Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/21/2015 10:00:00 AM

Decenas de detenciones durante la visita del Papa a Cuba

En medio de la euforia por su llegada a Cuba, el encuentro con Fidel Castro y la partida el martes hacia los EE.UU., la visita del Pontífice también lleva la marca de las detenciones de disidentes del régimen.

En un artículo titulado El Papa se reúne con Fidel Castro pero no con los disidentes, el diario francés Le Monde registró que el gobierno cubano prohibió todo contacto entre los disidentes y el Pontífice argentino.

El diario reportó que las reprimendas de la guardia del Pontífice y de los policías cubanos  fueron contundentes frente a cualquier tipo de gesto que fuera en contra del Papa o del Estado, a su paso por las calles de La Habana. La reacción de las autoridades no se hizo esperar frente a simples gritos de “¡Libertad!” de los transeúntes.

Según Le Monde, defensores de los derechos humanos en Cuba denunciaron decenas de llamados de atención por parte de las autoridades, tanto en La Habana como en las ciudades de la provincia.

En cuanto al diario español El País, el medio registró que los disidentes cubanos “contemplaron de nuevo cómo un Papa pasaba de largo por La Habana. Ni Francisco los mencionó en sus discursos, ni intentó reunirse con ellos”.

Aunque la voluntad de no pronunciarse sobre cuestiones relativas a los presos políticos y a la problemática de las libertades en la isla ya estaba clara, sigue llamando la atención tan pronunciado silencio.

La Nunciatura apostólica (la misión diplomática del Vaticano) había invitado a dos figuras de la oposición para que se encontraran con el Papa: la prisionera política Martha Beatriz Roque y la periodista independiente Miriam Leyva. Sin embargo, agentes de seguridad del Estado cubano impidieron esa reunión. 
 
Así mismo, el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, manifestó que en los últimos días han sido detenidos decenas de disidentes. Estos últimos estuvieron retenidos durante una o varias horas, según el caso, en estaciones de policía o en sus propias casas, a manera de detención domiciliaria.

Las detenciones se han registrado particularmente cuando los disidentes querían desplazarse desde la provincia hacia La Habana para asistir a las misas del Papa.

En cuanto a las Damas de blanco (esposas y personas cercanas de los prisioneros políticos), tampoco podrán entrevistarse con el Pontífice. Medios internacionales reportaron que varias Damas de blanco fueron detenidas por la policía para evitar un encuentro con el Pontífice.

“Varias Damas de Blanco fueron retenidas cuando se preparaban para asistir a la misa en la Plaza de la Revolución”, registró Univisón.

Por su parte, el diario El Mundo de España reportó que “la líder del movimiento disidente Damas de Blanco, Berta Soler, ha explicado que fue detenida temporalmente ayer, tras la llegada del Pontífice, y este domingo, cuando se disponía, junto a 22 integrantes de su grupo y su marido, el ex preso político Ángel Moya, a asistir a la misa papal”.

El Pontífice está desde la mañana del lunes en Holguín, la región de nacimiento de los hermanos Castro, y viajará por la tarde a Santiago de Cuba. Según Berta Soler, en esas dos diócesis también se han registrado arrestos de Damas de blanco.

Mientras que los medios nacionales e internacionales le han dado un amplio cubrimiento a estas detenciones, el diario isleño Granma, tildado por habitantes locales de ser un 'órgano del Partido comunista' no contiene absolutamente ninguna información sobre las Damas de blanco, y mucho menos sobre las detenciones arbitrarias de los disidentes cubanos.

Queda claro que en materia de democracia y libertad de expresión a la isla aún le queda un buen trecho que recorrer.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?