Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2000 12:00:00 AM

Un brochazo de Picasso... (1881 - 1973)

Seres versátiles y Picasso. Tal vez es el mejor adjetivo para calificar la vida y obra de Pablo Picasso.

Seres versátiles y Picasso. Tal vez es el mejor adjetivo para calificar la vida y obra de Pablo Picasso. Sí, su vida también. Es tan absolutamente ligada a su obra que no se puede hablar de Picasso, sin mencionar a sus mujeres, su activismo político, su inconformismo, sus constantes cambios de hábitat, en fin los motivos de su vasta creatividad. Tan cambiante es su arte, como las tendencias en el siglo XX, inmerso en ideas tan distintas como el psicoanálisis, el nihilismo, el darwinismo, y con perspectivas de mundo distintas pues el vuelo desde el aire se torna real. Del mismo modo aparece la electricidad. El marxismo comienza a gestarse y la revolución industrial y sociedad de comunicación de masas cambian los hábitos del hombre. Picasso crece en este ambiente propicio para el cambio. Málaga, su ciudad natal, es provinciana para su inquieto espíritu, así, sólo cuando viaja a Madrid descubrirá en formato original a sus grandes maestros, Velázquez, Zurbarán y el Greco, inspiradores de su alma creadora. Ese afán de cambio se vive desde las artes en la ruptura con la academia que plantearon los impresionistas. Estos se dedican a captar la "impresión" de lo que observan. Los espacios urbanos se rescatarán, la vida nocturna, la bohemia, la tertulia, el cabaret, el burdel. Picasso no se verá exento de esta corriente y se dedicará a retratar la vida tan distinta de la austera tierra sure?a que estaba comenzando a conocer. Hace notable alarde de su talento, que bien había exhibido al realizar pinturas académicas de excelente factura, que bien podrían haber sido efectuadas por un maestro de años de experiencia. Al conocer y dominar la técnica de la academia, se dedicó a explorar nuevos acercamientos a la pintura. Salió del bodegón y de los retratos estéticos, posados, para retratar escenas cotidianas, para representar la vida que había en cada rincón de Barcelona y luego París. Se deja influir por el dibujante urbano por excelencia : Toulouse Lautrec. Se verá claramente ese trazo casi publicitario, de cartel, de afiche, en el inicio de su obra en los años de 1900. Pero pronto tendrá que padecer los sufrimientos del hambre y la pobreza, desvelando la miserableza de tantos como él. Se adentrará entonces en un conmovedor simbolismo, camino al expresionismo. Mujeres solitarias, hombres enfermos, familias desoladas serán los protagonistas de su conocida etapa "azul" (1904). Las figuras alargadas, escuálidas, hambrientas, prácticamente invidentes traducirán su profunda influencia del Greco. Entre tanto Picasso continúa madurando. Entiende que el dolor puede expresarse de maneras más sutiles sin perder la intensidad, la densidad. Torna su paleta a tristes rosas que le darán nombre a su siguiente período (1905). Los arlequines, las gentes de circo, los pierrots y las colombinas, decorarán sus lienzos de ahora en adelante. Devela entonces ese espíritu móvil de hombre que no se ha establecido en ninguna parte, de nómada que explora sin camino fijo. Se comienza a identificar con estos hombres y mujeres que se esconden tras una máscara o un tinte en el rostro. También éstos mueren, están solos, tienen familias, se consuelan, divagan, caminan, sonríen y lloran con pesadumbre. Estamos en 1907. Tiene 26 años. Sus dotes de genio, se comienzan a ver reflejadas entonces, cuando propone rupturas espaciales radicales. Dichas rupturas se llamarán luego el cubismo, que nunca tuvo la intención de teorizar. Simplemente era un juego de visión que construyó junto con Georges Braque. Pero vayamos al principio. Robert Hughes escribió "Sin Señoritas de Avignon no hay cubismo". ¿Qué tiene esta obra que sea tan importante ? Tal vez la brutalidad de su planteamiento. La fuerza de lo primitivo. La combinación de formas. La rudeza de los trazos. La desfiguración del cuerpo. La geometrización de su construcción. Toda esta combinación de elementos, en una escena de burdel, causó un gigantesco impacto. Con sólo situarse en el año de su realización, 1907, podemos entender las reacciones que produjo. Desagrado, por decir lo menos. Se llegó a decir que el artista se colgaría detrás de la enorme tela. De ahí en adelante, Picasso no se detendrá en la innovación continua de su estilo: con las construcciones cubistas, juega con la técnica del collage y sus múltiples elementos reciclados. Luego siente la necesidad de volver a la antiguedad (1917) y desarrolla toda una etapa que puede llamarse neoclásica. Junto con figuras monumentales, enormes y llenas de movimiento, recrea la figura mitológica del minotauro y cautiva con su propia creación: la minotauromaquia, transgrediendo la imaginación a su máximo nivel. Los acontecimientos políticos por los que atraviesa el mundo no pasarán desapercibidos en su pintura. Su más conocida obra será el producto de un bombardeo cobarde: El Guernica (1937). Posterior a esta inmensa tela, hará múltiples cerámicas y esculturas, siempre innovando en materiales y construcciones (Cabeza de toro, 1943, construida a partir de un sillón y un manubrio de bicicleta), y lo más trascendente de todo, reinterpretará grandes obras de la historia del arte, como un ejercicio del genio creador re-creando las obras que más le han influido en su carrera. Las "Meninas" de Velázquez se filtrarán por sus ojos inquietos. También re-hace las "Mujeres argelinas" de Delacroix como un homenaje a su colega Matisse quien acaba de morir y dice, conmovido: "en el fondo, sólo existe Matisse"(1954). Estas interpretaciones son muy interesantes desde toda su propuesta de leer el espacio de múltiples maneras basado en una idea pre-existente. Luego,en 1968, cinco años antes de morir hace una especie de antología de su obra, con 347 grabados que contaban temas mezclados del circo, la corrida, la comedia del arte, la literatura española y escenas eróticas que trató con gran humor. Genio, ni improvisado, ni mágico. Concibió ideas, trabajó por culminarlas de la manera que lo deseaba, por eso rondan por el mundo sus miles y miles de dibujos y bocetos. En muchas ocasiones creó obras magistrales. En otras, se le critica cierta repetición y poca innovación (John Berger). Experimentó hasta la muerte. Se creó de su persona todo un mito. Muchos lo veneran, muchos no lo hacen y hablan de la sobre dimensión de su vida y obra mientras critican su falta de anonimato y pedantismo. Sea como sea el hecho es que su obra existe, está allí, palpable, visible, estudiable. Creó una manera de percibir el mundo, disímil, múltiple, individual, por lo cual no se puede leer en su obra un solo sentido, un único sentido, pues no existe. Hombre dudoso, hombre creador, hombre rebelde, hombre dolido, hombre amante, hombre del siglo XX. Cada cual tiene la posibilidad de encontrar en la obra picassiana lo que la intuición le perfile. Siéntalo o no, siempre generará dudas. Y tal vez eso fue lo que quiso. Picasso y su mundo femenino Fernande Olivier (1904) Eva Gouel (Marcelle Humbert) (1912) Olga Koklova (1917) Marie Therése Walters (1927) Dora Maar (1936) Francoise Gilot (1946) Jacqueline Roque (1953) Cada una de estas mujeres representará un cambio en la concepción de espacio, que se reflejará en el arte de Picasso. Cada una es fácilmente identificable y su figura se ha convertido ya en una interesante iconografía femenina en la historia del arte del siglo XX. De cada cual rescata lo que le parece más representativo de su figura.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.