Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2017 3:44:00 PM

Las demoledoras revelaciones del exdirector del FBI sobre su relación con Trump

En el testimonio oficial que presentará este jueves ante el Comité de Inteligencia del Senado, James Comey narrará sus conversaciones privadas con el mandatario y revelará su incomodidad por los intentos de que el FBI abandonará su investigación sobre Flynn.

;
BBC

"Yo necesito lealtad, yo espero lealtad", eso fue lo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le dijo al entonces director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) James Comey, durante una cena privada en la Casa Blanca el pasado 27 de enero.

La descripción de la reunión se encuentra en el documento con el testimonio oficial que Comey presentará este jueves ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos, que está investigando los supuestos vínculos de la campaña de Trump con funcionarios rusos en los meses previos y posteriores a las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.

Lea: Christopher Wray sería el nuevo director del FBI

La solicitud de lealtad es solo una de varias revelaciones hechas por el exfuncionario en su declaración oficial, en la que hace un recuento de todas las conversaciones privadas que mantuvo con el mandatario estadounidense.

"Me dijo que mucha gente quería mi trabajo"

El encuentro mencionado tuvo lugar apenas una semana después de la llegada de Trump al poder y casi cuatro cuatro meses antes de que el mandatario despidiera abruptamente a Comey de su cargo.

En el texto de Comey, que se dio a conocer este miércoles, el exfuncionario revela su incomodidad por lo que considera como el intento del mandatario de establecer algún tipo de relación condescendiente con él.

Indica que en ese encuentro Trump le preguntó si deseaba seguir al frente del FBI, algo que le pareció extraño porque ya se lo había dicho dos veces en una conversación anterior.

"Me dijo que mucha gente quería mi trabajo y que, dados los ataques que yo había sufrido el año anterior, él entendería si yo decidía dejar el puesto", apunta.

"Mi instinto me dijo que este encuentro privado y la simulación de que esta era nuestra primera discusión sobre mi cargo significaban que la cena era, al menos en parte, un esfuerzo para hacer que yo pidiera (permanecer) en mi cargo y crear una cierta relación de condescendencia", relata.

Asegura que el episodio le generó gran preocupación dada la tradicional independencia de la que disfruta el FBI dentro del Poder Ejecutivo.

Contexto: Trump despidió al director del FBI por no cerrar la investigación sobre los nexos con Rusia

"Espero que puedas dejar pasar esto"

En su declaración ante el Senado, Comey explica los detalles de una reunión en la que el mandatario le pidió que el FBI "dejara pasar" la investigación que estaba realizando de los vínculos del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn con Rusia.

Flynn estuvo solo 24 días en el cargo ya que renunció por las revelaciones de que tuvo contactos con el embajador ruso, Sergei Kislyak, a quien le aseguró que EE.UU. levantaría las sanciones económicas sobre su país.

La reunión se produjo el 14 de febrero. Ese día Comey acudió a la Oficina Oval a un encuentro sobre lucha contra el terrorismo, en el que participaron varios altos funcionarios entre los cuales se encontraba el fiscal general, Jeff Sessions.

Según su relato, al concluir la reunión, Trump pidió a las demás personas que salieran de la habitación, incluyendo a Sessions.

"Quiero hablar sobre Michael Flynn", dijo el mandatario cuando se quedaron a solas y a continuación comentó que Flynn no había hecho nada malo en sus conversaciones con los rusos, pero que había tenido que despedirlo porque no había informado adecuadamente al vicepresidente, Mike Pence.

"Él (Flynn) es un buen hombre. Espero que puedas dejar pasar esto", afirmó Trump.

"Yo solo respondí que ‘es un buen hombre‘, pero no dije que lo dejaría pasar", relata Comey.

Detalles de esta conversación se habían filtrado a la prensa estadounidense a mediados de mayo pasado. Entonces, la Casa Blanca negó rotundamente que Trump le hubiera solicitado al director del FBI el cierre de la investigación sobre Flynn.

Consulte: Yerno de Trump en líos por ‘Rusiagate‘

"Comencé a escribir en una laptop a la afueras de la Torre Trump"

En su testimonio, el exfuncionario hace un recuento de todas las conversaciones que mantuvo con el presidente, comenzando por la reunión en la que se conocieron, ocurrida el pasado 6 de enero en la Torre Trump.

En esa ocasión, Comey acudió junto a otros jefes de los servicios de inteligencia a informar al entonces mandatario electo acerca de la existencia de un reporte con información no corroborada que señalaba que el gobierno ruso poseía información comprometedora sobre él.

El exdirector del FBI dice que, según acordó con los demás funcionarios, al final se quedó a solas con Trump para informarle sobre ciertos aspectos personales delicados recabados durante el análisis de la situación y que, sin que Trump hubiera preguntado, le indicó que él no estaba siendo personalmente investigado.

"Me sentí compelido a documentar mi primera conversación con el presidente electo en un memorando. Para asegurar la precisión, comencé a escribir en una laptop en el vehículo del FBI a las afueras de la Torre Trump inmediatamente después de que salí de la reunión", afirma Comey.

Explica que desde entonces asumió como práctica hacer un registro escrito justo después de cada encuentro a solas con el mandatario. Estos informes los compartió en su momento con otros altos funcionarios del FBI, que estuvieron al tanto de sus conversaciones con Trump.

"Esta no había sido mi práctica en el pasado. Yo hablé a solas con el presidente Obama dos veces en persona (…). En ninguna de esas circunstancias yo hice un registro de las discusiones. Puedo recordar nueve conversaciones con el presidente Trump en cuatro meses, tres en personas y seis por teléfono", apunta.

"Le imploré al fiscal general"

La incomodidad experimentada por Comey durante la conversación privada con Trump, en la que este le pidió "dejar pasar" el caso de Flynn, le hizo desear no tener más encuentros a solas con el mandatario.

"Poco después, hablé con el fiscal general Sessions en persona para informarle sobre las preocupaciones del presidente sobre las filtraciones. Aproveché la oportunidad para implorarle al fiscal general que evitara cualquier futura comunicación directa entre el presidente y yo", señala.

"Le dije que lo que había ocurrido -que le pidieran salir (de la habitación) mientras que el director del FBI, que le reporta al fiscal, se quedaba- era inapropiado y no debía volver a ocurrir. Él no respondió", agregó.

"Levanta esa nube"

En su testimonio, Comey se refiere a una llamada telefónica que le hizo Trump el 30 de marzo, durante la cual describió la investigación sobre Rusia como "una nube" que afectaba su capacidad para actuar en nombre del país.

"Él dijo que no tenía nada que ver con Rusia, que no se había involucrado con prostitutas en Rusia y que siempre había asumido que estaba siendo grabado mientras estaba allá. Él me preguntó qué podíamos hacer para ‘levantar la nube‘", afirma el exdirector del FBI en el texto.

Agrega que al final de la conversación, el mandatario volvió a destacar que "la nube" estaba interfiriendo con su capacidad de hacer acuerdos por el país. "Dijo que esperaba que yo pudiera encontrar una manera de hacer saber que él no estaba siendo investigado", apuntó.

De acuerdo con la versión de Comey, ese tema volvería a salir en una llamada telefónica posterior que le hizo Trump el 11 de abril.

"El presidente me llamó y me preguntó qué había hecho yo acerca de su petición de que ‘hiciera saber‘ que él, personalmente, no estaba siendo investigado".

En esa conversación, Trump habría referido nuevamente que "la nube" estaba interfiriendo con su capacidad para hacer su trabajo.

Comey asegura que le indicó que la manera adecuada de gestionar su preocupación era a través del Departamento de Justicia, que era el canal tradicional para ello.

"Él dijo que lo haría y añadió: ‘Porque te he sido muy leal, muy leal; tuvimos esa cosa que tú sabes‘. No le respondí ni le pregunté a que se refería con ‘esa cosa‘. Sólo dije que la forma de manejar eso era hacer que el Consejo de la Casa Blanca llamara al vicefiscal general encargado", relata.

Esa fue la última vez que habló con Trump.

Pocas semanas después, el mandatario firmaba su carta de despido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.