Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2010 12:00:00 AM

Una británica es la primera mujer en cruzar a remo el Pacífico

La mujer comenzó su odisea en mayo de 2008 en San Francisco, desde donde tardó 99 días en recorrer los 4.800 kilómetros hasta Hawai, la primera de sus dos escalas.

La británica Roz Savage se convirtió hoy en la primera mujer en cruzar a remo el Océano Pacífico al llegar a Papúa Nueva Guinea dos años después de salir del puerto estadounidense de San Francisco.

Savage fue escoltada por cien canoas tradicionales engalanados que la acompañaron hasta que llegó al embarcadero de la ciudad papuana de Madang, donde fue recibida por 5.000 entusiastas, según la radio ABC.

"Definitivamente he sentido el calor de esta gente, era como si fuera una estrella de rock", declaró Savage, de 42 años.

La británica comenzó su odisea en mayo de 2008 en San Francisco, desde donde tardó 99 días en recorrer los 4.800 kilómetros hasta Hawai, la primera de sus dos escalas.

A mediados del año pasado invirtió otros 104 días en intentar llegar a Tuvalu, pero tuvo que cambiar de ruta por las mareas y escasez de provisiones y finalmente fue a Kiribati, otra diminuta nación insular del Pacífico Sur.

Pero todavía le quedaban los 48 días del viaje final, durante el cual sorteó temporales, esquivó a buques que casi la hunden y estuvo a punto de naufragar varias veces hasta arribar a las costas de Papúa Nueva Guinea.

Hace diez años, Savage abandonó una próspera carrera en la banca para convertirse en aventurera y activista medioambiental, y en 2005 cruzó también remando el Atlántico.
 
EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.