Viernes, 20 de enero de 2017

| 2009/06/17 00:00

¿Hacia una revolución?

La ira de cientos de miles de personas desbordada en las calles, los enfrentamientos con fuerzas de seguridad y el arresto de un centenar de figuras de la oposición pueden revivir las imágenes de la Revolución Islámica de 1979.

Seguidores del líder reformista iraní Mir Hossien Mousavi protestan en 16 de junio. Miles salieron a la calles a apoyarlo, pues consideran que le robaron las elecciones. ( Foto: AP Foto/APTN, sacada de un video enviado por un aficionado)
;
BBC

La movilizaciones masivas de esta semana, en desafío de una prohibición oficial, han sido mucho mayores que cualquier otra protesta de los últimos 30 años, y demasiado grandes como para que las autoridades pudieran disolverlas sin exponerse a serias repercusiones, en opinión del periodista de la BBC Jim Muir, experto en temas iraníes.

Según Muir, la actual situación política difiere de los disturbios de 1999 y 2003, que no lograron sus objetivos y sucumbieron ante una dura respuesta de las autoridades.

Ahora, en cambio los eventos podrían ir en otra dirección.

Como explica el periodista de la BBC, los disturbios antes mencionados eran "generalmente incoherentes y sin un vehículo político que los sostuviera" y, además, "tenían el apoyo de Estados Unidos, lo cual hizo que muchos políticos reformistas se desvinculara de ellos por temor a ser calificados de traidores".

Pero la situación actual "responde a un reclamo enraizado firmemente en el sistema político iraní que involucra a altas figuras políticas".

Por todo esto "la actual contienda está ubicada en el mismo corazón del sistema de poder islámico", sostiene Jim Mur.

¿Como aquellos días?

Pero, ¿estamos a las puertas de una nueva revolución?

El periodista y analista Shataqat Rajabian, especializado en Irán, le dijo a BBC Mundo que "la situación actual en Irán es similar a la de la revolución de 1979. Incluso las consignas que se escuchan en las calles reclamando libertad y justicia recuerdan al clamor de aquellos días".

En referencia a las nuevas generaciones de iraníes, Rajabian opina que "ellos no están satisfechos con la revolución que hicieron sus padres y quieren su propia revolución".

Sin embargo, en opinión de la analista regional de la BBC Jenny Norton, "aunque las escenas en la calle recuerden a aquellas de los días previos a la revolución, la situación política actual es muy diferente" a la de 1979.

"Se trata de un movimiento de protesta que, en muchos aspectos surgió inesperadamente mientras que el movimiento contra el Sha se estuvo gestando durante años".

Además, "Mousavi no está prometiendo una revolución. Él es moderado y no es en realidad un reformista. Él forma parte del sistema. Quizás no esté satisfecho de la manera en que Ahmadinejad ha gobernado el país, pero se siente comprometido con los ideales de la República Islámica".

Para Norton, "la gente que vemos protestando en las calles manifiesta su ira por la manera cínica en que ellos sienten que el gobierno los ha tratado en estas elecciones (...) pero no está claro que se trate de un movimiento coherente con otras demandas más allá del reconocimiento de que las elecciones fueron manipuladas".

La analista reconoce que, "no obstante, todo esto puede cambiar, particularmente en el caso de que impere la violencia".


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.