Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/2012 12:00:00 AM

Vaticano llevará ante la justicia a quienes filtraron documentos reservados

En una nota, la Santa Sede afirma que los derechos personales de privacidad y libertad de correspondencia de Benedicto XVI, sus colaboradores y las personas que le enviaron los mensajes han sido "violados".

El Vaticano anunció el sábado que llevará ante la justicia a los autores de la filtración de documentos reservados y cartas confidenciales al papa Benedicto XVI y otras autoridades de la Santa Sede, cuya publicación calificó de "acto criminal".

"La nueva publicación de documentos privados del Santo Padre y de la Santa Sede no es solamente difamatoria, sino que asume claramente el carácter de un acto criminal", indica la Oficina de Prensa vaticana en un comunicado, después de que hoy saliera en Italia el libro "Sua Santita", del periodista Gian Luigi Nuzzi, con nuevos textos que desvelan tramas e intrigas en el Vaticano.

Señala que la Santa Sede continuará investigando "sobre estos actos de violación de la privacidad" del pontífice, como persona y también como Autoridad Suprema de la Iglesia católica y del Estado de la Ciudad del Vaticano.

"La Santa Sede dará los pasos oportunos para que los autores del robo, del chantaje y de la divulgación de noticias secretas, así como del uso comercial de documentos privados, ilegítimamente obtenidos, respondan de sus actos ante los tribunales", subraya.

El Vaticano no descarta, "si es necesario", pedir la colaboración internacional para esclarecer la filtración de esos textos y su publicación.

"Sua Santita" recoge un centenar de documentos reservados y cartas confidenciales al papa y a su secretario sobre temas como el cese de la violencia anunciado por la banda terrorista ETA en octubre de 2011 o la cobertura que se dio en el Vaticano al fundador de los Legionarios de Cristo, el fallecido sacerdote mexicano Marcial Maciel, castigado por Benedicto XVI por pederasta.

El libro, que sale a la calle pocos meses después del escándalo desatado al conocerse la filtración desde el Vaticano de documentos sobre enfrentamientos entre altos miembros de la Curia romana, es considerado por los observadores vaticanos la mayor filtración de informes reservados de la Santa Sede.

Sobre ETA, recoge un cable criptado enviado por el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone, el 3 de enero de 2011 al nuncio en Madrid, Renzo Frattini, en el que señalaba que la banda terrorista había solicitado al Vaticano que algunos de sus miembros acudieran a la nunciatura para concordar el mensaje de anuncio de una tregua unilateral, permanente y verificable internacionalmente.

En el mismo Bertone agregaba: "Considerando cuanto ha referido monseñor José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, se determina con vuestra eminencia (el nuncio Frattini) la inoportunidad de ese encuentro".

Otros documentos se refieren a "notas reservadas" sobre el presidente italiano, Giorgio Napolitano, previas a un encuentro que mantuvo con el papa, informes confidenciales relativos a la defensa del ahora ex primer ministro Silvio Berlusconi en el caso Ruby sobre presunta prostitución de menores y bancarrotas de diócesis estadounidenses.

El libro desvela incluso el número de cuenta abierta por Benedicto XVI en el IOR, el banco vaticano, el 10 de octubre de 2007, así como aparecen las confesiones del secretario de Marcial Maciel y el encubrimiento de que gozó en el Vaticano el sacerdote mexicano fundador de los Legionarios de Cristo (1920-2008), castigado por Benedicto XVI por pederasta.

También cuenta el escándalo que llevó hace dos años a la dimisión del director del diario de los obispos italianos, "Avvenire", Dino Boffo, acusado por medios locales de estar implicado en un caso de homosexualidad.

También publica cartas enviadas por Boffo al secretario personal del papa, George Gaenswein, en las que asegura que se trató de un complot y que quien filtró los falsos documentos fue el director del diario vaticano "L'Osservatore Romano", Gianmaría Vian, e implica a Bertone de ser el mentor.

Estos nuevos documentos se unen a los publicados recientemente por la prensa italiana, entre ellos una carta enviada por el actual nuncio en EE.UU., el arzobispo Carlo María Vigano, a Benedicto XVI en la que alertaba de la "corrupción, prevaricación y mala gestión" en la administración vaticana.

Tras conocerse esos documentos, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, denunció la existencia de una especie de WikiLeaks que intenta desacreditar a la Iglesia.

El pasado 16 de marzo, Benedicto XVI nombró una comisión para esclarecer esas filtraciones y designó al frente de la misma al cardenal español Julián Herranz, expresidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.