Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/12/2009 12:00:00 AM

Asesinato en el Museo del Holcausto: ¿resurgimiento de un nuevo nacionalismo?

Para algunos, James von Brunn, el anciano que mató a un guardia en el Museo del Holocausto, es un loco suelto, un caso aislado. Para otros, representa un creciente movimiento racista impulsado por una serie de factores, incluida la llegada del primer presidente negro a la Casa Blanca.

Observadores de todos los sectores coinciden en que las posibilidades de que aumenten los episodios de violencia promovidos por blancos que sienten que están perdiendo poder son altas.

"Creo que va a haber un nivel sin precedentes de conflictos y agitación social", expresó Carol Swain, autora del libro "The New White Nationalism in America" (El nuevo nacionalismo blanco en Estados Unidos, publicado en el 2002) y profesora de ciencias políticas y derecho en la Vanderbilt University.

Swain dijo que el tema de los indocumentados, el crecimiento de las minorías, las preferencias raciales, las altas tasas de delincuencia entre las minorías, la economía y el multiculturalismo son algunos de los factores que impulsan un sentimiento nacionalista entre los blancos.

"Pareciera que se le ha dado vuelta la tortilla a algunos blancos y caen en la desesperación", manifestó Swain.

Un informe de abril del Departamento de Seguridad Interior señaló que extremistas de derecha podrían explotar la recesión y la llegada de Barack Obama a la presidencia para reclutar miembros.

El ex agente del FBI Danny Coulson, quien dirigió la investigación del atentado terrorista de 1995 en Oklahoma City y preside ahora una firma que ofrece servicios de seguridad, declaró que los agentes del gobierno han intensificado su vigilancia de organizaciones que creen en la supremacía de la raza blanca desde la elección de Obama, y que notaron un aumento en sus actividades y en su reclutamiento de gente.

"Estos grupos neonazis han estado agazapados desde hace mucho tiempo", expresó. "De repente viene un presidente afro-americano y detestan esta situación. Tiene posiciones duras en torno al control de armas, y también lo detestan".

El movimiento rebasa a los neonazis. Organizaciones que defienden los derechos de los negros y los hispanos ofrecen modelos de cómo promover los intereses de los blancos.

Louis R. Andrews, presidente del National Policy Institute, que defiende precisamente esos intereses, dice que no postula la violencia, pero que pronostica que una creciente animosidad racial dé lugar a episodios violentos.

Andrews negó que se hayan dejado atrás muchos prejuicios raciales con la elección de Obama. "Sigue habiendo un conflicto", sostuvo.

Indicó que votó por Obama porque "quería destruir el Partido Republicano, para que resurgiese como un partido que defiende los intereses de los blancos y no los de las elites económicas".

Swain opina que hay mucha gente blanca que expresa puntos de vista "nacionalistas" pero que no encaja en el estereotipo de un extremista, como profesores, científicos y funcionarios elegidos.

"¿Qué hace que una persona llegue a odiar a otra?", preguntó.

Históricamente, la respuesta es una mala economía, combinada con otros factores, según los académicos.

"El odio está allí. Factores sociales lo exacerban y lo sacan a la luz", manifestó Jacques Berlinerblau, profesor de civilización judía de la Georgetown University. "Es como si hubiese una señal silenciosa, una señal que dice que es algo necesario, que hay que hacerlo".

El psicólogo David Eigen dijo que alguna gente puede "explotar" por situaciones como la pérdida del trabajo y otros eventos traumáticos.

"Se supone que los hombres no pueden sentirse impotentes e indefensos", expresó Eigen. "Cuando empiezan a sentirse así, sienten en su interior irritación y vergüenza, y lo proyectan. Por cientos de años los judíos fueron un blanco conveniente".

"Algo se está gestando en la sociedad", señaló. "Se abrió una herida y queremos ponerle una curita, pero ya es demasiado tarde".

En Pittsburgh, Richard Poplawski le disparó a tres policías que había llamado su madre. Poplawski estaba molesto porque se había quedado sin trabajo y pensaba que Obama prohibiría tener armas, según sus amigos.

Poplawski había colocado varios mensajes racistas en un portal extremista en los meses previos, de acuerdo con la Liga Antidifamación.

"Hace tiempo que estoy a la expectativa", dice un mensaje que supuestamente escribió él, "y creo que aumentaré mi activismo en el futuro cercano"
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?