Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/2013 12:00:00 AM

Venezuela: el ‘Silva-Gate’ explicado

El presentador Mario Silva dice que la grabación en la que habla de corrupción en el gobierno es un montaje.

La grabación revelada el martes por diputados de la oposición venezolana en la que se escucha a Mario Silva, un presentador de un programa de televisión oficialista y militante del PSUV chavista, con quien sería un miembro del G2 cubano, se empieza a conocer en el país vecino con el nombre del ‘Silva-Gate’.

Los comentarios y contenidos de la conversación dejan mal parado a varias figuras del chavismo, al mismo presidente Maduro, su esposa, Cilia Flores, al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, al exministro José Vicente Rangel, entre otros. La conversación revela lo que sería una feroz puja de poder al interior del chavismo y hasta dónde llega la injerencia de los cubanos sobre lo que sucede en Venezuela.

Mientras a medio día el país se enteraba de esta grabación, el presidente Maduro continuó con su agenda de eventos oficiales, que incluyó una visita al buque-escuela naval Simón Bolívar de la Armada y luego una reunión con representantes del gobierno de Portugal que se encontraban el martes en Caracas para la firma de unos acuerdos de cooperación mutua.

Sólo casi a la medianoche, el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, y uno de los principales implicados, se refirió a los audios. Dijo que era un montaje, que no habían presentado pruebas de lo que se denunciaba allí y que no era cierto que hubiera divisiones al interior del chavismo.

Luego, fue el mismo Mario Silva, quien desde su programa de televisión 'La Hojilla', que se dedica a comentar hechos políticos y con frecuencia critica con virulencia a opositores, periodistas y opositores del gobierno, leyó un comunicado rechazando la autenticidad de la grabación. Aunque no negó que fuera su voz, dice que fue un montaje que hizo la oposición con los audios de lo que él ha dicho durante más de 9 años en su programa. Dijo que la inteligencia israelí, el Mosad, estaría detrás de eso.

Aprovechó para criticar a la oposición a quienes tildó de "asquerosos" por atacar de nuevo a los cubanos, quienes lo único que han hecho es ayudar a los venezolanos a través de la salud, la educación, entre otros programas de cooperación que Venezuela ha firmado con Cuba.

Luego dijo con tono amenazante que ese “bodrio” presentado por la oposición “tendrá sus consecuencias". Silva anunció su retiro temporal del programa, argumentando motivos de salud, y dijo que se ponía en manos de la justicia. "Si tengo que inmolarme por la revolución, lo haré”, dijo.

La revelación de este audio se da al cumplirse un mes desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia, en medio de una situación económica crítica, en la que hay escasez de alimentos y otros artículos básicos como papel higiénico.

En los últimos días ha habido también fallas en el sistema eléctrico en varias ciudades del país, sectores de Caracas estuvieron sin agua y sin conexión a Internet en las últimas horas. La oposición venezolana no ha dejado un solo día de criticar la gestión del gobierno a quien ha bautizado como a “los enchufados” en el poder.

Las denuncias del ‘Silva-Gate’

La oposición venezolana siempre había desacreditado y cuestionado al presentador y comentarista Mario Silva, pero hoy hablan de él como el Vladimiro Montesinos del chavismo, y antes de revelar el audio, (todavía no hay una explicación sobre cómo obtienen esa grabación, le fecha de esa conversación, etc.) el mismo líder de la oposición, Henrique Capriles hizo promoción vía su cuenta de Twitter de que el país conocería graves hechos de corrupción.

Estos son algunos de los puntos más espinosos que revela la grabación de la conversación de Mario Silva con Aramis Palacios, quien sería un teniente coronel del G2 cubano, según lo explicó ayer el diputado de oposición Ismael García.

Diosdado Cabello, el verdadero poder

En varios puntos de la conversación Silva habla con preocupación sobre el poder que ostenta Diosdado Cabello. Menciona que hay que “cercenar sus puntos de financiamiento”. Según la grabación, Cabello controla dos instituciones claves del aparato económico estatal, Cadivi (que se encarga de autorizar el acceso a divisas extranjeras) y el Seniat (la dirección de impuestos nacionales). El hermano de Cabello, José David, es el director de esa entidad.

En la grabación, Silva menciona que el exministro de economía, Jorge Giordani, habló en una reunión sobre fuga de divisas a través de empresas fantasmas de Cabello. También habla de otras empresas de maletín, controladas por el exdirector de la Disip (antigua dirección de servicios de inteligencia) aliado de Cabello.

Facciones en las Fuerzas Armadas

Silva habla con preocupación de la división al interior de las fuerzas armadas y de seguridad del Estado. Dice que Diosdado Cabello controla el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) el DIM (Departamento de Inteligencia militar) y el Cipc (Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística).

La Policía Nacional es motivo de preocupación para Silva porque dice que el chavismo no la controla, que está en manos de la "derecha", a través de Soraya El Achkar que está ligada a varias ONG y tiene un mensaje de "institucionalidad" que no sigue los principios revolucionarios y bolivarianos.

Uno de las cosas importantes que menciona Silva es el alcance de poder de Diosdado Cabello entre los militares. Habla ahí de la promoción del 85, es decir, los compañeros de escuela de Cabello, que ascienden a mediados de año a grado de generales. A Silva le preocupa que los militares aliados al chavismo fuerte están casi a punto de retirarse.

También le preocupa que el actual Ministro de Defensa, Diego Molero, no tiene la suficiente cercanía a Nicolás Maduro, y que éste no se ha reunido con él, e insinúa que es por culpa de Diosdado, quien controla la situación. De hecho, en la conversación, Silva le relata al cubano que empezaron a circular rumores que Molero y otro grupo de militares estaban conspirando para propinar un golpe de Estado contra Maduro. Cuando Silva cuestiona a Molero al respecto dice que son chismes, pero esos chismes ya le han llegado a Maduro y a su esposa, y por eso se niegan a reunirse con Molero.

Otros de los militares que aparecen mencionados en la conversación son los hermanos Cliver y Carlos Alcalá Cordones y el general Wilmer Barrientos, quien coordinó el ‘Plan República’ y toda la seguridad durante elecciones.

Ellos se habrían reunido con el abogado constitucionalista Hermann Escarrá, para consultarle si el Ceofan (Comando Estratégico Operacional de las Fuerzas Armadas Nacionales) tenía que seguir plegado a las órdenes del Ministerio de Defensa, o si podían actuar de cuenta propia. En teoría, y según lo que relata Silva en la conversación, es Diosdado Cabello el que les vende la idea.

Silva y el cubano hablan de dos militares aliados a ellos que podrían nombrar como ministro de Defensa, el general Alí Uzcátegui Duque, actual embajador en Viena, o el general retirado Armando Laguna Laguna, quien al parecer era muy querido por Chávez y hoy es jefe de gobierno del territorio insular Francisco de Miranda. Pero Silva le advierte a Palacios que en estos momentos no pueden sacar a Molero del Ministerio de Defensa porque se lo toma Cabello.

También hablan de otros militares, algunos de ellos actuales gobernadores de otros estados, como José Gregorio Vielma Mora, el del estado fronterizo del Táchira, que estarían conspirando políticamente “pa’ tirarle coñazo a Maduro”.

El influenciable Maduro

Hay varios apartes de la grabación que ponen en duda la capacidad de mando de Maduro. Silva cuestiona que Maduro haya hecho la devaluación del bolívar antes de que fuera presidente electo, y que sacara a Manuel Barroso como presidente del Cadivi.

Así mismo, cuestiona que a Nicolás lo estén aislando ciertos sectores, como al parecer pasó con Chávez, y que por eso no esté tomando las decisiones correctas. Habla de unos supuestos asesores franceses traídos, al parecer, por Temir Porras (uno de los hombres de confianza de Maduro y quien ha estado durante años en la Cancillería), pero dice que no puede confirmar si es cierto o no.

La grabación revela un episodio que demuestra hasta qué punto es importante en altos círculos del gobierno el tema religioso o místico. Silva relata que Maduro le dijo que estaba impresionado porque en el cuartel de La Montaña, donde está sepultado Chávez, hay un cuadro del comandante y al parecer la cara de Maduro se apareció en las manos de Chávez en ese cuadro durante la campaña. Silva habla de un video, que no ha visto, y unas fotos que el exministro y actual gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, le hace llegar por correo con la imagen.

Hubo quienes querían utilizar eso durante la campaña, pero temiendo que eso pueda destruir para siempre la candidatura de Nicolás “como un loco”, deciden que es mejor no hacerlo público. Silva cree que la idea de hacerlo público era de Cabello, para que se desplomara la candidatura de Maduro.

Otro aparte interesante es que Silva dice “Tengo temor, Palacios, de que Nicolás, primero, esté siendo manipulado por Cilia”. Según Silva, Cilia Flores, la esposa de Maduro, es la que manda a una de sus asesoras a preguntar por el tema del golpe de Estado y también es la persona con la que Silva habla para que Nicolás se encuentre con el ministro de Defensa Molero, reunión que no ocurre.

Habla también de otro grupo de poder conocido con el nombre de ‘Los Vampiros’, compuesto supuestamente por el hermano del vicepresidente Arreaza, Gustavo, presidente del canal estatal Venezolana de Televisión, Rubén Hernández y Tania Díaz, exministra de comunicaciones y diputada de la Asamblea. “Los sacó el comandante por ladrones” y dice que ese grupo está vinculado a Cilia Flores.

Más adelante dice: “Yo creo que Nicolás así tenga las ganas de hacer lo que quiera hacer, está entrampado... la trampa está en todos los grupos de poder”. El grupo de poder más amenazante es el de Diosdado Cabello y como tapones contra sus alcances de poder están tres ministros claves: Diego Molero, el de Defensa, Jorge Giordani, de Planificación, y Rafael Ramírez, de Petróleo y Minería y Yadira Córdoba, exministra de Educación Universitaria.

También menciona a otro grupo de poder, liderado por el exministro de Defensa José Vicente Rangel. Dice que Rangel estaba interesado en hablar con Jorge Arreaza, apenas se supo que él sería vicepresidente, para “facilitar unos contratos de construcción”. También habría intervenido para prevenir que el gobierno tomara acciones contra un contratista aliado que negociaba con dólares y que Rangel le prohibió que hablara mal de alguien que es contratista de Pdvsa en su programa porque era amigo de su esposa.

La influencia cubana

Mario Silva dice que una conversación que él tuvo con Fidel, no entendía por qué en Venezuela se seguían celebrando elecciones. Y que se lo había dicho a Chávez. Silva dice estar de acuerdo con Fidel.

Luego Silva relata que se reunió con dos oficiales de inteligencia cubanos en Fuerte Tiuna y hablan de las posibilidades de modificar los resultados en el Concejo Nacional Electoral. Habla también de que Diosdado y su gente lo que quiere es acabar con los convenios de los cubanos.

¿Elecciones manipulables?

Dice que el protocolo de seguridad del sistema estuvo una hora caído la noche de elecciones. Se habla también de que hubo un mega hacker, aliado a Diosdado Cabello y que había que sentar a las rectoras del CNE a que entendieran como eran las cosas.

Silva dice que si la oposición hubiera ganado, así fuera por dos puntos, hubiera sido una situación crítica de seguridad en el país. También dice que la maquinaria no le funcionó al chavismo y que la campaña de Maduro fue una cosa tipo 'Sábado Sensacional', que no resultó.

¿Silva, la víctima o el verdugo?

“Estamos metidos en un mar de mierda... y esta vaina se está manejando por debajo”, le dice Silva al cubano sobre la corrupción que hay en el gobierno.

Dice que hay ministros que están robando porque no saben qué hacer y creen que el gobierno se va a desmoronar y añade: "El objetivo ahorita a matar soy yo, porque yo sé demasiada mierda". Dice luego que mandaron a matar a sus hijos. "Descubrimos a dos y ‘pum-pam’ y le dimos...". Dice que entre los capturados le encontraron un fusil de la Otan.

Luego dice que a su familia la han “caceroleado” y que tiene ganas de irse para allá a “caerle a tiros” al que se acerque a su casa. Dice más adelante que Molero le dio 5 fusiles y que en total tiene 12. En su programa de televisión anoche Silva dijo: “Verdugo no pide clemencia”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.