Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/11/13 00:00

Acusados por 11/Sep serán juzgados en Nueva York

Los sujetos serán trasladados desde la prisión de la Bahía de Guantánamo hasta un juzgado de esta ciudad.

Acusados por 11/Sep serán juzgados en Nueva York

El autoproclamado cerebro de los ataques del 11 de septiembre, Khalid Sheikh Mohammed, y otros cuatro detenidos en Guantánamo serán juzgados en una corte federal civil en Nueva York y probablemente se pedirá la pena de muerte para ellos, dijo el viernes el secretario de Justicia, Eric Holder.

Holder añadió en conferencia de prensa que otros cinco sospechosos comparecerán ante cortes militares, incluyendo a Abd al-Rahim al-Nashiri, un importante sospechoso del bombardeo del buque de guerra USS Cole.

Los detenidos en el caso de Nueva York serán enjuiciados en una corte que está a pocas calles de donde se encontraban las Torres Gemelas derrumbadas el 11 de septiembre, señaló el secretario de Justicia.

El traslado de sospechosos de crímenes atroces al territorio estadounidense para procesarlos es una medida clave en los planes del presidente Obama para cerrar el centro de detención de sospechosos de terrorismo en la bahía cubana de Guantánamo. En un principio Obama planeaba cerrar el centro de detención el 22 de enero, pero su gobierno ya no espera cumplir con esa fecha.

"Por casi 200 años nuestro país ha confiado en una adherencia fiel al mandato de la ley", dijo Holder en la conferencia de prensa en el departamento de Justicia. "Una vez más le pediremos a nuestro sistema legal que responda a este llamado en dos jurisdicciones".

El plan que presentó Holder el viernes es una prueba mayor para Obama sobre política general y leyes con respecto al terrorismo. Si el juicio pasa por reveses legales, el gobierno enfrentará la desconfianza de aquellos que nunca quisieron que se realizara en una corte civil. Por su parte los legisladores podrían molestarse de que el presidente lleve a este tipo de sospechosos a sus estados y podrían actuar en represalia contra otros intereses de Obama.

"Sin duda se trata de un cambio profundo sobre cómo manejamos la guerra contra al-Qaida", dijo Glenn Sulmasy, profesor de leyes en la Academia Federal de la Guardia Costera y autor de un libro sobre justicia para la seguridad nacional. "Es verdaderamente sorprendente que los cinco autores intelectuales, si se les puede decir así, de los ataques en Estados Unidos sean enjuiciados en cortes federales tradicionales y abiertas".

El caso de Nueva York también podría forzar al sistema penal a confrontar una serie de asuntos legales difíciles relacionados con los programas contra el terrorismo que comenzaron antes de los ataques del 2001, incluyendo las duras técnicas de interrogatorio que se usaron más de una vez bajo la custodia de la CIA. El más severo de estos métodos de interrogatorio es el llamado submarino seco, o simulación de ahogamiento, que fue usado con Mohammed 183 veces en el 2003, antes de que esta práctica fuera finalmente prohibida por el gobierno estadounidense.

AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.