Domingo, 22 de enero de 2017

| 2010/11/25 00:00

Vehículos blindados contra la violencia en Río de Janeiro

Las fuerzas de seguridad desplegaron vehículos blindados en una favela de Río de Janeiro, en un intento por acabar con la violencia de las bandas criminales tras un operativo masivo en varias zonas pobres de la ciudad contra el narcotráfico.

La ola de violencia en Río de Janeiro llevó a las autoridades locales a solicitar la ayuda al Ministerio de Defensa, que puso a su disposición carros de combate de la Marina.
;
BBC

Seis vehículos que transportaban policías fuertemente armados arribaron este jueves a Vila Cruzeiro, en el norte de la ciudad.
 
Julia Carneiro, corresponsal de la BBC en Río de Janeiro, asegura que desde el domingo han muerto al menos 30 personas y han sido quemados más de 50 carros, 9 de ellos este jueves.
 
Según el gobierno, la mayoría de las víctimas eran narcotraficantes, aunque se informó de la muerte de una niña de 14 años y una mujer de 62.
 
Han transcurrido casi 2 años desde que el gobierno de la ciudad adoptó la política de desalojar a los narcotraficantes de las favelas, agregó Carneiro.
 
El gobernador del estado, Sergio Cabral, dijo que la ola de ataques es consecuencia de esta normativa y que por ello los jefes narcotraficantes están perdiendo territorio.
 
Medios brasileños reportaron que unos 150 miembros del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) y miembros de la policía militar de la ciudad acudieron respaldados por los vehículos blindados desplegados en Vila Cruzeiro durante el mediodía de este jueves.
 
“El objetivo de la operación es arrestar a los responsables de los ataques en la ciudad”, dijo el jefe de la policía militar de Río, Coronel Álvaro García.
 
“Estamos actuando para tranquilizar a la población”, afirmó.
 
El personal de seguridad también fue desplegado en un hospital cercano, antes de que comenzara la operación policial.
 
En total, unos 17.500 policías se encuentran en la calle, para intentar frenar los hechos de violencia.
 
Funcionarios aseguraron que los traficantes de droga se habían reagrupado en Vila Cruzeiro, después de haber sido expulsados de otras favelas de la ciudad.
 
En un intento por defenderse, hombres fuertemente armados quemaron vehículos, bloquearon carreteras y robaron a conductores. Durante años las favelas de Río de Janeiro han estado controladas por narcotraficantes.
 
El programa de pacificación pretende mejorar la seguridad y el orden de la ciudad, sobre todo para los eventos que planean llevarse a cabo: el Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.