Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/12/26 22:00

Unidos contra el terror

“Pues tendrán que matarnos a todos”. Con esas palabras, un grupo de musulmanes se enfrentó a los terroristas de Al Shabab.

Los terroristas emboscaron el lunes el bus que los transportaba entre dos localidades de Kenia, en África oriental. De ese modo los viajeros protegieron con sus propias vidas a los cristianos que viajaban con ellos, a quienes los yihadistas querían separar del grupo y eliminar a tiros como parte de su proyecto de transformar la región en un Estado islámico fundamentalista. Algunos les prestaron incluso sus atuendos religiosos a los cristianos, que se los colocaron para confundir a los pistoleros. En el ataque murieron, sin embargo, dos personas, una de las cuales recibió varios tiros mientras intentaba huir. No es la primera vez que los terroristas recurren a ese tipo de ataques, sobre todo en época de Navidad, en los que ejecutan a todo aquel que no pueda recitar versos del Corán, como sucedió en abril en la Universidad de Garissa, donde mataron a 150 estudiantes que no pudieron demostrar que eran musulmanes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.