Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/12/26 00:00

Visita Histórica

Visita Histórica

La foto del abrazo entre el primer ministro libanés, Saad Hariri, y el presidente sirio, Bashar Assad, tiene toda una significación histórica. El primero es hijo del asesinado Rafiq Hariri, figura crucial de la reconstrucción de Líbano tras la guerra civil, cuya muerte siempre se atribuyó a los servicios secretos sirios. La escena tuvo lugar en Damasco, a donde viajó Hariri en busca de mejorar las relaciones, rotas desde cuando ese atentado desencadenó multitudinarias manifestaciones que lograron que las tropas sirias abandonaran el país, que ocuparon por más de 30 años. A pesar de que Líbano resiente los vínculos de Siria con el grupo insurgente Hizbolláh, con esta visita queda claro que ambas naciones están listas para pasar la página. No tocaron el tema del asesinato y después de varias reuniones y abrazos, los líderes se mostraron amables y colaboradores. Afirmaron que las naciones hermanas aprenderán del pasado y trabajarán en armonía para lograr beneficios mutuos. Hace poco también, Estados Unidos y el Líbano abrieron embajadas en Damasco, mientras Siria hizo lo mismo en Beirut.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.