Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1982/08/30 00:00

VERANO CON BOMBAS

Mientras un grupo de derecha atenta contra Regis Debray, armenios y palestinos también se hacen oír.

VERANO CON BOMBAS

Cuatro atentados terroristas fueron perpetrados en París entre el 20 y 21 de julio. El más grave se produjo en la Plaza San Michel, en el corazón del Barrio Latino donde la explosión de una bomba hirió a quince personas y causó ligeros estragos a sus alrededores. Los efectos de la explosión fueron considerablemente amortiguados, según la policía, por la caneca metálica de basura en la que la bomba había sido depositada.
Este atentado fue reivindicado por la organización armenia "Orly" que, después de realizar varias "operaciones militares" contra Francia, había propuesto una tregua el 29 de enero.
Voceros de los grupos armenios han condenado la actividad del grupo ORLY por su "espíritu fascista", mientras que el ministro del interior francés, rechazaba el rumor de un acuerdo con los terroristas armenios.
El gobierno francés habría ofrecido, en cambio, otorgar asilo político a los cuatro miembros del comando que habían tomado el consulado de Turquía, el 24 de septiembre de 1981 en París. Diez meses más tarde, los cuatro extremistas siguen encarcelados. "Orly" ha decidido, pues, pasar a la acción contra un gobierno que "no cumple promesas".
Actualmente existen varios grupos que luchan por el reconocimiento por parte de Turquía del genocidio perpetrado en 1915: el Ejército Secreto para la Liberación de Armenia (Asala), el Movimiento para la Liberación Armenia, los Comités de Defensa de la causa Armenia, Orly, etc. Algunos de ellos reivindican la creación de un estado Armenio.
Algunas horas más tarde, otra carga explosiva devastaba el apartamento en el que había vivido, hasta 3 días antes, Regis Debray, consejero del presidente francés y especialista en América Latina.
El atentado fue reivindicado por "Las Brigadas Revolucionarias Francesas", grupo derechista totalmente desconocido en Francia hasta hace un par de meses cuando secuestró al escritor Jean Edern Hallier.
"Nosotros hemos hecho saltar el domicilio de Regis Debray, miembro del gobierno y colaborador de la Internacional Comunista", dijo la BRF.
El ataque contra el consejero del presidente Mitterrand, añadieron los terroristas, es "la segunda y última advertencia al gobierno francés".
Las Brigadas habían expuesto sus reivindicaciones después del secuestro del escritor Edern: "despido de los cuatro ministros comunistas, anulación de los acuerdos de compra de gas a la Unión Soviética, ayuda nacional a la resistencia Afgana y, en fin, dimisión del ministro del interior".
La ofensiva terrorista coincide, sin embargo con los debates parlamentarios sobre el proyecto "Seguridad y libertad" que definirá la estrategia gubernamental en materia de seguridad. El gobierno, que había prometido abrogar esa ley, ha decidido modificarla únicamente, en razón de los atentados terroristas que en un año, han causado seis muertos y unos ciento diez heridos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.