Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/06/19 00:00

Alí Jamenei: el voto en Irán fue una "victoria definitiva"

Alí Jamenei: el voto en Irán fue una "victoria definitiva"

TEHERAN (AP) — El líder supremo de Irán dijo el viernes que las elecciones presidenciales del país tuvieron una "victoria definitiva" y que no se cometió fraude electoral, en un discurso sin concesiones a los manifestantes que reclaman que se anulen los comicios y se celebren de nuevo.

En su primer discurso a la nación desde que miles de manifestantes abarrotaron las calles de Teherán, el ayatolá Alí Jamenei dijo que las marchas han de cesar y que la oposición ha de hacer sus acusaciones en los límites del sistema de clérigos que dirige el país.
Jamenei dijo que los manifestantes serán "considerados responsables del caos si no terminan" con días de masivas protestas. El ambiente en Irán ha creado el mayor desafío a las autoridades del país desde que la Revolución Islámica de 1979 les otorgó en el poder.

El ayatolá señaló que no pueden ponerse en entredicho los resultados oficiales que muestran la gran ventaja del presidente Mahmud Ahmadineyad.

"Hay 11 millones de votos de diferencia. ¿Cómo puede uno manipular 11 millones de votos?", dijo Jamenei.

El líder supremo acusó a Gran Bretaña y a los enemigos de Irán de intentar fomentar el nerviosismo, pero insistió en que el país no vivirá una segunda revolución como la que transformó a las naciones que pertenecían a la antigua Unión Soviética.

Jamenei habló durante las oraciones del viernes en la Universidad de Teherán.
Press TV, una versión en inglés de la televisión estatal iraní, mostró imágenes de la abarrotada sala donde habló el líder supremo, mientras miles de personas se agrupaban fuera.

El ayatolá habló un día después de que cientos de miles de manifestantes vestidos de negro y verde llenaran las calles de Teherán en una lúgubre marcha con velas para recordar a aquellos que murieron en disturbios tras las elecciones.

La masiva marcha —la cuarta esta semana— demostró que el líder de la oposición, Mir Hossein Mousavi, goza de un fuerte apoyo popular.

Tras las elecciones, Jamenei aprobó los resultados describiéndolos como "una valoración divina" y exhortó a los iraníes a mantener sus acusaciones de fraude electoral en los límites del sistema de clérigos que dirige el país.

Sin embargo, las protestas de esta semana en Teherán pusieron en entredicho esa orden.
Será difícil para Jamenei — un hombre con literalmente poder ilimitado bajo la constitución iraní —retirarle el apoyo a Ahmadineyad. Sin embargo, Mousavi y sus partidarios han demostrado que no pueden ser ignorados.

Jamenei ordenó el lunes al Consejo Guardián que investigue las acusaciones de Mousavi de fraude electoral. El Consejo es una junta de 12 clérigos y expertos en leyes cercanos a Jamenei.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.