Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/17/1991 12:00:00 AM

UNION A BALA

Moscú se alinea con su aliado Azerbaiján, en el conflicto con Armenia.

UNION A BALA UNION A BALA

LOS ULTIMOS DIAS HAN VISto desatarse la primera guerra abierta entre dos de las repúblicas de la Unión Soviética. Se trata de un viejo diferendo entre Armenia - cristiana y pro europea y Azerbaiján - musulmana y pro asiática. La semana pasada, las operaciones de las tropas soviéticas en los pueblos de Chaykend y Martunashen, que causaron la muerte de 36 personas, suscitaron la indignación del pueblo armenio. y subrayaron el giro independentista y anti-Moscú del conflicto.

Los armenios se quejan de que Moscú se hizo del lado de sus enemigos, y todo indica que no les falta razón. Mientras Azerbaiján votó en el reciente referéndum, a favor del mantenimiento de la Unión, Armenia hizo exactamente lo contrario. El Kremlin estaría defendiendo su único enclave en el Cáucaso.

Otros afirman que para Gorbachov la prioridad parece ser el obtener el desarme de toda organización militar independiente de Moscú. La versión oficial acusa a grupos armenios de hostilizar a sus vecinos desde esos pueblos, los mismos que tras ser evacuados, serán repoblados con azeríes.

Levon Ter-Petrossian, presidente de Armenia, no tardó en acusar a Mijail Gorbachov de haberse hecho el de la vista gorda mientras se mataba a su pueblo, pero su gobierno ha optado por la prudencia. Consciente de que los 15 mil hombres de sus organizaciones paramilitares no resistirían un enfrentamiento, Armenia ha optado por no cruzar la línea de no retorno.

Mientras las negociaciones entre Armenia y Moscú continúan, las carreteras que comunican a las dos repúblicas han sido bloqueadas por la población, las mujeres y los niños han sido evacuados de los pueblos fronterizos y los enfrentamientos continúan al norte y al sur de Armenia. Si las tensiones entre Armenia y Moscú parecen controladas, la solución del conflicto histórico con Azerbaiján se ve cada vez más remota. n

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com