Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2011 12:00:00 AM

Ultimos intentos por buscar acuerdo sobre deuda en EE.UU.

El plazo para elevar el límite de deuda de la nación y evitar un impago sin precedentes en Estados Unidos se vence en apenas tres días.

Tras semanas de intensas pugnas partidistas, los líderes republicanos en el Congreso y la Casa Blanca realizaron el sábado un intento de último minuto para evitar que el gobierno caiga en una moratoria la semana próxima.

Pero no había evidencias claras de progreso al caer la noche; sólo expresiones de ansiedad entre los legisladores, ante un golpe posiblemente paralizante para la economía de la nación, el cual parecía cada vez más cerca. El plazo para elevar el límite de deuda de la nación y evitar un impago sin precedentes en Estados Unidos se vence en apenas tres días.

"Estamos ahora plenamente involucrados, el líder de la Cámara de Representantes y yo, con el único estadounidense entre 307 millones que puede promulgar una ley con su firma", dijo el líder de la bancada minoritaria republicana en el Senado, Mitch McConnell, en una conferencia conjunta de prensa con el dirigente de la cámara baja, John Boehner.

"Confío y estoy optimista en que vamos a lograr un acuerdo en un futuro muy cercano, y vamos a resolver esta crisis por el bien del pueblo estadounidense".

Pero eso fue desmentido tajantemente por el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid.

"Eso no es verdad", dijo el demócrata, luego de regresar de un encuentro en la Casa Blanca con Obama y con la líder de la bancada del partido gobernante en la cámara baja, Nancy Pelosi.

La Casa Blanca no había emitido comentarios por la tarde. Y las perspectivas de un acuerdo parecían poco claras.

Al otro lado del mundo, durante una visita al Campamento Leatherneck en Afganistán, el principal oficial del país capoteó las preguntas de algunos soldados, quienes querían saber si se les pagaría en caso de una moratoria.

"En realidad no conozco la respuesta", reconoció el almirante Mike Mullen, presidente del estado mayor conjunto, aunque les pidió que siguieran trabajando cada día.

Sin una legislación aprobada para el próximo martes, el Tesoro se quedaría sin fondos para pagar todas las cuentas de la nación, consideran funcionarios del gobierno. Añaden que una moratoria posterior sería catastrófica para la economía estadounidense y causaría estragos en todo el mundo.

Obama busca una legislación que eleve en unos 2,4 billones de dólares el límite de deuda del gobierno, fijado actualmente en 14,3 billones de dólares. Ello sería suficiente para que el Tesoro pagara las cuentas incluso después de los comicios del 2012. Durante varias semanas, el mandatario ha accedido a las exigencias de los republicanos para que se reduzca el déficit presupuestario —sin una demanda de aumento de impuestos— a cambio de ampliar la capacidad del país para pedir préstamos.

Pero Obama ha advertido que vetará cualquier legislación que requiera una segunda votación en el Congreso a fin de que entre en efecto una autoridad adicional de préstamo. Ha dicho que ello sólo haría que se repita la crisis actual en un momento incluso peor, en medio de las campañas para las elecciones del año próximo.

El sábado comenzó con el mensaje radiofónico habitual del presidente Obama, en el que dijo que "queda muy poco tiempo".

Unas horas después, los líderes republicanos en la Cámara de Representantes organizaron una votación para rechazar una propuesta esbozada por Reid para elevar el límite de deuda.

Y durante las discusiones que se prolongaron hasta la noche, los republicanos se mostraron dispuestos a bloquear el avance de la misma medida en el Senado.

Una votación de prueba se realizaría a la 1.00 de la madrugada (0500 GMT) del domingo.

Reid acusó a los republicanos de emplear tácticas dilatorias. Al parecer, esperaba encontrar a suficientes republicanos que votaran distinto a la mayoría de sus correligionarios, para romper el estancamiento.

En contraste con McConnell, Reid dijo que algunos republicanos habían mostrado voluntad para hacer concesiones.

De hecho, algunos republicanos expresaron su preocupación sobre los efectos del "impasse" actual.

"Me preocupa que el Congreso lleve a este país hacia el impago", dijo el senador republicano Johnny Isakson. Sugirió los términos de un posible acuerdo e instó a sus compañeros de partido a encontrar coincidencias.

Dado que los mercados estaban cerrados el fin de semana, los legisladores tenían cierto margen de respiro, pero no mucho. Los mercados asiáticos comenzarán a abrir la semana cuando sea domingo por la noche en la capital estadounidense.
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.