Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/23/2017 1:53:00 PM

Su hijo la denunció por quitarle el celular para que estudiara y la justicia la absolvió

Un adolescente español tenía un examen, por eso, su madre le quitó el celular para que se concentrara en los estudios. El menor la denunció por "malos tratos" y la Fiscalía quería enviarla a prisión.

El caso generó revuelo en España. María Angustias H.H. fue denunciada por su propio hijo, un menor de 15 años, porque ella le arrebató el celular, en medio de un "forcejeo débil", según informó el diario El Mundo. Un juez la absolvió, al concluir que la madre no lo había maltratado y que, por el contrario, cumplió con sus obligaciones parentales.

La situación sucedió en la localidad El Ejido, en Almería, durante la noche del 28 de febrero. Al otro día, el menor tenía un exámen en el colegio, por lo que la madre le pidió que dejara a un lado su celular y se pusiera a repasar los temas de estudio. Pero el hijo se negó violentamente y la mujer decidió arrebatarle el aparato. La acción desembocó en un leve forcejeo, por el cual el muchacho denunció a su progenitora.

La Fiscalía de España pedía nueve meses de prisión para María Angustias, de 37 años, quien se defendió diciendo que solo había actuado para educar a su hijo, quien se retaficó en su denuncia. Finalmente, el pasado lunes un juez desestimó los argumentos de los investigadores, que calificaban el hecho como un delito, el de "malos tratos" y le dio toda la razón a la madre.

"Es evidente que la acusada se encontraba en el pleno y correcto ejercicio de los derechos y obligaciones derivados de la patria potestad, sin que en momento alguno se extralimitase en ello". Eso se lee en la sentencia, cuyos apartes fueron publicados por el diario español El Mundo.

El juez, incluso, catalogó su actitud como adecuada: "sería responsabilidad de la madre el haber dejado a su hijo jugando con el móvil y no hacerlo estudiar, pues entre esas obligaciones que se establecen en el Código Civil está la de preocuparse por la educación de los hijos, que es precisamente lo que hizo la acusada en la acción enjuiciada, sin utilizar rigor innecesario alguno para ello".

Así, el adolescente no solo desobedeció a su madre, sino que la obligó a enfrentarse al agobiante aparato judicial durante un mes. Y todo por un celular.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1854

PORTADA

Cartas explosivas en el caso del Andino

Desde la cárcel, varios de los capturados del MRP por la bomba del Centro Andino siguen urdiendo sus siniestros planes. Cartas y documentos evidenciarían la relación de esa célula terrorista con el ELN y un ex alto funcionario cubano.