Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/16/2011 12:00:00 AM

Venezuela: la estrategia de la oposición para derrotar a Chávez en las urnas

Con la "tarjeta de la unidad", los partidos de oposición pretenden unir fuerzas de cara a las elecciones presidenciales de 2012. Pero faltan detalles.

;
BBC
Un partido político, un candidato. Ese es el modelo de votación al que están acostumbrados muchos de quienes participan en los procesos electorales democráticos en el mundo.

En el caso de que varios partidos políticos apoyen a un solo candidato, cada formación suele defender su presencia en la boleta electoral para saber qué porcentaje del voto ha obtenido y poder negociar la cuota de poder que le corresponde.

Este último es el caso de Venezuela. Sin embargo, de cara a las próximas elecciones presidenciales las cosas podrían cambiar, ya que la principal agrupación de partidos opositores propuso que en la boleta electoral de esos comicios sólo esté representada la coalición y no los diferentes partidos que la conforman.

Hace unos días, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) -que agrupa a 17 partidos de oposición- acordó que el candidato único que resulte escogido en las primarias que deben celebrarse en febrero de 2012 estará representado en la boleta por una "tarjeta de la unidad", un símbolo creado por unanimidad, que representará a los partidos que así lo deseen.

Concurriendo a los comicios con un solo candidato, bajo un mismo símbolo, pretenden superar en votos al presidente Hugo Chávez.

"Unidad nacional"

Roberto Henríquez, presidente de Copei y representante de la MUD, le dijo a BBC Mundo que la tarjeta de la unidad es el "esfuerzo que hace la dirigencia política de la alternativa democrática de la oposición por construir un símbolo de unidad nacional, que vaya más allá de los partidos".

"Esta ha sido una demanda que diversos sectores de la sociedad venezolana le han planteado a la dirigencia opositora durante mucho tiempo: materializar la unidad", aseguró, aunque todavía está por verse si los 17 partidos aceptarán plegarse a la iniciativa de renunciar al logotipo que los identifique por separado en la boleta electoral.

Según él, se trata de una figura que ayudará a que la oposición tenga un mensaje más coherente, más homogéneo, "no esa Torre de Babel formada por distintos partidos que a veces confunde".

"Debemos ser concientes de que nos estamos enfrentando a una faena vital para el cambio de modelo que vive Venezuela. Estamos frente al punto de quiebre entre el modelo asfixiante, controlador y hegemónico, versus el modelo democrático, plural y diverso", agregó Henríquez.

En contraposición, el profesor de Teoría Política de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Nicmer Evans, considera que en una sola tarjeta, no hay pluralidad y eso hace mucho más difícil la posibilidad de un ejercicio democrático en donde exista una diversidad de candidatos y de proyectos.

"Se contradicen con lo que ellos mismos afirman. Si efectivamente representan una serie de proyectos, lo más justo es que puedan ofrecerlos de manera independiente. No son la Mesa de la Unidad Democrática, sino antidemocrática", señaló Evans en conversación con BBC Mundo.

"El fin común de la tarjeta unitaria, única, unida -le han dado mucha vueltas al término- es ganarle a Chávez. Algunos porque lo consideran autoritario y dictador, otros porque creen que está loco y es comunista, y otros más porque no quieren a un zambo en el poder. Más allá que derrotar al presidente, no existe otro elemento que los una", dijo.

"Realista"

El dirigente nacional del partido Podemos, Cristobal Fernández, quien también representa a la MUD, apuntó a BBC Mundo otra razón por la que la oposición considera que la tarjeta de la unidad es "realista" y representa el camino correcto.

Según él, el símbolo de la MUD permitirá que los votantes se expresen por una vía distinta a los partidos tradicionales que ya han hecho vida política en el país, como Acción Democrática (AD) y Copei.

Pero advierte que "si el oficialismo inscribe partidos de maletín y presenta una boleta con 40 caras de Chávez -el hombre más publicitado de la última década- quizá no sea tan inteligente tener la cara de nuestro candidato una sola vez. Por eso estamos actuando con discreción y prudencia".

Fernández explica que los últimos detalles sobre la tarjeta de la unidad serán definidos cuando el cronograma sea emitido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), pues aunque los objetivos ya estén claros, deberán reaccionar de acuerdo a los acontecimientos.

"Dependemos de la táctica y la estrategia de nuestro adversario", dice, y advierte que la medida es extraordinaria y funcionaría únicamente en una elección presidencial. "Si el CNE decide que las elecciones regionales se celebrarán el mismo día, la unidad sería mucho más difícil de concertar", dice.

Representación

Aunque los objetivos de la MUD ya estén claros y la ejecución de los mismos se esté poniendo en marcha, aún habrá que esperar para saber si los "ninís", aquellos votantes que están decepcionados del chavismo, se sentirán los suficientemente representados como para marcar su opción en el tarjetón.

El profesor Evans lo pone en duda: "Todo el que ha apoyado y apoya al presidente Chávez piensa en el futuro y tiene una retaliación electoral permanente en contra del pasado. Eso significa que no están dispuestos a darle el voto a los partidos AD y Copei, y esos grupos tienen un gran peso en las decisiones que toma la MUD. Creo que muchos estarían dispuestos a abstenerse en lugar de aplicar algún voto castigo".

Y concluye: "El gobierno tendrá que reconquistar a los decepcionados que podrían poner en riesgo la reelección... no porque opten por la oposición, sino porque quizá no se movilicen. La oposición, en cambio, sí puede movilizar a ciertos sectores que nunca han sido chavistas, pero que tampoco se han preocupado por el asunto electoral".

Una vez más, puede que los indecisos sean quienes definirían las elecciones presidenciales de 2012, que -de cumplirse las predicciones de los analistas- podrían tener un final de fotografía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.