Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/08/09 00:00

BP reanuda perforación de pozo de alivio en el Golfo de México

BP y el gobierno han dicho desde hace meses que intersectar el pozo y bombear lodo y cemento en él son la mejor solución para asegurarse de que no vuelva a derramar crudo al océano.

BP reanuda perforación de pozo de alivio en el Golfo de México

Los ingenieros de BP reanudaron el lunes la perforación del último tramo de un pozo de alivio para completar el sistema diseñado para sellar permanentemente el pozo averiado en el Golfo de México que derramó crudo durante más de 12 semanas.

BP y el gobierno han dicho desde hace meses que intersectar el pozo y bombear lodo y cemento en él son la mejor solución para asegurarse de que no vuelva a derramar crudo al océano.

El almirante jubilado de la Guardia Costera Thad Allen, quien encabeza la supervisión del gobierno, dijo el lunes que el cemento forzado a bajar la semana pasada desde la parte superior del pozo averiado se ha endurecido lo suficiente para que los trabajadores pudieran comenzar a perforar los últimos 30 metros (100 pies) del pozo de alivio.

Los ingenieros estaban perforando seis a nueve metros (20 o 30 pies) a la vez, y luego hacían una pausa para asegurarse de que estaban todavía en la dirección correcta para atajar el pozo dañado. Podría ser hasta el final de la semana cuando ambos pozos se crucen.

La semana pasada se bombearon miles de galones de lodo y cemento a través de un sello que finalmente frenó el derrame el 15 de julio.

Ni BPO ni el gobierno han estado dispuestos a declarar una victoria definitiva sobre el derrame antes de que sea concluido el pozo de alivio, pero el almirante Allen, que supervisa las operaciones de limpieza y contención del derrame por el gobierno federal, dijo que no existe virtualmente ninguna probabilidad de que el crudo vuelva a derramarse.

Unos 784 millones de litros (207 millones de galones) de petróleo se derramaron en el Golfo de México luego que la plataforma Deepwater Horizon explotó en la costa de Luisiana el 20 de abril. La explosión mató a 11 trabajadores y arrojó petróleo en los delicados pantanos costeros y bolas de alquitrán en las playas.

El costo de las repuesta por BP ha ascendido a 6.100 millones de dólares, dijo la compañía el lunes.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.