Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2014 10:00:00 PM

Único e irrepetible

El dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, quiere asegurarse que nadie se le asemeje.

Por tal motivo decidió ejecutar esta semana una orden emitida en 2011 según la cual nadie más en el país puede llevar su mismo nombre. A partir de ahora un grupo especializado de las autoridades públicas se encargará de buscar en todo el territorio nacional a los tocayos del ‘querido líder’, contactarlos y asesorarlos en los papeleos para cambiarse de nombre legalmente. Otro equipo buscará a los recién nacidos y evitará que reciban ese nombre. Esta medida ya había sido aplicada durante los gobiernos de su padre Kim Jong-il y de su abuelo Kim Il-sung. Corea del Norte vive un culto a la personalidad de su líder llevado al extremo: lo tratan como si se fuera un dios y nadie puede llevar su santo nombre en vano. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.