Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/2008 12:00:00 AM

Automotrices se hunden en la quiebra

El presidente George W. Bush anunció un salvavidas para rescatar a Ford, Chrysler y General Motors, los tres grandes fabricantes de automóviles.

;
BBC
 
La Casa Blanca dijo que suministrará US$17.000 en préstamos a la industria. El presidente Bush subrayó que permitir que el sector cayera en la quiebra no sería "un acción responsable".

Con él coincidió su futuro sucesor en la Casa Blanca, Barack Obama, quien señaló que un colapso en la industria automotriz hubiera tenido consecuencias devastadoras en la economía estadounidense. El presidente electo también llamó a los empresarios a no desperdiciar esta oportunidad.

A corto plazo los fabricantes de autos recibirán US$13.400 millones del paquete de US$700.000 millones aprobado para rescatar a Wall Street. El resto llegará antes de finales de marzo.

Sin embargo, Bush señaló que las empresas tienen que tomar decisiones duras, ya que la industria necesita introducir cambios. La reforma requerirá "concesiones significativas de todos los actores de la industria automovilística", declaró el mandatario.

El corresponsal de la BBC en Washington, Kevin Connolly, señala que los altos salarios que pagan las tres principales empresas estadounidenses en comparación con sus competidores, además de los beneficios de sus planes de pensión y salud para los jubilados, se incluyen entre los aspectos que los fabricantes tendrán que tratar, a cambio de recibir el dinero.

Plan rechazado
Las compañías habían solicitado inicialmente al gobierno unos US$34.000 millones en créditos blandos para mantenerse a flote, pero ni siquiera un acuerdo entre la Cámara de Representantes y la Casa Blanca por sólo US$14.000 millones logró superar las reticencias en el Senado.

Justamente, la última esperanza para las automotrices era que finalmente el gobierno decidiera asistirlos con una parte del fondo de rescate financiero de US$700.000 millones que fue aprobado para el rescate de bancos y fondos de inversión.

Todas las empresas automotrices habían anunciado recortes de producción debido a que la crisis económica provocó una disminución en las ventas.

En repetidas ocasiones Chrysler, Ford y GM advirtieron que millones de empleos se perderían si el gobierno no aprobaba un paquete de ayuda.

El reportero de temas económicos de la BBC, Mark Gregory, señala que sin el paquete de ayuda Chrysler y GM probablemente se hubiesen declarado en bancarrota en pocas semanas.

Agrega Gregory que no todo el mundo pensaba que el quiebre de las empresas tendría un efecto tan devastador como lo sugería el sector automotriz.

Bajo las reglas estadounidenses a las empresas que caen en bancarrota se les da la oportunidad de renegociar sus deudas.

Nuestro corresponsal apunta que muchos republicanos piensan que hubiese sido mejor, a largo plazo, dejar que quebraran para crear las condiciones que facilitarían la toma de decisiones duras, en especial el recorte de salarios, que permitirían a las empresas mantener un nivel verdaderamente competitivo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.