Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2002/05/06 00:00

Unas por otras

La diplomacia del gobierno de Bush se enfrenta por primera vez, con resultados encontrados, a las complejidades del tema Israel-Palestina.

Unas por otras

sentido de su secretario general, Koffi Anan. Según dijo a SEMANA el experto Richard Faulk “la disolución de la comisión de Jenín confirmará en el corto plazo la visión general por fuera de Estados Unidos e Israel de que Israel está escondiendo su conducta criminal en Jenín y que teme la investigación de la ONU, no porque podría estar sesgada, como asegura, sino porque sería objetiva”. Si Arafat salió victorioso de Ramala, Sharon parece haber ganado esta batalla con la ONU y en este caso Estados Unidos también fue decisivo. Pues si Israel cedió en relación con el sitio de Ramala, fue precisamente para que Washington lo apoyara en su enfrentamiento con la ONU. Y así parece que sucedió pues el gobierno de Bush se limitó a decir que respetaría la decisión tomada por Anan a pesar de que los países árabes emitieron un borrador de petición para que la ONU entrara por la fuerza a Israel, apelando al numeral VII de la carta. Como dijo a SEMANA Matlak: “Sharon sólo tiene que preocuparse de lo que Estados Unidos piense y haga acerca de sus políticas. En cambio puede complacerse mandando a la ONU a freír espárragos”. Páginas web relacionadas sentido de su secretario general, Koffi Anan. Según dijo a SEMANA el experto Richard Faulk “la disolución de la comisión de Jenín confirmará en el corto plazo la visión general por fuera de Estados Unidos e Israel de que Israel está escondiendo su conducta criminal en Jenín y que teme la investigación de la ONU, no porque podría estar sesgada, como asegura, sino porque sería objetiva”. Si Arafat salió victorioso de Ramala, Sharon parece haber ganado esta batalla con la ONU y en este caso Estados Unidos también fue decisivo. Pues si Israel cedió en relación con el sitio de Ramala, fue precisamente para que Washington lo apoyara en su enfrentamiento con la ONU. Y así parece que sucedió pues el gobierno de Bush se limitó a decir que respetaría la decisión tomada por Anan a pesar de que los países árabes emitieron un borrador de petición para que la ONU entrara por la fuerza a Israel, apelando al numeral VII de la carta. Como dijo a SEMANA Matlak: “Sharon sólo tiene que preocuparse de lo que Estados Unidos piense y haga acerca de sus políticas. En cambio puede complacerse mandando a la ONU a freír espárragos”. Páginas web relacionadas Israel Ministry of Foreing Affairs

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.