Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2017 12:00:00 AM

¿Narcoestado?

Con el vicepresidente Tareck El Aissami en la Lista Clinton, el gobierno de Nicolás Maduro enfrenta por primera vez al de Donald Trump, mientras los señalamientos de ser un narcoestado llegan al más alto nivel.

Quizá muchos están borrando sus retratos en compañía de Tareck El Aissami. La acusación de narcotráfico que hizo el Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra al vicepresidente venezolano, junto a su testaferro Samark López, puede ser contagiosa. Según Washington, El Aissami tenía lazos con el cartel mexicano Los Zetas y los capos Walid Makled, Daniel Barrera y Hermágoras González, todos encarcelados.

“Al entrar en la Lista Clinton hay un rastreo de la persona, de las cuentas y de quienes aparezcan relacionados. El entorno se ve afectado por las pesquisas y cuando algunos son llamados suelen comenzar procesos de cooperación: empiezan a hablar”, le dijo a SEMANA Alejandro Rebolledo, abogado penalista experto en delincuencia organizada y profesor de la Universidad Central de Venezuela.

No es difícil imaginar que muchos nombres están bajo escrutinio, porque Estados Unidos congeló 13 empresas registradas entre Estados Unidos, Panamá, Reino Unido, Islas Vírgenes Británicas y Venezuela; además de un avión con matrícula de Miami.

La inclusión de El Aissami en esa lista de la ignominia se suma a una decena de personas vinculadas al poder en Venezuela, todo lo cual soporta la acusación de que se trata de un narcoestado. Allí están Néstor Reverol, su segundo al mando cuando fue ministro de Interior. El capo Walid Makled acusó a Reverol en 2010 de haber manejado sus empresas durante 23 meses, tiempo en el cual “han generado 140 millones de dólares que tendrían que estar depositados en un tribunal y no están”.

También le recomendamos leer: ¿Quién es el polémico Tareck El Aissami, el vicepresidente de Venezuela acusado de narcotráfico por EE. UU.

Por si fuera poco, un documento de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York revela que los condenados Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas, los “narcosobrinos” de la pareja presidencial venezolana, negociaban la liberación de Hermágoras González, uno de los jefes del cartel de La Guajira. Ese nombre aparece también relacionado a El Aissami, según el Tesoro.

Mariano de Alba, abogado experto en derecho internacional, afirma que el Departamento de Justicia podría activar un proceso penal que quedaría cual espada de Damocles sobre el segundo al mando en Venezuela.

Pero esa línea de sucesión también quedó afectada: El Aissami no podría dirigir la política exterior “pues de hacerlo estaría comprometiendo a empresas y a gobiernos” frente a Estados Unidos, explicó Mildred Camero, expresidenta de la Comisión Nacional c ontra el Uso Ilícito de las Drogas, al sitio web español Runrun. Rebolledo la secunda: “La Ofac establece multas para los cómplices de entre 1 y 10 millones de dólares y posible prisión por hasta diez años”.

De Alba señala, además, que pocos dignatarios visitan a Nicolás Maduro en Caracas, y con esto el aislamiento crecerá. “Es un golpe duro frente a América Latina donde hay mucha colaboración en materia de narcóticos. Habrá incomodidad mientras esté presente El Aissami”.

“Las acciones de la Office of Foreign Assets Control (OFAC) culminan una investigación de años (...) contra los importantes traficantes de narcóticos en Venezuela”, dijo el director interino del Tesoro, John Smith. La cuenta de Twitter de la embajada en Caracas calificó a El Aissami de “narcotraficante”, lo que generó una protesta del Ministerio de Exteriores.

Pero la canciller Delcy Rodríguez y el presidente Maduro no quieren disgustar al nuevo presidente norteamericano y lo tratan con guante blanco. Sostienen que a Donald Trump el Departamento del Tesoro y la cadena CNN le quieren “imponer” una agenda contra Venezuela. De Alba lo descarta. “La ley dice que cualquier medida debe estar consultada con la Casa Blanca”, afirma. Además, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, dijo que Trump quiso “enviar un mensaje claro al pueblo de Venezuela de que Estados Unidos está de su lado”.

También, el republicano “ha manifestado su preocupación por Venezuela” al hablar con presidentes de Perú, Colombia y Argentina, y el miércoles exigió la libertad del opositor Leopoldo López, desde la oficina oval, acompañado por la esposa de este, Lilian Tintori.

Y en medio del torbellino, Maduro decidió sacarse el clavo con la cadena CNN en Español, a la que echó de Venezuela por un reportaje que involucró a El Aissami con la emisión de pasaportes falsos para terroristas islámicos. Tal vez por eso intenta congraciarse con Trump: lo considera de los suyos, pues ambos odian a la prensa que los critica. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.