Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/1991 12:00:00 AM

VICTORIA ANUNCIADA

Helmut Kohl deja atrás a sus adversarios y se consolida como el líder absoluto de la nueva potencia europea .

Desde los tiempos de Konrad Adenauer, nunca un candidato alemán a la cancillería habia estado tan seguro de su éxito como Helmut Kohl el domingo 2 de diciembre.
En realidad, las elecciones parecen haberle brindado una doble satisfacción: la de haber sido elegido canciller con el 44.1 por ciento de la votación 55 por ciento sumando los votos obtenidos por el partido liberal que lo apoya, y la de ser el elegido de todos los alemanes, gracias a una votación pareja tanto en el este como en el oeste. Además, los resultados de las elecciones lo señalan no solamente como el primer canciller de la Alemania unificada, sino que representan un récord: la votación a favor de la CDU es la más alta obtenida por un partido politico en la historia de las elecciones libres en Alemania.
Todo parece indicar que los alemanes están satisfechos con la coherencia y la determinacion de Kohl, quien, apoyándose en el desmoronamiento soviético, evitó la descomposición y la anarquía en la República Democrática. Pero, a pesar de todo, el tercer mandato de Helmut Kohl va a ser complicado. Deberá hacer frente a los abstencionistas: aquellos decepcionados porque Alemania renunció definitivamente a los territorios al este de la línea Oder-Neisse, y aquellos que se sintieron poco apoyados por el gobierno de Bonn en las negociáciones del Garr. Kohl deberá tambien satisfacer al millón de nuevos electores formado por los refugiados de los dos últimos años y a los que vendrán. Además, Helmut Kohl deberá jugarse su prestigio personal, para superar las diferencias dentro de la coalición gubernamental demócrata cristiana y liberal, y las existentes en el seno de su partido, dividido después de la reunificación y debilitado por los caciques regionales.
El gran ganador de la selecciones parece haber sido el pequeño partido liberal (FDP), al obtener 11 por ciento de la votación de 1987 , y cuyo éxito al este le da más peso dentro de la coalición gubernamental. El liberal Genscher, resultó recompensado con 78 curules en el Bundestag, por sus esfuerzos al servicio de una Alemania reunificada.
Por otro lado, la votación parece haber señalado claramente a los perdedores. En primer lugar, la tendencia ecologista parece estar pagando caro la campaña electoral confusa y poco creíble que evidenció sus divisiones internas y su falta de liderazgo. El Partido Ecologista del Oeste no solamente perdió sus 51 curules en el Bundestag, sin que Alianza 90, su compañero del Este obtuvo solamente ocho.
El otro derrotado fue el partido social demócrata de Oskar Lafontaine. A candidato rival de Kohl la ex República Democrática no le perdonó su actitud prudente ante la unión política y su oposición a la unificación monetaria La esperanza que les queda a los social demócratas es que el gobiemo actua pague el precio de la reunificación ello les dé un resultado más favorable en 1994. A la derrota del partido, tanto al este como al oeste, se suma la decepción de haber perdido la mayoría en Berlín, cuyo alcalde social demócrata fue destronado por su adversario del partido de Helmut Kohl.
Por lo que se refiere al Partido Comunista renovado (PDS), que se esperaba cayera estrepitosamente luego de varios escándalos financieros, los resultados fueron más alentadores gracias al popular Gregor Gysi, pero ninguna tendencia parece estar dispuesta a aliarse con él. Finalmente, los republicanos de extrema derecha desaparecen del Bundestag, tras un desastroso resultado electoral.
Esto hace que ante la victoria de la coalición que respalda al canciller Kohl, los social-demócratas se encuentren prácticamente solos en la oposición. El resto de tendencias no tiene el peso suficiente en el Bundestag para desempeñar plenamente un trabajo parlamentario, sobre todo frente a una mayoría que ocupa 398 de las 662 curules. A pesar de ello, como los liberales obtuvieron mejores resultados en algunas regiones, no será fácil para el nuevo gobierno obtener rápidamenle la ratificación del Bundestag. Las negociaciones llegaran probablemente hasta fines de diciembre, mientras una coalición en donde la minoría ya no es tan evidente negocie largamente las condiciones y el programa de gobierno.
Helmut Kohl tendrá que demostrar que es el hombre indicado para realizar la segunda etapa de la reunificación alemana, aquella que será muy probablemente, la mas complicada: la adaptación de la economía y de la sociedad de la República Democratica a las de la República Federal. Este segundo paso es necesario no solo como elemento de cohesión, sino como modelo para seguir para los países del este, deseosos de lograr, ellos también, su entrada en la economía y la sociedad de Europa Occidental.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.