Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/14/2011 12:00:00 AM

Venezuela adelanta elecciones, ¿quién se beneficia?

Las elecciones presidenciales del próximo año en Venezuela se harán dos meses antes de lo previsto. ¿Favorece a alguien el cambio?

;
BBC
El martes el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció –tras meses de especulaciones y rumores– la fecha de los comicios: 7 de octubre.
 
La tradición, y no la ley, indica que los comicios en este país se realizan en diciembre.
 
Pero ante la enfermedad del presidente Hugo Chávez, quien se trata con quimioterapia un cáncer que le descubrieron en junio, y las elecciones primarias de la oposición, que se harán en febrero, se especulaba con que el gobierno buscaría adelantar las elecciones.
El CNE lo hizo. Pero no con la magnitud que algunos temían.
 
Para el organismo era necesario separar la presidencial de octubre de las elecciones regionales (diciembre) y locales (marzo de 2013).
 
Entonces ahora habrá apenas dos meses menos de campaña, algo que estiman algunos analistas podría favorecer al presidente, quien llegó al poder en 1999 y buscará el próximo año su tercer mandato.

Chávez tendrá su contrincante en febrero, ¿demasiado tarde?

Cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) –sector que agrupa a una treintena de organizaciones y 17 partidos– definió en abril que realizaría su elección primaria en febrero de 2012 contando con que los comicios presidenciales se harían en diciembre.
 
Pero ya en ese momento hubo voces disidentes en el sector que abogaban por la interna a fin de año.
 
Entre ellos, quien aparece como principal favorito, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski.
 
Retrasarla, argumentaban algunos, era otorgarle ventajas al oficialismo.
 
Este martes la oposición saludó en líneas generales el hecho de que se despejaran las dudas en torno al calendario electoral y, aunque algunos cuestionaron el cambio de fecha, no hubo mayores reclamos.
 
¿Mejor para Chávez?
 
La gran incógnita pasa por el estado de salud que tendrá Chávez el año que viene. El cáncer al que se enfrenta el presidente lo ha obligado a bajar el ritmo y limitar las apariciones públicas.
 
Pero, por ahora y como sea, se rebusca para hacer campaña. Por estos días su método predilecto es el de hacer llamados por teléfono al canal estatal VTV para salir al aire.
 
Por esa vía este martes el presidente no sólo anunció que probablemente necesite un cuarto ciclo de quimioterapia, sino que habló de la fecha de las elecciones y ya anticipó un cambio en su estrategia. Su forma de venderse no será igual.
 
“Usaré estrategias diferentes, otras irán apareciendo, pero todo depende de las circunstancias”, dijo Chávez, quien añadió que hará “uso de recursos tecnológicos”.
Esto, opina el analista Nicmer Evans, profesor de Teoría Política de la Universidad Central de Venezuela, no depende de si las elecciones eran en diciembre o en octubre.
“Por motivos de salud él tenía que cambiar”, dice Evans.
 
“Chávez va a sustituir la campaña tradicional de omnipresencia en la calle”, dice el director de la firma de opinión pública Datanálisis, Luis Vicente León.
 
“Será una campaña, tecnológica, virtual y mediática, donde buscará minimizar el costo de la enfermedad, incrementar el gasto público, mostrar cosas en ejecución y utilizar al Estado”, le dice a BBC Mundo.

Efecto en la oposición

León no considera que el adelantamiento de dos meses sea “dramático” pero reconoce que le quita un poco de tiempo a la oposición.
 
Tampoco lo ve así el analista Nicmer Evans, profesor de Teoría Política de la Universidad Central de Venezuela.
 
“El cambio no es extremadamente determinante”, asegura.
 
Chávez, figura reconocida en todos los rincones del país, puede prescindir de visitar tres ciudades en un día, inaugurar un par de obras y dar sendos discursos.
 
El eje de su campaña, opina Evans, pasará por resaltar el elemento emotivo e ideológico de los avances de la revolución, ofertar nuevos proyectos que se pretenden emprender y rendir cuentas de lo logrado hasta el momento.
 
El candidato opositor, en cambio, necesitará "darle la vuelta al país varias veces -indica León-, establecer contacto cara a cara con la gente y darse a conocer".
 
La clave del candidato de la MUD –aseguran analistas– pasa por ofrecer la esperanza de un cambio, cargar las tintas en Chávez como responsable de los problemas que tras 12 años no tienen solución (inflación, inseguridad, crisis eléctrica, entre otros), y explotar –con tacto– el hecho de qué futuro puede ofrecer un candidato enfermo.
 
Chávez y su contrincante tienen por delante una campaña intensa y fiera y una elección que se anticipa reñida.
 
Todo por conseguir la adhesión de los cuatro de cada diez venezolanos que por estos tiempos no apoyan ni a Chávez ni a la oposición.     
 
Ellos definirán.

La oposición tendrá una histórica elección interna en febrero y buscará refrescar el recuerdo de la elección parlamentaria de 2010 cuando sorprendieron al obtener apenas un punto porcentual menos que el oficialismo.
 
Chávez no tiene dudas y este martes dijo estar seguro de que va "rumbo a una gran victoria".
 
"Yo gobernaré hasta el 2019 y si Dios quiere y tengo buena salud, 2019-2025 y por ahí vamos", agregó.
 
La oposición, en tanto, se ve en el gobierno y empieza a preocuparse por la transición.
Habrá presidente electo el 7 de octubre de 2012 pero el nuevo mandatario recién asumirá el 10 de enero de 2013.
 
Ese período genera dudas en el sector.
 
"¿Qué va a hacer el presidente en ese lapso?", se pregunta Vicente Bello, especialista electoral de la MUD.
 
"La experiencia de la Asamblea Nacional", le dice a BBC Mundo sobre las parlamentarias de septiembre pasado, "muestra que utilizaron el tiempo de la 'vieja' Asamblea para en esos meses aprobar leyes y reglamentos que favorecieron al gobierno".
 
Desde la Mesa ya se propuso que se apruebe una Ley de Transición para garantizar la transparencia en las acciones del gobierno en ese período.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.