Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2017 10:43:00 PM

Más de 7,1 millones de votos, el músculo de la oposición en Venezuela

Aunque la oposición calculaba 14 millones de votos, reivindicaron un triunfo en la consulta popular en la que el 98,4 por ciento votó en contra de la Constituyente que promueve Nicolás Maduro. La jornada se vio empañada por el asesinato de una mujer. ¿Qué viene para Venezuela?

La oposición venezolana reivindicó un triunfo en la jornada democrática de este domingo. Más de 7,1 millones de venezolanos participaron de la consulta simbólica convocada por la Mesa de Unidad Democrática (MDU) para retar al Gobierno y dejar en evidencia el rechazo generalizado frente a los planes del presidente, Nicolás Maduro, de reescribir la Constitución.

Sin embargo la cifra fue inferior a la votación que consiguió Henrique Capriles en las más recientes elecciones presidenciales (7,2 millones) y la que obtuvo la oposición en los comicios legislativos de diciembre de 2015 (7,7 millones), que le dieron el control de la Asamblea Nacional. Pese a ello los opositores al régimen de Maduro calificaron como "un éxito" el acto electoral celebrado este 16 de julio, teniendo en cuenta que como no tenían autorización del Consejo Nacional Electoral, tuvieron hasta siete veces menos centros de votación en comparación a esos comicios legislativos, cuando se instalaron cerca de 14.000. Esta vez fueron 2.300 "puntos soberanos", como los denominó la MUD. La logistica de la consulta se organizó en solo dos semanas.  

Le puede interesar: Venezolanos armaron la fiesta en Bogotá

Venezuela "envió un mensaje claro al Ejecutivo nacional y al mundo", dijo la rectora de la Universidad Central, Cecilia García Arocha, al precisar que 6.492.381 personas votaron en el país y que 693.789 hicieron lo propio en el exterior. Pese a que los resultados definitivos se darán a conocer apenas este lunes, el director de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Raúl López, anticipó que al menos el 98 por ciento de los participantes votó en contra de la Asamblea Constituyente que promueve Maduro.  

La consulta popular se centró en tres preguntas con las que los votantes se pronunciaron en contra de la iniciativa del presidente de Venezuela, y a favor de la renovación de los poderes públicos y la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir la Constitución actual. Además, demandaron a las Fuerzas Armadas y a los funcionarios que obedezcan y defiendan la Carta Magna y respalden las acciones de la Asamblea Nacional.

"Matemáticamente, Maduro está revocado", aseguró Julio Borges, presidente del Parlamento al interpretar los resultados. "Ha quedado claro el mandato que nos han dado 7.186.000 de venezolanos (...) para que podamos tener la certeza de lograr un cambio democrático", añadió. Este lunes la MUD delineará el camino para concretar dicho objetivo.

Puede ver: Miles de venezolanos han hecho de Colombia su hogar

La alianza opositora ha dicho que el plebiscito marca la "hora cero" de una escalada en sus protestas contra Maduro, que dejan 96 muertos desde el 1 de abril. Ello, para evitar la elección de los integrantes de la Constituyente, prevista para el 30 de julio, pues considera la iniciativa como un "fraude" del mandatario socialista para instaurar una dictadura.

Para el Gobierno, la consulta no tiene valor legal. Tibisay Lucena, presidenta del poder electoral, pidió este domingo a los adversarios de Maduro evitar crear "falsas expectativas" alrededor del plebiscito. ¿La razón?, la consulta no es vinculante y solo hace parte de las acciones que vienen cerrándole el cérco al mandatario venezolano. 

La oposición lo acusa de promover la reforma de la Constitución para perpetuarse en el poder (pese al creciente descontento popular alentado por la crisis económica) y de consolidar un esquema de control político y económico similar al modelo cubano.

Durante la jornada, una enfermera de 61 años falleció y otras cuatro mujeres resultaron heridas de gravedad durante un incidente violento que se registró en la barriada pobre de Catia, al oeste de la capital, cuando hombres armados dispararon en las cercanías de un centro de votación.

En coincidencia con la consulta opositora, el Consejo Nacional Electoral -controlado por el oficialismo- y el Gobierno convocaron a un simulacro de votación de los miembros de la Asamblea Constituyente en algunos centros electorales del país. También tuvieron una asistencia masiva. Maduro manifestó  su satisfacción por este simulacro  y dijo que la "batalla verdadera" será la elección de los 545 constituyentes que se realizará el 30 de julio.

El mandatario hizo un llamado a la oposición para inicar "un nuevo ciclo de diálogo" y continuar con las deliberaciones que iniciaron en octubre pasado, pero que se estancó a inicios de año, tras mutuas acusaciones por incumplimientos de los acuerdos. La oposición pronosticaba una asistencia masiva de electores para su consulta cercana a los 14 millones en este país de 31 millones de habitantes.

El consultor político Edgar Gutiérrez dijo a la Agencia AP que una votación de esas proporciones puede incrementar  la presión sobre el Gobierno y llevar algunos sectores aliados a Maduro, como las Fuerzas Armadas, a "repensar sus apoyos".

Cara y cruz

Los resultados  fueron recibidos entre caras largas y de decepción por las varias decenas de personas que se concentraron a las afueras del comando opositor en el este de la capital para esperar los escrutinios finales.

"Pensaba que iba a ser más", confesó decepcionada Mariela Arana, una psicopedagoga de 56 años, mientras veía en una pantalla gigante ante el comando opositor el anuncio de los resultados.

"Me dirán que soy negativa pero estaba manejando una expectativa como de 10 millones de personas, pero esos 7 millones hablaron y son bastantes", dijo Arana, que reconoció que al margen de los resultados la "lucha tiene que seguir".

Otros vieron el resultado como satisfactorio, considerando el escaso tiempo para preparar la consulta.

"En la manera que estuvo desplegado todo el proceso que se montó en dos semanas el resultado me parece satisfactorio", dijo Úrsula Castro, una administradora de 43 años. "Tenemos que seguir manteniendo la protesta en la calle, ejercer la presión en la calle", agregó.

"¿Y ahora?"

El analista Luis Vicente León opinó que la consulta fue "masiva y simbólica", pero el reto de la oposición "es responder la pregunta clave: Y ahora ¿qué? Eso definirá el futuro".

La oposición afirma que tras la consulta se activará la "hora cero", la fase decisiva de las protestas, sin descartar una huelga general, pero este domingo no hizo anuncios.

La consulta fue apoyada por asociaciones civiles, la Iglesia católica, Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y varios gobiernos de América Latina y Europa.

El proceso tuvo como observadores a los expresidentes Jorge Quiroga (Bolivia), Vicente Fox (México), Andrés Pastrana (Colombia), Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica).

Fox, quien llamó a los venezolanos a votar contra la dictadura, fue declarado "persona no grata" por el Gobierno; en tanto que Quiroga aseguró que "la comunidad internacional debe pedir ahora que se anule esa Constituyente golpista".

El Gobierno mexicano, muy crítico de Maduro, pidió que los resultados de la consulta opositora lleven a una "solución negociada" que ayude a "restaurar" la democracia.

*Con información de EFE, AP y AFP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.