Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/19/1984 12:00:00 AM

UN ENIGMA ELEVADO AL CUBO

La designación de Konstantin Chernenko como nuevo líder de la URSS plantea un candente Interrogante: ¿cuanto significa él a corto plazo? .

El regocijo entre los analistas era evidente. Nadie se había equivocado. Konstantin Chernenko, aquel sólido anciano de 73 años, cabeza blanca y mirada recelosa, que había figurado junto con otros, y desde el primer momento, en las listas de los que predecían quien sucedería a Yuri Andropov, había resultado electo para dirigir los destinos de la URSS, poderoso país de 265 millónes de habitantes, una economía de tres trillones de dólares y suficiente capacidad nuclear como para destruir cinco veces el planeta.
Pero el éxito de las cábalas sobre el nombre del sucesor contrastó con los precarios estimativos sobre el significado político de esa elección. En estos días se ha podido ver que es poco lo que Occidente sabe acerca de Chernenko en si y de lo que éste hará con su mandato. Las opiniones al respecto tienen una característica: son muy encontradas (ver recuadro).
Sin embargo, al menos tres nociones quedaron claras: los soviéticos disponen de un cuasi automatismo en la renovación de sus lideres (en sólo cuatro dias eligieron a Chernenko), podria haber una ruptura en la continuidad entre éste y su antecesor, y el nuevo lider es uno de transición.
Claro que con la aparición de Chernenko como el nuevo conductor de la Unión Soviética, la gente no pudo dejar de hacerse la consideración de que el mundo sigue estando en manos de dos personas de idéntica edad: 75 años. No obstante, algo iba de la figura esbelta de hombre Marlboro y jinete tardío del asombrosamente bien conservado Ronald Reagan, a la figura patriarcal, adusta y de lentos movimientos del nuevo líder ruso.
Aunque en su primer discurso desde la jefatura de Kremlin, Chernenko se esforzo por destacar los elementos de continuidad respecto de Andropov,--al plantear que la política de Moscú en este periodo es la aprobada por el congreso 26 del PCUS--los unalistas insistían en señalar algunos problemas.
Andropov, por ejemplo, alcanzó a encarnar una alternativa a los lentos métodos administrativos de la era Brezhnev, emprendió una cautelosa renovación del liderato, tratando de avulzar hacia un eventual traspaso del poder a la generación más joven, y descargo algunas responsabilidades a alguno de sus subordinados. La imagen del general Ogarkov conce diendo entrevistas claves a periodistas extranjeros sin restricciones previas el cambio de 2 ministros, 2 viceministros y 24 altos funcionarios en sólo seis meses de nuevo gobierno, testimonian no sólo el ritmo de trabajo de Andropov, sino el serio interés de ésta por sacudir la maquinaria política administrativa heredada. ¿Qué Hará Chernenko--quien ha sido visto como el aglutinador del grupo nostálgico de la era Brezhnev--con ese legado? ¿Frenará la renovación de los cuadros? ¿Reunirá en si los cargos más altos? Muchos factores militan contra Chernenko, en este caso. Está, en primer lugar, su edad--y la de otras figuras centrales, como Gromyko (74 años) Ustinov (75 años)--y su salud, marcada por una preocupante tos en los últimos actos oficiales. Esto obligará al Kremlin a facilitar el entrenamiento, en las más altas responsabilidades políticas y administrativas, a cuadros como Gorbachev, Romanov y Aliev ante la eventualidad de un nuevo cambio de secretario general.
Sin embargo, lo que se rumora en e] extranjero es que se ha establecido, en estos días, en el Politburó, un triunvirato de hecho que sigue excluyendo a los más jóvenes. La nueva troika tendria ya a Chernenko manejando los asuntos internos, Gromyko los externos y el general Ustinov las Fuerzas Armadas y las estrategias de Defensa.
Esto último refuerza la tesis de los que aseguran que los militares soviéticos--y en esto sí hay continuidad- siguen creciendo en importancia en la URSS actual. En este país ellos siempre han jugado un papel crucial, aunque un tanto oculto. Ahora su rol es más visible que nunca, no solo por el hecho de que cuadros militares escriben más en publicaciones civiles, anuncian la instalación de misiles en Alemania Oriental y Checoslovaquia, etc., sino por el protagonismo del general Ustinov en los dos últimos cónclaves de sucesión. Se sabe, por ejemplos que fue él quien, dos días después de la muerte de Brezhnev, pidió a Chernenko nominar a Andropov para la secretaria general del PCUS. Aunque se disponen de menos detalles, se sabe que Ustinov también estuvo en el centro de las decisiones que llevaron a Chernenko ahora al poder.
De todas formas, dos novedades serían un hecho, en otros dos campos: Chernenko tuvo en su discurso inaugural un tono más conciliador respecto de Washington--desde ya se rumora que los dos líderes podrán reunirse en Alaska a mediados de año-y Chernenko manejará con mano propia los problemas ideológicos del partido. No en vano él sustituyó al fallecido Mijail Suslov en esa responsabilidad dentro del PCUS.
Por encima de todo esto, a estas alturas, nadie está seguro de lo que va a pasar. Tal como dijera el corresponsal de la NBC en Londres: "Chernenko es una incógnita dentro de un signo de interrogación". -
"UN HOMBRE QUE NO ESCUCHA CONSEJOS"
La gran lección que ha dejado el nombramiento de Chernenko como secretario general del Partido Comunista Soviético (PCUS) es la de que los observadores occidentales conocen muy poco sobre lo que pasa en Moscú. Tal apreciación se desprende del sinnúmero de opiniones radicalmente opuestas que tienen quienes han podido conocer personalmente al nuevo líder ruso en alguna ocasión. Los epítetos que ha recibido Chernenko van desde "francamente estúpido", hasta "astuto y reservado". Tales opiniones se basan principalmente en el hecho de que Chernenko se ha mantenido lejos de la escena pública la mayor parte del tiempo.
Según lo describiera un portavoz del Kremlin que habló para el programa de televisión Nightline de la ABC, el nuevo premier es "un exceIente administrador como es característico de los oriundos de Siberia; ha escrito extensamente sobre la filosofía del comunismo y no es muy dado a ser locuaz en público". De resto, no se conocen detalles de aspectos que no están en la biografía oficial, como por ejemplo si es casado o tiene algunas características especiales.
A continuación se transcriben varias opiniones de gentes especializadas en la Unión Soviética quienes han opinado sobre Chernenko y el cambio que puede ocurrir en las relaciones Este-Oeste.
Dimitri Simes, miembro del Carnegie Endowment for Intemational Peace: "No debiéramos descalificar a Chernenko (como líder) tan fácil ni prematuramente, siempre tenemos esta tentación si lo comparamos con alguien inteligente como Andropov. Su elección fue mucho más típica que la de su predecesor y hay que recordar que la manera en que una persona actúa como subordinado no es siempre la clave para pronosticar como actuará como jefe".
Arkady Shevchenko, ex embajador delegado por la URSS a las Naciones Unidas y ex asistente de Andrei Gromyko, actual ministro de Relaciones Exteriores sovietico. Es el ex funcionario de mayor rango que haya desertado de la URSS. Vive en Estados Unidos. Su opinión sobre Chernenko fue la siguiente: "En lo personal, Chernenko es un hombre rudo, autoritario, que no escucha consejos.
Por este tipo de personalidad no es muy popular entre los miembros del Politburó. Lo eligieron simplemente porque no tenlan a otro a quien elegir.
Es muy probable que no cuente con el apoyo de todos los miembros del Politburó.
Adam Ulam, director del Centro de Estudios Rusos de Harvard: "La elección de un líder de 73 años que había sido vencido en la elección pasada, demuestra la poca influencia de la élite soviética en la escogencia del líder. La explicación más lógica de lo que pasó es que habla una división entre los otros dos candidatos, Gorbachev y Romanov. Para solucionarla el elegido fue Chernenko".
Seweryn Blaler, director del Centro de Estudios en Cambios Internacionales, de Columbia University "desde el punto de vista de la política; Chernenko no significa nada a corto plazo. El liderazgo es colectivo y la política hacia Reagan--desconfianza total y mínima posibilidad de acuerdos que le ayuden en las elecciones--es apta para continuar. A largo plazo es muy importante quien mande, pero dudo que Chernenko tendrá tiempo suficiente para convertirse en un líder fuerte".
Malcolim Toon, ex-embajador de los Estacios Unidos en la URSS: "Conocí a Chernenko en 1979 y no me pareció muy brillante. El se hará cargo de la cabeza del Politburó sin darle una marca personal a la gestión".
CHERNENKO: UN ORGANIZADOR CON FIRMES PRINCIPIOS
El 15 de junio de 1983 Konstantin Ustinovich Chernenko, ante el comité central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), pronunció uno de sus más importantes discursos. En realidad fue un informe: largo, denso, crítico El atento auditorio le interrumpió varias veces con prolongados aplausos Sus primeras palabras, que indicabar el rumbo de su discurso, fueron las siguientes: "la transformación revolucionaria de la sociedad es imposible sin que cambie el propio ser humano"
En esta síntesis condensaba su larga y rica experiencia de agitador, de propagandista, de ideólogo marxista leninista. Chernenko nació el 24 de septiembre de 1911 en la apartada aldea de Bolshaya Tes, del territorio de Krasnoyarsk en Siberia, país de este pas sin límite, en un modesto hogar campesino. Siendo apenas un adalescente fue por algún tiempo peón de campesinos ricos. Ya se había producido la Revolución de Octubre y el inmenso país había cambiado de color, sinembargo, la transformación de las relaciones de producción no fue inmediata en la lejana Siberia.
Conmovido por la revolución, siguió su vida los avatares de la nueva y conflictiva historia de su país. Crcece junto con la revolución y por ello, se puede aplicar a su propia vida otras palabras del discurso que mencionamos atrás: "En el curso de la lucha y la creación revolucionaria, soviétlco, convencido de los ideales comunistas, maduró, se templó y creció". Tan pronto pudo, Chernenko su matricula en el Instituto Pedagógico en el que se gradúa de maestro, luego en la Escuela Superior de Organizadores del partido. Ingresó PCUS en 1931, es decir a la edad d 20 años. Desde 1929, Konstanti Chernenko, cuando todavía pertenecía a la juventud comunista, Inicia tarea a la cual consagraría su vida: la agitación y la propaganda, que la convertiría poco a poco en uno de lo más importantes ideólogos del partido. Por esta razón, cuando muere Mijail Suslov, ocupa su cargo.
En 1966 ingresa al comité central del PCUS y desde 1977 al buró político. Chernenko, dicen sus biógrafos ha revelado en su vida "altas aptitudes de organizador y firmeza en lo principios partidarios". Es autor de varias obras sobre problemas de la vida interna del partido y de la construcción del socialismo. Ha recibido numerosas condecoraciones, entre ellas, el honroso título de Héroe de Trabajo Socialista y tres órdenes dé Lenin.
Uno de los momentos cruciales de su vida partidaria es aquel en que recibe el encargo de candidatizar como nuevo secretario seneral del partido a Yuri Andropov, en el pleno del comité central el 12 de noviembre de 1982. El momento es dramático porque el habla sido su rival en la votación decisiva del buró político. El discurso que pronunció entonces Chernenko, de elogio de la personalidad de Andropov, fue claro y en tono convincente, mostrando así su calidad de militante comunista que coloca los intereses del partido por encima de cualquier aspiración personal y que vela por la unidad. Esto lo convertia en el más lógico sucesor de Andropov.
Suceder a Yuri Andropov no va ser tarea fácil para Chernenko, pues aquél en sus 15 breves meses de jefatura realizo una enorme tarea e imprimio su propio estilo. Comenzaba a esbozar un pensamiento original y produjo cambios en la dirección de la economía nacional, que golpearon el burocratismo, la indisciplina laboral y otros defectos de la producción.
El objetivo más importante de la política exterior soviética, al cual Chernenko será fiel, es la defensa de la paz y el freno de la carrera armamentista. En su discurso en la Plaza Roja afirmó: "La Unión Soviética seguirá su política de paz, de paz sólida y justa para todos los pueblos grandes y pequeños".
¿Qué pueden esperar de Chernenko los revolucionarios del mundo? El ha dicho: "Con ardiente simpatía y profundo respeto vemos la lucha de nuestros camaradas extranjeros por los intereses y derechos de los trabajadores y consideramos nuestro deber afianzar por todos los medios los lazos que nos ligan"
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.