Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/30/2014 12:00:00 AM

Vietnam, la pequeña nación que no teme a las potencias

El conflicto por la explotación de recursos naturales en el Mar de China Meridional ha enfrentado a China con el pequeño país.

;
BBC
El conflicto por la explotación de recursos naturales en el Mar de China Meridional ha enfrentado a China, la nueva potencia mundial, con Vietnam, un país experto en derrotar a grandes potencias.

En mayo de 2014 fábricas, empresas y plantas industriales chinas -o empleadoras de trabajadores chinos, o con caracteres chinos en sus fachadas- fueron atacadas en Vietnam, luego de que Pekín colocara una plataforma petrolera en aguas en disputa.

Aunque la consolidación de China como potencia mundial ha generado temores y protestas en varias naciones del sudeste asiático, desde India hasta Japón, la ferocidad de las marchas en Vietnam -que obligaron a la evacuación de varios inmigrantes chinos de esa nación- sorprendió por la coordinación y la determinación de los manifestantes.

Muchos de los que protestaron en las calles son hijos nietos de aquellos hombres y mujeres que derrotaron al ejército de Estados Unidos en la guerra que comenzó a mediados de la década del 60 y de los que vencieron a las tropas francesas en Dien Bien Phu, batalla de la que se cumplieron 60 años en marzo de 2014.

En estas últimas seis décadas, Vietnam se ha enfrentado consecutivamente a la potencia europea regional, a la potencia mundial y a la potencia en ciernes, ya que en 1979, tropas vietnamitas chocaron contra fuerzas chinas por un conflicto fronterizo, sin un resultado claro para ninguna de las partes.

Pero para el profesor Carl Thayer, de la Academia de Defensa de Australia, aunque es muy poco probable que ambos países vuelvan a enfrentarse militarmente, en caso de un nuevo conflicto la situación sería muy diferente a 1979.

En todos los frentes

Ese año, las diferencias ideológicas y políticas entre la Unión Soviética y China convirtieron a Moscú en el nuevo aliado vietnamita.

"Ahora es muy poco probable que Rusia haga el esfuerzo de suministrar armas y repuestos a Vietnam, ya que no querrá enfrentarse a China", le dijo el profesor Thayer al servicio vietnamita de la BBC.

Según el experto, hace tres décadas China no quiso utilizar su aviación por miedo al sistema de defensa aéreo vietnamita.

"Sin embargo, una escaramuza en el año 2014 se llevará a cabo en varios frentes, con la participación de la fuerza aérea, marina, infantería y hasta submarinos".

Para Thayer, el conflicto terminaría muy rápido y favorecería a la potencia regional.

Pero aún con todo a su favor, existen suficientes motivos para que China no quiera continuar con esta escalada: "Pekín no quiere empujar a Vietnam hacia Estados Unidos ni que Washington incremente su presencia en las Filipinas y afecte sus intereses regionales".

Cultura sí, dominio no

La relación entre China y Vietnam comenzó tres siglos antes de Cristo cuando un "señor de la guerra" chino fundó el reino de Nam Viet. Pero cuando la dinastía Han consolidó su poder lo suficiente para extender su poder hacia el sur, en el segundo siglo después de Cristo, Vietnam pasó a ser una provincia china por los próximos ocho siglos.

Vietnam incorporó el lenguaje chino y las enseñanzas de Confucio, pero a pesar de la importancia de la cultura china que imprimió primero la dinastía Hang y luego la dinastía T´ang, el historiador John McAlister sostiene que esos primeros vietnamitas "poseían un fervor por su autonomía política", que alcanzarían en el año 939.

"Entre los numerosos pueblos en la periferia sur de China, solo los vietnamitas adoptaron la cultura china sin volverse parte del sistema político de ese país", señala el historiador y añade: "Al final ellos lograron establecer su identidad como una nación separada dentro de la civilización en el sudeste asiático".

William Duiker coincide con McAlister y va aún más allá: "La tradición de resistir los intentos de conquista por parte de China se internaron profundamente en la conciencia nacional, no solo de la elite intelectual sino entre los campesinos".

"La mayoría de los grandes héroes de la historia vietnamita -las hermanas Trung, Tran Hung Dao, Le Loi, Nguyen Hué- dejaron su marca al defender con entusiasmo el territorio de su país de las invasiones que provenían de la frontera china, a veces con mínimas posibilidades de victoria", concluye el historiador.

Pero la invasión que terminaría con la independencia vietnamita por más de un siglo no provendría del norte, sino de Occidente, y cuando eso ocurrió, fue China la que salió al rescate.

El apoyo chino a las fuerzas vietnamitas fue fundamental para alcanzar la victoria en Dien Bien Phu, "la única vez que un ejército profesional europeo fue decisivamente derrotado por fuerzas nativas en una batalla campal", según Julian Jackson, profesor de Historia Moderna Francesa en la universidad británica Queen Mary.

Derrota humillante

Francia había "llegado" a Vietnam, a través de sus misioneros cristianos, a comienzos del siglo XVII, pero muy pronto la misión evangelizadora se convirtió en una cuestión geopolítica que terminaría con la intervención del ejército francés en ese territorio en el siglo XIX, con la bendición de Napoléon III.

Después de la invasión de Francia por parte del ejército nazi en la Segunda Guerra Mundial, Japón llenó el vacío dejado por el poder colonial europeo.

Tras Hiroshima y Nagasaki, los sueños imperialistas japoneses -que también habían involucrado el territorio chino- se desvanecieron, y el gobierno francés intentó recuperar en el sudeste asiático su orgullo perdido en los campos de guerra europeos.

Pero el líder nacionalista Ho Chi Min tenía otros planes: el 2 de septiembre de 1945 declaró la independencia del país y en 1954 trastocó el proyecto neoimperialista de los franceses, que habían establecido sus fuerzas en el valle de Dien Bien Phu, a unos 450 kilómetros de la capital norteña de Hanoi.

Rodeada por colinas y montañas selváticas, la posición era defendible si los franceses mantenían el control de las colinas más cercanas y recibían suministros por vía aérea, pero el alto mando francés subestimó la capacidad de los vietnamitas para acumular artillería detrás de las colinas.

"Al comienzo de la batalla, los vietnamitas habían desplegado unas 50.000 tropas y una cantidad considerable de artillería y material bélico. La ayuda china había sido clave. China envió cerca de 2.000 toneladas de comida, 60.000 proyectiles y 100 piezas de artillería", le dijo Jackson a la BBC.

Para el historiador británico, el desenlace de la batalla no fue una simple derrota francesa en una guerra de guerrillas, fue una caída "casi tan humillante como la sufrida en manos de los alemanes en 1940".

Sacrificar todo

El prestigio adquirido por Ho Chi Min en el conflicto contra Francia, y la definitiva identificación de los comunistas con los intereses independentistas, sería fundamental en el próximo conflicto con una potencia extranjera.

Tras Dien Bien Phu, Vietnam quedó dividido en dos repúblicas, el norte bajo la égida comunista y el sur gobernado por Ngo Dinh Diem (desde su independencia de China, el autónomo reino vietnamita se había extendido hacia el sur, pero la dificultad de imponer un gobierno central a las poblaciones locales queda de manifiesto en el hecho de que la unificación recién llegó en 1802, pocas décadas antes de la invasión francesa).

Ante la infiltración comunista en el sur, Diem comenzó a recibir ayuda militar de un Estados Unidos preocupado por la expansión de la Unión Soviética y de China en el sudeste asiático. Esta preocupación convertirá a Vietnam por los próximos años en uno de los escenarios más sangrientos de la Guerra Fría.

Luego del incidente en 1964 en el Golfo de Tonkin, donde Washington acusó a Vietnam del Norte de abrir fuego contra navíos de guerra estadounidenses, el Capitolio aprobó la intervención militar. Unos 200.000 efectivos militares llegarían en 1965. Para 1967 serían medio millón.

En 1968 Vietnam del Norte lanza la Ofensiva Tet, un asalto combinado contra las posiciones estadounidenses. A diferencia de Dien Bien Phu, la operación no fue un éxito militar, "pero al disparar una cadena de eventos en Estados Unidos que pusieron un alto a la escalada militar y el comienzo del proceso de paz en París, la ofensiva terminaría siendo una gran victoria a largo plazo", explica el historiador Kevin Ruane.

Considerada la primera guerra televisada, las imágenes que llegaban a los televisores estadounidenses mostraban "el espectáculo de la nación más poderosa del mundo destruyendo a una pequeña sociedad campesina, lo que contribuyó a una crisis de conciencia de muchos ciudadanos comunes con respecto al conflicto", concluye Ruane.

En 1973 se firma en París un cese al fuego y las tropas estadounidenses se retiran en marzo de ese año. En abril de 1975 Vietnam volvería a estar unida bajo un mismo gobierno. Tres décadas antes Ho Chi Min había declarado al proclamar la independencia:

"Vietnam tiene el derecho de ser libre e independiente y de hecho lo es. Todos los vietnamitas están decididos a movilizar todas sus fuerzas físicas y mentales, a sacrificar sus vidas y propiedades para salvaguardar esa independencia y esa libertad".

Todos fueron avisados: Francia, Estados Unidos, e incluso China.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.