Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/02/24 00:00

Welcome Mr. Chávez

El alcalde de Londres, un actor de Hollywood y un Kennedy son sólo algunos de los simpatizantes de la revolución bolivariana en el Primer Mundo.

Welcome Mr. Chávez

El comercial no puede ser más sentimental. En las imágenes, una anciana afroestadounidense arrastra una cama metálica desde el sótano hasta la cocina para poder dormir al lado del horno. Inmediatamente después, el ex congresista Joseph Kennedy, sobrino del presidente John F. Kennedy, aparece en una plataforma petrolera en el lago de Maracaibo y agradece en inglés a "nuestros amigos en Venezuela" el descuento de 40 por ciento en el combustible que permite calentar los hogares pobres de Massachussets. "Nadie debería ser abandonado en el frío", remata.

El mensaje de Kennedy sonó como un sacrilegio a los sectores conservadores de Estados Unidos. Lo consideraron una propaganda a favor del antiimperialista presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Fue criticado en Fox News y lo acusaron de traicionar el legado de su tío, quien advirtió de los peligros del comunismo. Kennedy, quien dirige una fundación que trata de rebajar los costos de la calefacción para ancianos y pobres, aseguró que Citgo, de propiedad del gobierno venezolano, fue la única empresa que contestó su llamado y que muchos de los cambios de los últimos años en Venezuela han sido para bien.

Kennedy no es el único 'chavista' del Primer Mundo. Ken Livingstone, el alcalde labosrista de Londres, ha declarado su admiración por Chávez. El martes firmó un acuerdo con el canciller venezolano, Nicolás Maduro, para comprar gasolina más barata a cambio de asesorar a Caracas en temas como reciclaje y tránsito. Gracias al convenio, el combustible venezolano impulsará los famosos buses de dos pisos y 250.000 londinenses de bajos recursos pagaran a mitad de precio sus tiquetes.

Danny Glover, al actor que protagonizó junto a Mel Gibson Arma mortal, se suma a la lista. Al día siguiente del discurso de Chávez ante la ONU, cuando llamó a George W. Bush "el diablo", el actor lo presentaba en una iglesia de Harlem. El petróleo barato de Venezuela también llegó a Nueva York y Glover ha visitado Caracas para entonar el famoso "Uh, ah, Chávez no se va".

Chávez ha incluido en su discurso referencias a Martin Luther King y ha ganado el favor de varios afroestadounidenses famosos. El reverendo y ex precandidato presidencial demócrata Jesswe Jackson, el promotor de boxeo Don King y el músico Harry Belafonte también han pasado por Venezuela para apoyar la revolución bolivariana. A ellos se suman los 1.200 círculos bolivarianos que operan en Estados Unidos, muchos de cuyos miembros son anglosajones.

Caracas ha logrado construir una red internacional de apoyos, así se trate de un amor comprado. "Chávez se va quedando solo en el mundo de las referencias revolucionarias. Su discurso vengador y justiciero es vendedor: rescata viejos anhelos, desafía el imperialismo y usa el petróleo con fines sociales. Hay una visión simplista desde afuera y a los progresistas les parece interesante apostar por una revolución fuera de sus países", dijo a SEMANA el sociólogo Amalio Belmonte, de la Universidad Central de Venezuela. Aunque se podría considerar un despilfarro, en el proyecto ideológico de Chávez tiene efectos favorables, pues impide la censura a su gobierno y podría evitar una sanción o un endurecimiento contra Venezuela. Y entonces será Chávez quien agradezca a sus amigos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.