 compañías.

Uno de sus miembros, el panameño Nidal Waked (que también tiene nacionalidad colombiana y española), es requerido por la Corte del Distrito Sur de Florida y fue detenido la semana pasada en Colombia por la policía local y la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA).

"Ningún inocente panameño se va a ver perjudicado por esta situación. Mi responsabilidad como presidente es proteger nuestras instituciones y a la población", aseguró el mandatario durante un acto en el que anunció el inicio de una operación de seguridad especial para combatir el narcotráfico proveniente de Colombia.

El ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia, lidera un equipo interministerial que ya se ha reunido con los bancos acreedores del grupo empresarial para enfrentar el asunto, indicó Varela.

Los Waked son considerados una de las familias más ricas e influyentes de Panamá, con una ingente cartera de negocios entre los que se encuentran bancos, casas de valores, centros comerciales, inmobiliarias, medios de comunicación y empresas en la Zona Libre de Colón (ZLC), la zona franca más grande del continente americano.

El conglomerado empresarial tiene activos por más de US$1.500 millones en 14 países y emplea a cerca de 6.000 trabajadores, según la prensa local.

La inclusión en la lista negra estadounidense implica la congelación de todos los activos de la familia Waked en Estados Unidos y la prohibición de realizar transacciones financieras a ciudadanos estadounidenses con las empresas implicadas en la trama.

El bloqueo se empezó a notar este fin de semana en algunas de las empresas del grupo, como los almacenes comerciales Félix B. Maduro y las tiendas libres de impuesto La Riviera, en las que ya no es posible pagar con tarjeta de crédito o débito ya que Visa y Mastercard rompieron sus respectivos contratos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.