Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/08/16 12:57

Desconsoladora carta de un niño de 13 años antes de suicidarse

La hermana encontró el cuerpo en la azotea. El joven habría sufrido numerosos episodios de acoso escolar.

Desconsoladora carta de un niño de 13 años antes de suicidarse Foto: nydailynews

Con sólo 13 años de edad, Daniel Fitzpatrick decidió quitarse la vida pues no podría soportar un día más el acoso en que vivía en una de las escuelas de Nueva York (Estados Unidos). “Escribo esta carta para contar mi experiencia en el Holy Angels Catholic Academy”, dice la carta que el adolescente tenía en sus manos cuando su hermana mayor encontró su cuerpo sin vida en la azotea, la semana pasada.

“Al principio estaba bien –continúa Fitzpatrick–. Tenía muchos amigos, buenas notas y una buena vida, pero todo cambió. Mis antiguos amigos cambiaron. Dejaron de hablarme y yo dejé de caerles bien. El sexto curso llegó y mi amigo Anthony me falló y yo le fallé a él. Antony la tomó conmigo y me acosó con John, Marco, Jose y Jack. Lo hacían constantemente hasta que me peleé con él. Acabé con un meñique roto”.

En la nota el joven, además de revelar los nombres de los niños que le hacían la vida imposible, narró cómo los profesores no hacían nada para ayudarlo. Sólo hubo una docente, la señorita D’Álora, quien intentó protegerlo sin mucho éxito. “La mejor profesora que nunca he tenido. Me entendió e hizo algo, pero no duró mucho”, dijo el joven en su misiva sobre la educadora.

Le puede interesar: ¿Por qué los niños deciden quitarse la vida?

La familia dio a conocer la carta al diario New York Daily News para denunciar lo ocurrido. Aseguraron que su hijo tuvo que morir para ser oído y explicaron que hay algo que no funciona en los adultos con “poder” y por esto los niños no buscan ayuda.

“Lamento tener que rendirme. No podía más y los profesores no hacían nada”, concluyó Fitzpatrick, quien cambiaría de colegio ya que la directora del Holy Angels Catholic Academy había dicho a sus padres que esa institución no era conveniente para él.

El padre del pequeño agradeció a las personas que enviaron mensajes de apoyo a través de su cuenta de  Facebook. También utilizó esta red social para referirse a los padres de los chicos que matoneaban a Daniel: “A los padres de los pequeños monstruos asquerosos que atormentaron a Danny, espero que nunca tengan que sentir lo que está pasando mi familia”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.