Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/08/19 08:56

De tumbo en tumbo: Otra renuncia sacude la campaña de Trump

El candidato Republicano informó que Paul Manafort, señalado en una investigación por corrupción en Ucrania, se apartó de su cargo.

Paul Manafort Foto: AP / Carolyn Kaster

El presidente de la campaña de Donald Trump, Paul Manafort, renunció a su cargo. En un comunicado, el candidato presidencial republicano dijo que Manafort le ofreció su renuncia el viernes por la mañana. Trump elogió el trabajo de Manafort en la campaña y lo calificó de ser un "verdadero profesional".

Manafort dejó su cargo en medio de una reorganización del equipo de campaña de Trump y luego de revelaciones sobre su trabajo encubierto para un partido político prorruso en Ucrania.

Le puede interesar: ¿Qué tan bueno es realmente Trump para los negocios?

A principios de semana, el equipo de campaña añadió dos nuevos altos integrantes, en un movimiento visto ampliamente como un desplazamiento de Manafort.

Correos electrónicos obtenidos por The Associated Press mostraron que una empresa dirigida por Manafort orquestó directamente una operación encubierta de cabildeo en Washington a nombre del entonces partido gobernante de Ucrania. Sus esfuerzos trataron de influir en la opinión pública de Estados Unidos en favor del gobierno prorruso del país. Manafort y su adjunto nunca revelaron su trabajo como agentes extranjeros, como lo requiere la ley federal.

Le recomendamos: Trump, la bestia herida

El cabildeo incluyó intentos de obtener una cobertura de prensa positiva sobre las autoridades de Ucrania por parte de los diarios The New York Times, The Wall Street Journal y la propia AP. Otro de sus objetivos era socavar la simpatía del pueblo estadounidense por la rival prisionera del entonces presidente de Ucrania. En ese momento, los líderes europeos y estadounidenses estaban presionando para que Ucrania la liberara.

Gates, que trabajó para la firma de consultoría política de Manafort en esos momentos, dirigió personalmente el trabajo de dos prominentes firmas de cabildeo de Washington en el asunto, mostraron los correos electrónicos.

Las actividades de Manafort y Gates tienen una importancia descomunal, ya que han dirigido la campaña de Trump desde abril. Ambos también tuvieron un papel formativo al construir la operación de la campaña de Trump después de hacer a un lado a un rival temprano.

Trump sacudió a la organización de su campaña de nuevo esta semana, pero Manafort y Gates retienen sus títulos y gran parte de su influencia. Las nuevas revelaciones sobre su trabajo fueron hechas en momentos en que Trump enfrenta críticas por sus acercamientos amistosos al presidente ruso, Vladimir Putin.

También puede leer: Donald Trump, de payaso a candidato

Ni Gates ni Manafort hicieron comentarios cuando AP se los solicitó el jueves. Ambos hombres han dicho previamente que no han hecho un trabajo que les obligara a registrarse como agentes de un gobierno extranjero.

Los correos electrónicos muestran que Gates dirigió dos firmas de cabildeo de Washington, Mercury LLC y Podesta Group Inc., entre 2012 y 2014 para arreglar encuentros entre un alto funcionario de Ucrania con y senadores y legisladores en comisiones influyentes que tienen que ver con los intereses de Ucrania.

Gates recalcó en los correos que el funcionario, el ministro de Asuntos Exteriores, no quiso usar su propia embajada en Estados Unidos para ayudar a coordinar las visitas.

Gates también ordenó a las dos empresas que recopilaran información en Estados Unidos sobre una operación rival de cabildeo, que incluyó una revisión de sus revelaciones públicas de presión, a fin de determinar quién estaba detrás de esos esfuerzos, según muestran los correos electrónicos.

Gates usó las dos empresas para socavar la simpatía en Estados Unidos por Yulia Timoshenko, una rival prisionera del entonces presidente Viktor Yanukovich. Al final, el líder de Ucrania abandonó el país en febrero de 2014 durante una revuelta popular impulsada ??en parte por la represión de su gobierno contra manifestantes y los estrechos vínculos con Rusia.

El órgano anticorrupción de Ucrania mostró entradas en documentos contables, que en su día eran secretos, supuestos pagos de un partido político prorruso al jefe de campaña del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

The Associated Press reportó antes esta semana que Paul Manafort ayudó al Partido de las Regiones ucraniano a enviar de forma clandestina al menos 2,2 millones de dólares en pagos a dos firmas de cabildeo de Washington. Manafort dijo a Yahoo News que la información de AP era falsa.

En los documentos publicados ahora, el nombre de Manafort aparece como receptor de fondos por importe de 12,7 millones de dólares en 22 partidas individuales. La Oficina Nacional Anticorrupción de Ucrania dijo sin embargo que esto no prueba que Manafort recibiera realmente el dinero porque otras personas, entre ellas un destacado diputado del Partido de las Regiones, firmaron en su nombre en esas anotaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.